miércoles, 14 de septiembre de 2011

Julia "Chiquita" Constenla 1927 - 2011

La periodista Julia "Chiquita" Constenla falleció hoy a los 83 años de edad en el hospital Italiano de la Capital Federal, durante una operación intestinal. Periodista, se había iniciado en la revista "Damas y Damitas", trabajó en la revista Gente, y en los '60 dirigió la revista "Che", de marcada simpatía con la revolución cubana
Constenla nació en la provincia de Tucumán en 1927. Maestra y periodista, fue colaboradora y redactora de distintas publicaciones, como Chicas, Mundo Argentino y Che. Se desempeñó como secretaria de redacción de Mucho Gusto, Gente, Crisis y Cuadernos del Tercer Mundo.
También fue periodista de radio y TV y directora de Radio Belgrano (1985-1989). Dirigió la editorial Tiempo de Ideas, la colección Crónicas (editorial Jorge Álvarez) y los Cuadernos de Crisis.
También fue interventora de radio Belgrano con la restauración democrática, realizó una biografía sobre Ernesto Sabato y una biografía sobre la madre de Ernesto "Che" Guevara, entre otros trabajos que marcaron su vida profesional.
Constenla era viuda del periodista Pablo Giussani, autor del libro "Montoneros, la soberbia armada", con quien se había exiliado en Roma.
Carlos Ulanovsky: Chiquita fue la luz de un faro orientador que, espero sinceramente, no me deje de alumbrar
Palabras de Ulanovsky en el homenaje por el día del periodista que le brindó FoPeA, en junio de este año
Voy a mencionar unas pocas pero más que suficientes razones para que se entienda por qué Julia Josefina Chiquita Constenla es merecedora de esta distinción, en su condición de mujer de este y otros muchos variados tiempos.
A saber:
  1. Con un singular sentido de la ubicuidad podríamos afirmar que Chiquita estuvo en los lugares que había que ocupar en los momentos justos. Y podríamos afirmar exactamente lo contrario, porque el haber estado en algunos de esos lugares le generó una cantidad de sobresaltos que bien se podría haber ahorrado. En ninguno de ambos casos le fue mal, de hecho lo viene haciendo desde los años 40, siempre quilombera, nunca tranqui, en Tucumán, Buenos Aires, Francia, Italia, Estados Unidos, Buenos Aires, el mundo. Fíjense solo en algunas estaciones de su largo y rico viaje: la revista Chicas de Divito, Tarea Universitaria, Damas y Damitas, la inolvidable revista Ché, la editorial de Jorge Alvarez, Buenas tardes mucho gusto, la revista Gente, la revista Crisis, los Cuadernos del Tercer Mundo, exilio ítalonorteamericano, dirección de Radio Belgrano, asesorías, editorial Tiempo de Ideas, libros por doquier, proyectos y más proyectos. Claro, sin frenar nunca la esmerada atención de su estandarte afectivo, familiar y amistoso. Crió cuatro hijos, le enseña a sus nietos, plantó árboles de dignidad, escribió muchos libros.
  2. Constel, Consteleishon, Julita, la Constela, la inefable Chiquita ha sido en los últimos años figura emblemática de la democracia recuperada. Es la biógrafa del Ché Guevara y de su madre Celia. Hizo hablar a monseñor Laguna así como siguió hasta el final la vida y obra de Ernesto Sábato. Glosó a Raúl Alfonsín y reseñó la vida italiana en el país pero a mí el libro suyo que más me gusta es aquél en donde se reescribe a si misma y nos cuenta que Vivir vale la pena.
  3. Si cotejáramos con cuidado su vida pública y su vida privada veríamos que ambas entidades se parecen llamativamente, en especial porque en cada una le tocó luchar permanentemente.
  4. Mencionaré algunas otras virtudes. Por ejemplo, que es notablemente laburadora y en esa incesante persecución y generación de nuevos proyectos se nota que no busca la trascendencia: busca la manutención, habida cuenta que en este querido oficio nuestro, la trascendencia va y viene, caprichosa y arbitrariamente.
  5. Aprendió a pedir (socorro, auxilio, datos, libros, espíritu ajeno, opiniones) con propiedad, mesura y gracia. Y si no se cansa de hacerlo, es, además, porque a la par da, da y da, elogios, asistencia compañera en buenos y malos momentos y –Chiquita de esto te quería hablar- guisos excelentes. Y esto que acabo de afirmar me consta personalmente.
  6. Tiene la enorme virtud de reírse de si misma, ejercicio que practica con mucha frecuencia. Y, en ocasiones, incluso, olvidando apellidos y confundiendo identidades, asume el papelonazgo y lo honra porque en tales circunstancias sus carcajadas son todavía más atronadoras.
  7. Suele preguntarse, eso sí, con estilo y con delicadeza,¿Qué hago yo aquí?, cuestión crucial si las hay ya que no tiene respuesta certera y que debe estar preguntándose en este mismo momento.
  8. Ella sabe, se lo he dicho en más de una ocasión y aprovecho para decirlo públicamente, que su tesón, su búsqueda, su forma de estar activa, su modo de seguir en la actividad, de decir presente, su manera tan alegre y tan digna de seguir mostrándose y reinventándose, representa para gente como yo (apenas unas horitas menor que la Constenla) la luz de un faro orientador que, espero sinceramente, no me deje de alumbrar.
  9. Y lo último, casi una curiosidad personal: ¿ quién le habrá puesto Chiquita a esta grande?.
Felicidades Constenla, disfrutá de este muy merecido premio.Gracias. Una cosa más. Me di cuenta que la enumeración llegó a nueve. Amante como somos los periodistas de convenciones tan banales como la de las fechas, aniversarios o números redondos, sugiero que en este caso el 10 sea un casillero para que lo llenen ustedes. O que lo complete Dios.
Julia "Chiquita" Constenla en el programa "Dicen que dicen", conducido por Alberto Lotuf
"Dicen que dicen", ciclo de entrevistas que se emite los sábados a las 20:30 horas por A24 y miércoles a las 00:00 por Canal 3 de Rosario
Foto: FoPeA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: