viernes, 29 de enero de 2016

"No soy testaferro de Szpolski ni de Capitanich", dice Mariano Martínez Rojas, el nuevo dueño de Tiempo Argentino

Quién es el extraño comprador de los medios Kirchneristas. Denuncias por estafas y enigmáticos inversores
Por: Giselle Leclercq, Marcos Teijeiro y Nicolás Lucca
Habla mirando fijo a los ojos y le gusta referirse a si mismo en tercera persona, a lo Maradona. Citó a Noticias en el Palacio Duhau, en un reservado a puertas cerradas del elegante hotel, en lugar de sus oficinas del Palacio Alcorta. Una recurrencia palaciega que completa su evidente apego a los símbolos de status, como los autos de alta gama y la referencia reiterada a amigos “extranjeros” poderosos e inversores norteamericanos de los que se guarda la identidad.

La pregunta del millón es quién es en verdad Mariano Martínez Rojas (37), el empresario que acaba de comprar el diario Tiempo Argentino y Radio América al kirchnerista Grupo Veintitrés por una suma “algo”superior a la que trascendió, de 2.3 millones de dólares, según aseguran en su entorno.

Dice que, aunque lo creen correntino, creció en Buenos Aires, cursó primaria y parte de secundaria en el Colegio La Salle, hasta que a su padre militar lo destinaron a Misiones. Finalmente, la familia se instaló en Corrientes donde hizo dos intentos universitarios: abogacía y administración de empresas. Pero abandonó. “Incursioné en el rubro textil; del textil al financiero y terminé de vuelta en Buenos Aires, con idas y vueltas, con errores cometidos en Corrientes como ya se citó en algún lado”, dice.

Los errores son causas judiciales por estafas que de a ratos asume, niega o califica como “camas” que le hicieron.

¿Quién es usted?
Soy Mariano Martínez, desembarqué con un grupo inversor norteamericano en la compra de medios. Empecé en el tema financiero con un grupo asiático muy grande.

¿Cuál?
Un grupo que mueve el 80% del negocio textil hoy en Argentina. Los asesoraba en finanzas. A través de ellos fui conociendo del negocio, gente de afuera, fui creciendo y armando clientes. Soy un tipo muy lobbista. Me gusta relacionarme y conocer gente. Una cosa fue llevando a la otra, empecé a abrir el abanico, a dedicarme a lo que era show y espectáculos, asociándome con Fénix Entertainment en todo lo que es el NOA y Paraguay. Nos consolidamos, armé mi empresa: M Deluxe. Después me interesé medios. Charlando con amigos me dicen “este grupo está a la venta, nosotros conocemos a la gente, te acercamos y empiezan a conversar a ver si concretan algo”.
¿Así conoció a Szpolski?
Así lo conocí.

¿No lo conocía de antes?
No, es más, lo conocí acá (Palacio Duhau). Me lo presentaron, le dije que estaba interesado en el paquete que tenía.

No todo…
No. Compré Tiempo Argentino, Radio América y la revista Forbes, que era de ellos, pero perdieron la licencia hace ocho meses. Por el resto estamos negociando.

¿Tiene intenciones de quedarse con el canal de cable CN23 y las otras radios?
Si me cierran los números, sí. Igual yo no vengo sólo por este paquete. La idea es ser el segundo grupo más fuerte de medios de Argentina. No le tengo miedo a nada, te lo digo así. Y espaldas, lo que me estoy dando cuenta en las últimas semanas, me sobran. O sea, inversores es lo que sobra. Falta gente como yo con ganas de hacer.

También ofrece servicios inmobiliarios
Gestión. En forma personal, acá y afuera, de compra y venta para terceros, con comisión. Tengo muchos amigos. Lo que me pidas, si lo puedo tener, lo tengo, y si no, te lo consigo. Siempre fui así. Soy muy comerciante. Si vengo en un auto y me decís “me gusta tu auto”, yo te digo “te lo vendo, tomá las llaves”. Soy así, pero con todo. Si vos me decís “che, estoy interesado en un edificio, en una propiedad, estoy buscando algo en Nueva York, en Miami”te digo “Pará que yo tengo un amigo, le escribo, dejame ver qué puedo conseguirte”.

¿Aún lo hace?
Sí, porque es innato. Aunque me digas “pero hoy tenés un holding, ¿para qué te tomás el trabajo de llamar a alguien?”. Me nace. Disfruto de levantarme todos los días y ver que cosa puedo hacer o qué cosa nueva puedo inventar. Dicen que nadie me conoce, eso es mentira. De los diez tipos que manejan los medios, cinco almuerzan en Dashi. Yo almuerzo ahí todos los días. ¿Vos pensás que no me conocen?

Usted dice que representa a un grupo de intereses norteamericanos ¿Quiénes son?
Amigos míos que aportan, amigos que fui conociendo a lo largo del último año y medio, te diría, más que en los últimos años.
¿Por qué comprar medios ahora?
Como negocio es muy rentable…

Tiempo Argentino es deficitario y el Estado le debe mucha pauta
Vamos a separar las cosas. Yo soy empresario, no político, no valijero como me llamaron, no todas esas cosas. Miro y analizo. Compré un negocio deficitario para hacerlo eficiente. Andá a comprar Clarín, que anda perfecto y gana mucha plata. Pero andá y pagá lo que vale, también. Yo compré, te lo digo en criollo, algo barato que lo puedo arreglar, pintar y que funcione. Es un negocio, no es otra cosa. Un negocio con un problema.

¿El grueso del capital para la compra viene de afuera o usted pone también parte de su patrimonio?
Pongo parte de mi patrimonio. Generé algo que en Buenos Aires, en el sector financiero, es vox populi, y el resto viene de afuera. Al margen de eso, yo compré un agujero sin fondos. No es que puse plata: la plata la voy a ir poniendo a partir de ahora. No es como dicen. Compré algo que vale equis dinero. Pero en realidad pagué una deuda de equis dinero y no la pagué tampoco: estoy arreglándola y solucionándola con todos. O sea, tuve reuniones con banqueros desde las 12 del mediodía hasta llegar acá. (N. de la R: 5 de la tarde) Y así tengo todos los días.

¿Cuántos acreedores tiene el Grupo Veintitrés?
Existe un número, pero es privado. Por eso estoy reuniendo inversores. Algunos pueden ser locales, no tienen que ser sólo de afuera, como los tengo también. Porque el negocio se tornó atractivo. No habría hecho ningún negocio el año pasado. O antes.

¿Por qué?
Porque no servía. Es muy simple.

¿Económicamente?
Económicamente. Yo no tenía un cliente mío de afuera que ponga ni diez centavos para hacer algo en la Argentina. La situación en la que estaba el país no era buena desde hace unos años. No es algo que diga yo, no es una cuestión política; es netamente una cuestión económica. ¿Vos habrías comprado una empresa el año pasado? Hago plancha. Hoy, para la gente de afuera es muy bueno el viento nuevo que vino. Y yo como inversor también te diría que tengo muchas expectativas de acá en adelante. Si no, no te diría que vine a quedarme y voy por todo. No meto marcha atrás, puse primera y no meto nunca marcha atrás. Así tenga que pagar el costo que estoy pagando.

¿Cuál?
La exposición, que busquen ensuciar a alguien que viene a invertir, a un país en el que hasta hace tres meses nadie venía a invertir.

Pero usted tiene causas por estafa…
No tienen sustento ninguna de las denuncias, las testigos jamás se presentaron. El pedido de nulidad de la causa está lento. Creo que después de la feria va a ser más rápido. Es una cuestión de plata. Si la gente te quiere sacar algo…

Según el sistema de calificación crediticio, su situación es moderada, la de su hermano irrecuperable, y la de su esposa (N. de la R: fueron sus socios) tiene alto riesgo de insolvencia
No repercute en nada. ¿Mi nivel financiero crediticio? No te dan una tarjeta black si no tenés un buen nivel financiero. La realidad es que vine y me hice cargo de algo de lo que nadie quiere hacerse cargo. Hay gente que lleva tres meses sin cobrar. Pero eso no lo muestran. No muestran que fue Mariano el que, primero que nadie, se sentó a hablar.

Al límite. Efectivamente, Martínez Rojas sigue con causas judiciales vigentes en Corrientes. En el juzgado de instrucción Nº 4, a cargo del Dr. Leandro Andrés Maciel, consta una causa iniciada por el artista plástico y arquitecto Hugo Sotelo. El expediente 103141/13 lo investiga por estafa en la compra de un auto de alta gama que nunca se abonó y tiene anexada la denuncia de Pedro Kaenel, por las mismas razones, por lo cual ambas causas se resolverán en conjunto. “La etapa de instrucción ya concluyó. Ahora cuando se levante la feria judicial el juez deberá resolver si con los elementos que se reunieron en la investigación dicta su procesamiento”, explica el titular de la Fiscalía de Instrucción Nº 1, Buenaventura Duarte.

Otro de los puntos en común en ambas causas es que los cheques sin fondos emitidos pertenecían a Grupo Norte SRL, razón por la cual también están imputadas en ambas causas la madre de Martínez Rojas y su esposa, María Inés Mozzati. En un principio, también se había imputado al hermano, Fernando, quien es el vicepresidente de la sociedad, pero una junta médica determinó que no puede ser juzgado debido a su incapacidad mental. Sotelo y Kaenel no serían los únicos en haber sido estafados, sin embargo, sí fueron los únicos en avanzar en causas judiciales. En Corrientes señalan que otros damnificados llegaron a arreglos extrajudiciales con Martínez Rojas.

Además de la causa por el automóvil, Sotelo también denunció al empresario por la desaparición de una de sus obras. En 2013 la Fiscalía Nº 10 de Comodoro Py abrió el expediente Nº10314 para investigar la sustracción de una obra de arte. Tras un juicio abreviado, Martínez Rojas se declaró culpable de la apropiación y secuestro de una pintura valuada en casi 50.000 dólares. Por esto fue condenado a tres años de tareas comunitarias.

En una nota publicada en Tiempo Argentino afirmó que iba a mantener la línea editorial del diario
No afirmé que tenía planeado mantenerla. Yo dije que vamos a ver de acá en adelante, cuando se reestructuren ciertas cosas con prioridad en los sueldos, cómo seguimos la línea en base a todo el grupo, no en base a cada uno por separado. Hay cosas que a mí no me gustaban de antes, al sentarme a leer el diario. Esas cosas no pasarán. Busco más una realidad, no agarrar el diario y leer una mentira.

¿Veía que Tiempo Argentino mentía?
Sí. Tiempo Argentino como varios medios más que son vox populi. Creo que con decir la verdad, no perdemos. Y que la gente confíe.

¿Pudo conocer a Garfunkel?
Sí. Una sola vez. Su relación con Szpolski está totalmente quebrada, creo.

Pero también tuvo que negociar con él…
No tengo que negociar con él. Yo me siento, hago una oferta, está en ellos como grupo aceptarla o no aceptarla. De ahí en más son los abogados, los contadores, los que se encargan de encaminar todo. Si está todo OK y están todas las cosas en regla, se firma. Si no no se firma absolutamente nada.
¿No van juntos a las reuniones?
Jamás. Eso no existe. Viene un apoderado de Matías. Sergio está siempre. No se cruzan. Si ves cómo está el Grupo hoy… Es un agujero sin fondos. Me senté en una reunión y les dije “esto parece un ministerio”.

¿Se reunió con personal periodístico jerárquico de Tiempo Argentino y Radio América?
Me reuní el día cero. Hice todo al revés de lo que hace un empresario normal. Hice un acuerdo por el que, supuestamente, tenía que entrar en 90 días al diario y hacerme cargo. Más allá de que ya compré y soy dueño desde el primer día, tenía que analizar, hacer auditoría, ver la situación, sentarme con banqueros, con proveedores. Pero terminé de firmar y me fui al diario. No soy alguien que se esconde, si es algo mío yo quiero ver cómo es, cómo funciona, y lo quiero ver ya, no dentro de 3 meses, en tres meses comenzó la carrera y ya es tarde.

¿Usted es testaferro de Szpolski?
Esperen dos meses y verán quién era quién. Busco una tirada nacional de acá a dos meses, no que el diario desaparezca. Estoy renegociando con toda la gente, y tengo problemas con todo el mundo. Creo que los últimos empresarios que adquirieron medios acá pertenecían al gobierno anterior. Acá no se pertenece a ningún gobierno, ni padrino, ni hay nadie atrás. Soy un aventurero.

¿Dentro del macrismo no conoce a nadie?
No. Sí conozco de tomar café en el mismo bar. Tengo oficinas en el Palacio Alcorta, desayuno, almuerzo abajo. Me conoce todo el mundo, soy un pibe muy sociable. Si entrás mañana y te veo acá, te digo “vamos a tomar un café”. Me siento, hablo, no me escondo.

Se le señalaron vínculos con gobernadores peronistas…
No, eso no existe.

Capitanich e Insfrán, puntualmente. ¿No le aportan?
Descartalo 200%. No tengo ningún tipo de relación. No los conozco.

Antes de terminar la charla, Martínez se auto-diagnostica: “Podés pensar ‘este pibe es un demente’ y yo te voy a decir que sí, pero que es un demente que no es ningún boludo.

Denuncia: Cheques sin fondo
Pedro Kaenel conoció a Mariano Martínez Rojas en Corrientes, por intermedio de un amigo. El flamante empresario de medios quería comprarle su BMW. “Al principio yo no quería vender -recuerda Kaenel- pero después me pareció que era un buen negocio. Pactamos un precio y me trajeron cheques a nombre de Mariano. Me dijeron que no iba a haber ningún problema y que, si surgía algo raro, él se iba a hacer cargo. Le exigí que llenara la planilla del 08 y fui al registro a hacer mi parte. En el formulario puso los datos del Grupo Norte SRL, que es la sociedad de la que Mariano formaba parte con la mujer y el hermano.”

Según el relato de Kaenel, los cheques empezaron a rebotar sin fondos y al principio el comprador se hizo cargo, como le habían prometido. “Un día, unos amigos me invitaron a Buenos Aires de casualidad y mientras íbamos por una avenida vi que mi auto (lo reconocí por la patente, GII 613) estaba a la venta en la vidriera de Munafo Automotores. No tengo ni idea cómo llegó ahí, pero entré al local como si fuera un potencial comprador y cuando pedí que me mostraran los papeles vi que no estaba transferido. Me preocupé mucho porque el auto estaba a nombre de mi madre así que lo llamé a Mariano. Yo estaba muy enojado porque le había dado mi confianza y los cheques habían rebotado. Él me dijo que lo iba a solucionar y que me quedara tranquilo, pero nunca hizo nada. Enseguida el auto dejó de estar en esa concesionaria. Un tiempo después, el auto fue denunciado como robado en Florencio Varela y hoy sé que está radicado en Lomas de Zamora. Todo eso es rarísimo porque era instransferible porque nosotros habíamos revocado el 08.”

Sigue contando Kaenel: “Mariano empezó a conseguirme autos y motos de alta gama pero a bajo costo, como para ir pagándome lo que me debía. Tengo entendido que él compraba esos vehículos con cheques sin fondo y los vendía inmediatamente en efectivo. Subía su capital en efectivo pero nunca pagaba los autos que había comprado para vender. Por ejemplo, me consiguió una moto y me dijo que no había ningún problema, que simplemente estaba teniendo una atención conmigo. Pero la moto tenía un dueño en Resistencia, a quince minutos de Corrientes. Se me armó un problema grande por eso porque uno tenía los papeles y otro tenía la moto. Así se maneja, aunque si hablás con él parece muy sensato, tiene respuestas para todo.”

En el 2013 Kaenel denunció el hecho a través de su abogado, Ernesto “Tito” González, quien al poco tiempo fue asesinado en un bar de Corrientes por un cliente que también se suicidó en el lugar. Kaenel dice que por entonces se fue del país y abandonó el tema.

El denunciante cree que hay muchos más casos como el suyo: “Esta es una estafa de más de 10 millones de pesos en Corrientes y Resistencia, pero pocos se animan a contar”.
Fuente: Revista Noticias

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: