sábado, 15 de noviembre de 2008

La venta de Del Plata. La nueva radio K

La constructora Electroingeniería y el empresario Sergio Szpolski se quedaron con la AM de Tinelli. Secretos de una operación silenciada.
Por Daniel Seifert
Qué vas a hacer el año que viene, Nelson?”, le preguntó hace dos meses Marcelo Tinelli a Nelson Castro. “Tengo contrato hasta fines del 2009, ¿vos seguís?”, retrucó el periodista, que recibió una firme respuesta del que se presuponía hasta entonces su jefe y dueño de Radio del Plata: “Sí, me quedo”. Sin embargo, la sorpresa llegó el último lunes 10 a oídos de figuras y productores de la emisora. Fabián Scoltore, la mano derecha “empresaria” del conductor de ShowMatch, decidió anunciar que el miércoles 12 finalizaba la gestión Tinelli al frente de la AM 1030: Tinelli vendió la emisora a la empresa cordobesa Electroingeniería, una polémica firma vinculada con el superministro Julio De Vido, una de las más beneficiadas con la obra pública kirchnerista, denunciada por diputados de la Coalición Cívica por sobreprecios en obras eléctricas e involucrada en la trama de las coimas del caso Skanska. Esa firma pagó 8 millones de dólares, según admitió su propio presidente, Osvaldo Acosta, a medios cordobeses.
Lo curioso es que, según una fuente directa de la transacción, la venta se habría realizado hace cuatro meses. Y para reforzar la magra pauta publicitaria de la emisora, Electroingeniería se habría asociado luego a Sergio Szpolski, el dueño de las revistas Veintitrés, Siete Días y Newsweek Argentina, de los diarios BAE y El Argentino y uno de los empresarios de medios que más publicidad oficial recibe del Gobierno. ¿Por qué las partes no anunciaron el traspaso? ¿Qué hay detrás del último desembarco K en los medios de comunicación?

En silencio. A fines de julio, Tinelli negó la venta de Del Plata “a Electroingeniería o a nadie”. Desde Ideas del Sur se limitaron a informar que lo que sí había sucedido era un cambio en la composición societaria de la radio: el conductor anunció que entonces le compró el 40 por ciento de las acciones a su socio, hasta entonces igualitario, el empresario del negocio de prepagas Claudio Belocopitt, dueño de Swiss Medical Group. Pero, en realidad, no fue el único cambio. Radiodifusora del Plata –así su nombre en los papeles– pasó de ser una sociedad en comandita a una anónima, figura que mantiene la identidad de los accionistas en reserva. “Tinelli compró el 90 por ciento para vendérselo todo a Electroingeniería, a través de una firma vinculada a ese grupo. Szpolski ingresó recién a principios de noviembre con un 21 por cierto para ser la pata comercial”, le detalló a Noticias una fuente directa –y por lógica, interesada– de la transferencia.
La venta incluiría la aceptación de parte de los compradores de la deuda acumulada por la emisora en la gestión Tinelli, que se elevaría a 35 millones de pesos. Electroingeniería habría abonado 6 millones de dólares para saldar parte del rojo, habría financiado el resto del pasivo y los 2 millones restantes serían para Tinelli, la misma cifra en la que se la adquirió al grupo mexicano CIE, a fines del 2003. En tanto, Belocopitt mantendría el 10 por ciento restante de acciones. De ser cierto que la venta ya se produjo, ¿por qué razón Tinelli no la blanqueó antes? ¿Para no quedar vinculado a empresarios K? ¿O para no producir incertidumbre en las figuras de su radio?
La relación entre el Gobierno y Tinelli es ambivalente. El conductor contó con la presencia del ex presidente Néstor Kirchner en la fiesta inaugural de la radio, pero luego tuvo que soportar los aprietes de la Casa Rosada, que demoró trámites burocráticos para aprobar su compra para condicionarlo. Tinelli calificó de “López Rega de Kirchner” al ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, por haber involucrado a su productora en una trama de facturas truchas durante la campaña electoral porteña. Pero después se ofreció para la foto de cierre de campaña de Cristina Fernández, a cambio de millonarios fondos públicos para un polideportivo en Bolívar.
Finalmente, las razones de la venta estarían en los 700.000 pesos de déficit operativo mensual que habría llegado a tener Del Plata, aunque está tercera en el rating de lunes a viernes y cuarta en el general.
Esta semana, en la radio se esperaba un blanqueo de la operación oficial, que hasta el cierre de esta edición no había sucedido. Tinelli le hizo saber a Noticias que “no le interesaba” aún hacer declaraciones sobre este tema.
Esta revista intentó averiguar por qué una firma sin antecedentes en medios como Electroingeniería decidiría ahora desembarcar en este mercado. Carlos Bergoglio, gerente de comunicación institucional de la empresa, se limitó a explicar que la firma cordobesa “siempre se quiso diversificar en todos los rubros”. “Ya está consolidada en el eléctrico, en las obras civiles y tiene negocios agroindustriales.
¿Por qué no medios? Es parte de una expansión horizontal”, explicó el vocero. Por su parte, Sergio Szpolski fue breve en su respuesta: “Firmamos un convenio con la radio para gerenciar la parte comercial”. No quiso afirmar ni desmentir si ese convenio incluyó un traspaso de acciones en su favor. ¿Podría Szpolski ser un mero gerenciador en este negocio? Dados sus antecedentes y su privilegiado acceso a la caja de la publicidad oficial, parece improbable.

Quién es quién. Sergio Bartolomé Szpolski le pide a su secretaria que en su escritorio, todos los días, haya una docena de rosas frescas. Ex rabino, metrosexual y fanático del gimnasio, este empresario empezó en los medios como socio de Daniel Hadad, otro hombre de negocios que, como él, pasó del menemismo al kirchnerismo. Su conglomerado de productos –todos ellos de baja circulación– recibió sólo en el primer semestre de este año 3.629.124 pesos en publicidad oficial, el grupo más favorecido en el rubro revistas, según datos preliminares de un informe de Poder Ciudadano al que accedió Noticias. Con Kirchner y la canilla de pauta oficial del secretario de Medios, Enrique “Pepe” Albistur, siempre abierta para empresarios amigos, Szpolski mantuvo Veintitrés, relanzó Siete Días, abrió la versión argentina de Newsweek, compró los diarios Buenos Aires Herald y Bae, y creó el gratuito El Argentino, el platense Diagonales y el semanario intelecto-kirchnerista Miradas al Sur.
Sus socios son los dueños de Electroingeniería, Osvaldo Acosta y Gerardo Ferreyra, quien en los años ’70 fue compañero de militancia y de prisión del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini. Sin embargo, fue por Julio De Vido que la empresa pasó a ser la 11ª compañía que más obras públicas recibió en la era K, según un informe de la Coalición Cívica. El vínculo es tan estrecho que hasta uno de los hijos del ministro, Juan Manuel, habría trabajado en la sede de Córdoba. Con el guiño del ministro de Planificación, la empresa pasó de ser una PyME cordobesa que hace 30 años construía tableros eléctricos a transformarse en un pulpo nacional y diversificado: construyó viviendas de planes oficiales y dos centrales eléctricas; compró la empresa concesionaria de peajes del corredor vial 3 y el 50 por ciento de Transener –la firma monopólica del transporte de energía de alta tensión–, asociado con la estatal Enarsa, entre muchas otras obras y negocios.
También quedó involucrada en el caso Skanska por un presunto intento de coimas abortado. Y fue denunciada por supuestos sobreprecios de 150 millones de pesos en la construcción del tramo Puerto Madryn-Pico Truncado de una red de alta tensión, detalle que el Gobierno obvió cuando le renovó esa concesión hasta el 2088.

Desembarco. A principios de agosto se instalaron en la radio los primeros cordobeses para realizar una auditoría. Pero ya un mes después, dos de ellos ocupaban la cúpula jerárquica de la emisora. Se trata del gerente general Leopoldo “Lolo” Elíes y del gerente administrativo Martín Pereyra, quienes en junio pasado crearon la firma Grupo Empresarial Argentino SA, por la que se habría canalizado la venta de Del Plata. Elíes sería hijo de un alto ejecutivo de Electroingeniería. Y Pereyra es empleado de la consultora Consar SA, otra firma cordobesa, a la vez socia de Electroingeniería en la sociedad Adfisa SA.
El rumor de que empresarios “amigos del poder” pudieran ingresar en los medios recrudeció en plena crisis del Gobierno con el campo. Desde entonces, los Kirchner, recelosos del periodismo independiente, blanden como arma de presión la modificación de la Ley de Radiodifusión. Esta revista ya informó sobre la insólita oferta del ex chofer de Kirchner y empresario de medios, Rudy Ulloa, para comprar Telefe en 320 millones de dólares. Empresarios amigos del poder para domar medios críticos. Ese parece el plan. El caso de Radio del Plata es sólo la primera jugada.

En la foto superior:
Gerardo Ferreyra que habría pagado u$s 8 millones por la radio de Marcelo Tinelli y Sergio Szpolski el socio oculto.
Fuente: Revista Noticias

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: