lunes, 28 de diciembre de 2015

Hernán Lombardi por tres: Promete Pluralismo, federalismo, diversidad e innovación

Hernán Lombardi, mantuvo diversas entrevistas con los diarios La Nación, Tiempo Argentino y Perfil. Allí criticó el legado recibido y promete contrarrestarlo con “pluralismo”. También presentó a sus secretarios, prometió "auditorías de choque" y dijo que la obra del Centro Cultural Kirchner aún no está terminada. Anticipó que Tecnópolis saldrá de gira por las provincias y que si el kirchnerismo no da un paso al costado en Canal 7 y Radio Nacional, el gobierno podría intervenirlos. Lombardi aseguró que quien esté a cargo de la AFSCA "debe abstenerse de hacer declaraciones políticas". Elogió Paka Paka y Encuentro 
En La Nación:
Lombardi: "Vamos a desmontar este ministerio de propaganda"
El ministro de Medios y Contenidos Públicos presentó a sus secretarios, prometió "auditorías de choque", dijo que la obra del Centro Cultural Kirchner aún no está terminada, que Tecnópolis saldrá de gira por las provincias y que si el kirchnerismo no da un paso al costado en Canal 7 y Radio Nacional, el gobierno podría intervenirlos
Por: José Crettaz
En el edificio administrativo de Tecnópolis, sentado en uno de los sillones de lo llama el "ex ministerio del relato", el ministro Hernán Lombardi se ríe y se pone serio. Piensa, anota y le da la palabra a sus dos flamantes secretarios designados: Gabriela Ricardes, de Contenidos Públicos, y Jorge Sigal, de Medios Públicos. Sobre ese trípode se basa la cabeza del nuevo Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, que funciona en la órbita de la jefatura de gabinete. El miércoles pasado, los tres le presentaron al presidente Mauricio Macri un panorama de ese monstruo de múltiples cabezas -lleno de siglas extrañas- que concentra partidas presupuestarias y áreas hasta ahora dispersas en varios ministerios. Algunos de esos ámbitos, como Radio y Televisión Argentina (RTA) -controlante de Canal 7 y Radio Nacional- todavía resisten el desembarco del nuevo ministro.

Ricardes liderará el Centro Cultural Kirchner (CCK), Tecnópolis, los canales Encuentro, PakaPaka y DeporTV, el Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentinas (Bacua) y los canales de televisión digital terrestre; Sigal tendrá a su cargo la agencia TelAm y, cuando Lombardi finalmente tome control de RTA, sumará Canal 7 y Radio Nacional.

Pluralismo, federalismo e innovación son los valores que Lombardi promete para su gestión. De entrada, ya está encarando "auditorías de choque" en todas las áreas y dice que en muchos de los programas que ahora tendrá a su cargo podrían haber ocurrido delitos, y que si así fuese serán denunciados. En ese ámbito, son particularmente llamativas las intervenciones de las universidades nacionales de San Martín, Tres de Febrero y La Matanza en numerosas compras del Centro Cultural Kirchner (CCK), Tecnópolis y los planes de fomento de las ficciones de TV.

Algunas de las frases que resumen la entrevista con La Nación: "La obra del CCK está inconclusa"; "Tecnópolis va a seguir y hará muestras itinerantes en todo el país"; "Queremos mantener la institucionalidad de RTA, pero si no lo logramos tenemos varias alternativas legales para intervenir allí" y "Vamos a revisar la participación argentina en Telesur".

¿Están sentados en lo que fue el ministerio del Relato? [la entrevista se realiza en la oficina que ocupó en Tecnópolis, Javier Grosman]
(Lombardi) Fue no sólo el ministerio del relato sino en muchos aspectos fue un aparato propagandístico muy fuerte, concentrado y unilateral que se montó durante 12 años. Y esto desde nuestro punto de vista ha sido muy pernicioso para la Argentina y también, desde mi punto de vista, para el anterior gobierno que terminó creyéndose ese propio relato y se fue alejando cada vez más de la realidad. Fue un relato muy pobre intelectualmente y en valores.

El presidente de la Nación me pidió que convoquemos un equipo plural, diverso, inteligente y con un altísimo nivel de honestidad e inteligencia. Y yo estoy contento con que Jorge y Gabriela hayan aceptado esta tarea.

Nuestra misión es aportar a una fuerte ampliación de la ciudadanía, donde cada argentino sea un ciudadano libre, respetuoso, con espíritu crítico, incentivado para el conocimiento y la vida en sociedad. Esto es muy distinto a construir un pensamiento único alternativo al pensamiento único dominante. Esto es que se exprese la enorme diversidad regional y de los orígenes. Nosotros debemos respetar simultáneamente el aporte de las culturas precolombinas y también el aporte de las corrientes inmigratorias. No somos lo uno o lo otro, somos lo uno y lo otro. Debemos reconocer el pensamiento de las grandes ciudades pero también el de las regiones y de los pequeños pueblos. Reconstruir un sentido auténticamente federal.

En cada una de las áreas la palabra federalismo está atravesando todo. Pluralismo, tolerancia, diversidad y que todas las opiniones se puedan expresar. Y otro eje va a ser la fuerte impronta de futuro. Pararnos en nuestra historia pero enamorarnos del futuro, ese es el concepto con el cual vamos a desmontar este ministerio de la propaganda. Vamos a hacer un aporte a la sociedad plural de los argentinos.

Para nosotros esto es esencial. Cada cosa concreta que hagamos va a estar impregnada de estos valores.

(Sigal) Nosotros no solamente respetamos la diversidad porque es un derecho de las personas sino que decimos que sale de allí las cosas nuevas, de los diferentes pensamientos salen las mejores cosas.

(Lombardi) No es sólo un concepto ético, es un concepto arquitectónico.

Ese es el planteo filosófico pero ¿Qué es lo que piensan hacer?
(Ricardes) El lunes vamos a terminar de consolidar la información.

(Lombardi) Acá hay un punto importante. Vamos a hacer auditorías en todas las áreas, con la Sigen y con otros entes.

(Ricardes) Los financiamientos de estos entes tanto en el caso de Tecnópolis, como el CCK, el Bacua y demás tenían diferentes partidas presupuestarias, que dependían de distintos ministerios y se pagaban a través de distintas modalidades. Primero tenemos que entender el entramado final, que es complejo. Y después, dentro de estas generalidades, cada programa o ente tiene sus particularidades.

¿Qué va a pasar con Tecnópolis?
(Ricardes) Tecnópolis es un parque de arte, ciencia y tecnología, que va a continuar con sus muestras como estaba previsto. En líneas generales, las muestras empezaban en julio y terminaban en noviembre. Se va a empezar a trabajar ahora con los socios que tiene el parque, los ministerios de Ciencia, Educación y Cultura en las nuevas muestras. Vamos a trabajar en un parque que no sea un organismo de propaganda de entes gubernamentales sino que tienda a mostrar el enorme potencial, la creatividad y la innovación de los argentinos. También vamos a buscar asociaciones estratégicas con otros parques similares en el mundo. Y además esperamos darle una itinerancia en el interior del país con asociaciones con diferentes provincias, que puedan articular también con actores locales.

(Lombardi) El concepto de modernidad. Este va a ser un lugar donde se pueda exhibir el futuro. Este año en particular va a estar dedicado a la celebración del bicentenario. Tanto el CCK como Tecnópolis tendrán una enorme interrelación con los medios audiovisuales, va a ser un polo de creación de contenidos.

¿Los presupuestos que cada uno de estos entes se van a mantener?
(Lombardi) Son los que están votados en la ley de presupuesto. En todos los casos hay un sistema laberíntico donde hay recursos que provienen de distintos ministerios. Eso no es solamente mucha desorganización sino también muy poca transparencia. Hay que hacer un trabajo de orfebre para rescatar y ordenar todas las partidas. En los últimos 15 días estuvimos trabajando en ese ordenamiento.

Con no menos de 5000 trabajadores en todos los medios y áreas, el personal es otro gran capítulo para el nuevo ministerio
(Lombardi) Obviamente, el de los recursos humanos es un gran capítulo que atraviesa todo. Sobre todo en el sistema de medios, vamos a rescatar a gente muy profesional, muy valiosa que tiene muchos años de trabajo, que ha convivido con una politización extrema que se generó en los últimos años y casi te diría en los últimos meses. Nada de eso va a tener lugar dentro del sistema. Todo el que trabaja tiene que estar muy tranquilo, que se va a respetar su trabajo. Y todo el que no trabaja, tendrá que estar bien intranquilo porque no se va a respetar su condición de ñoqui.

¿Qué va a pasar con el Centro Cultural Kirchner?
(Ricardes) Es una situación diferente de la de Tecnópolis porque es un organismo que, digamos, nació prematuramente y en el que convivían los ministerios de Planificación y Cultura. Tiene estructuras paralelas, áreas que no se articulan y todo eso se ve reflejado en una artística que para nuestra manera de ver no está a la altura de un centro cultural que tiene que ser un faro para América latina. Además, todo se financia a través de las universidades. No hay estructura, no hay organigrama, no hay director ni gente de carrera. Hay que crear toda esta estructura para empezar a pensar. Barajar y dar de nuevo. Así como funciona no lo hace bien, hay mucho dinero público que se invirtió en esto y amerita una nueva mirada. No hay un concepto de programación ni curatorial ni de muestras. Los espacios conviven programados caóticamente, de diferentes áreas, artes y personas.

(Lombardi) El CCK no tuvo hasta ahora director. Que un organismo cultural no tenga director es muy sintomático del desorden porque es quien debe impregnar con su visión el organismo.

(Ricardes) Por otro lado, es un espacio que mucha gente no conoce y más allá de la anécdota del nombre creo que eso se debe a que no se trabajó para desarrollar una política de contenidos y cultural, sino que se tomó más que nada como un bastión de la cultura militante que resulta muy expulsiva para una enorme cantidad de ciudadanos. Creemos que esto se debe revertir, que es un centro cultural maravilloso y que hay que empezar a trabajar en el diálogo que no tuvo en su nacimiento. Eso va a ser un enorme trabajo.

¿Con todo lo que se invirtió en el Correo cuántas salas como la Usina del Arte podrían haberse hecho en las provincias?
Con el presupuesto del CCK se podría haber hecho una Usina del Arte en cada capital de provincia. Pero además, el ministerio de Cultura de la ciudad de Buenos Aires tiene más presupuesto que el ministerio de Cultura nacional y que todos los ministerios provinciales juntos lo que muestra el carácter macrocefálico de este país. Mantenemos una opinión muy crítica de haber invertido 3000 millones de pesos en el CCK a 20 cuadras del Teatro Colón y a 20 cuadras de la Usina del Arte. Se debió haber tomado una decisión federal. Pero ahora nosotros venimos a construir. La sociedad argentina mira al futuro y nos exige mirar al futuro. Por lo tanto, tenemos que ver cómo a este centro cultural, llamado a ser el más importante del hemisferio sur, le damos contenido y utilidad pública.

La obra está inconclusa, no tiene ni siquiera recepción provisoria -que es un trámite técnico muy importante porque es cuando empiezan a correr los períodos de garantía-. Falta un período de obra y de montaje de los equipamientos que es necesario terminar. Tenemos la misión de aprovechar esta gigantesca inversión que hicimos todos los argentinos para que sea una extraordinaria herramienta de creación de contenidos y de incentivo a la creatividad.

(Ricardes) No, hicieron un abrazo por una defensa de la gratuidad, que aprovechamos para aclarar que no está en juego, y del nombre. Son dos temas que no están en la agenda: el nombre es un tema del Congreso y la gratuidad se va a mantener. Tuvimos una charla con los trabajadores y no hay demasiados problemas. Sí hay incertidumbre por la modalidad de contratación. Contratos que nosotros revisaremos en función del proyecto que el centro cultural va a tener. Entendemos que están contratados de manera precaria

(Lombardi) El 95% no tiene más de cinco o seis meses de contrato. Esos contratos vencen el 31 de diciembre.

¿Qué pasará con Encuentro, Paka Paka y DeporTV?
(Ricardes) Educar es un ente que compartimos con el Ministerio de Educación. Ese ministerio va a seguir ocupándose del contenido específico para estudiantes, padres y educadores. Y los canales de televisión son de nuestra responsabilidad. Vamos a continuar con los tres canales, vamos a revisar las grillas de contenidos, vamos a rescatar los ciclos que nos parezcan interesantes y vamos a aportar otras miradas.

(Lombardi) La semana que viene presentaremos al equipo que encabezará estos canales. Seguramente circularán contenidos de estos y otros medios dentro del sistema. Nosotros tenemos una visión positiva de Encuentro, más allá de cierto sesgo que tiñó todo en los últimos meses.

¿Y con los entes que funcionaban en el ex Ministerio de Planificación Federal como el Bacua, los canales Acua Federal y Acua Mayor, los planes de fomento de ficciones para TV y demás?
(Ricardes) Los programas están muy atomizados. Hay muchos planes diversos y cruzados, compras y adjudicaciones directas. Pero en líneas generales lo que tenemos que rever es qué contenidos le interesa producir al Estado y no quién quiere tener la plata del Estado para producir contenidos. Esa relación debe cambiar. En qué lugar se tiene que ubicar el Estado, qué es lo que el mercado no va a hacer y que sea necesario, que tenga calidad, informe, divulgue la ciencia, la tecnología, la historia.

(Lombardi) Nosotros por ahora estamos viendo informes, todavía nos falta ver la documentación respaldatoria que aportarán las auditorías. De esos informes previos y de lo publicado por el periodismo surge que ha habido deformaciones enormes, que las vamos a corregir. Pero todavía estamos trabajando sobre material de diagnóstico.

¿Podría haber hechos de corrupción?
(Lombardi) Si hubieran conductas penales, serán derivadas a la Justicia inmediatamente. En todos estos lugares las podría haber. No nos gusta prejuzgar, pero damos la certeza que si las hubiera irán a la Justicia.

¿Cómo se va a resolver la cuestión del directorio de Radio y Televisión Argentina (RTA), que se rige por la ley Audiovisual?
(Lombardi) Estamos hablando de Canal 7, Radio Nacional sus FM y las 50 emisoras que la integran en todo el país. En la ley de medios audiovisuales está claro qué es RTA, sus objetivos y cómo se compone su directorio, que tiene siete miembros. Dos son designados por el Poder Ejecutivo, tres por el Congreso, uno por las universidades y otro por los trabajadores (estos últimos son a su vez designados por el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual). Fueron designados hace dos años con un mandato de cuatro años. ¿Con qué filosofía encaramos esta transformación? Nosotros estamos convencidos de que hay que darle al sistema la combinación de mantenimiento de las cosas buenas que se hicieron y corrección de las malas. Esto significa un recambio institucional dentro de la misma organización. Aspiramos a que todo el mundo reflexione y permita este cambio, que dará continuidad a RTA.

El Ejecutivo tiene sólo dos directores. Uno ya renunció, que es Tristán Bauer. Falta el ingeniero Alberto Cantero, con quien me voy a reunir mañana y al que ya le hemos pedido un paso al costado. Lo que estamos pidiendo que nos dejen designar a los dos directores del Ejecutivo para darle continuidad a las cosas buenas que se hicieron.

Pero si Cantero no renuncia, ¿Podrían intervenir RTA como se hizo con la AFSCA y la AFTIC?

(Lombardi) Hay varios mecanismos legales, uno de esos es ese. Nosotros instamos a todo el mundo a que sea razonable. Esto es central para los pasos posteriores, para la designación de las autoridades en Canal 7 y Radio Nacional. Creo que son importantes los hechos se dieron estos días, aún antes de asumir: la renuncia de Bauer, de la directora de Radio Nacional, María Seoane, y los gerentes del noticiero en Canal 7, Carlos Figueroa -que había sido jefe de campaña de Mariano Recalde- y Víctor Taricco. También se fue el presidente de TelAm, Fabián Rodríguez. Y a todo esto se suma que el grupo Indalo decidió retirar 6,7,8, que era un programa suyo.

Con esto ya se empieza a sentir el recambio institucional, con lo cual además estamos ahorrando cuantiosas indemnizaciones y costos al Estado. Hay que tener mucho cuidado con esto. Con firmeza y paciencia hemos venido logrando estos objetivos.

Pero hay quienes siguen resistiendo...
(Lombardi) Todas estas patrullas perdidas se engloban en un concepto muy equivocado y de baja comprensión del tiempo que estamos viviendo. Detrás de todo esto está la idea de resistencia. La resistencia peronista se hizo del 55 al 73 considerando que Perón estuvo proscripto y luego al régimen dictatorial del 76 al 83. Entendemos el concepto de resistencia pero es anacrónico y ética y políticamente bajísimo hacerle resistencia al gobierno constitucional de los argentinos, que asumió hace dos semanas. ¿De qué resistencia están hablando? ¿Resistencia a la voluntad popular, a la democracia, a la república? Es intolerable. No pueden existir estas patrullas perdidas. Es una cosa escandalosa que hemos naturalizado.

(Sigal) Nosotros reclamamos como actitud para gobernar la posibilidad de cambiar las cosas porque no estamos de acuerdo con muchas de las que se hicieron. Por eso la ciudadanía decidió cambiar la administración del Estado. En el área que me toca a mi estamos frente a lugares que se han distorsionado. La Radio Nacional, el canal oficial y la agencia TelAm no son lugares para irradiar propaganda partidaria. Allí tienen que estar representada la sociedad argentina. En los medios públicos no hubo debate. Debatir no es bajar línea, es escuchar, responder y llegar a una síntesis.

Inevitablemente, para montar algo nuevo hay que desmontar cosas viejas. Ahí tenemos un trabajo fuerte, yo soy muy consciente de lo que significa este anquilosamiento y retraso que ha habido en los medios del Estado.

(Ricardes) Escuchamos periodismo, cultura y ciencia militante, como si todo eso bien hecho no fuera militante por sí mismo. ¿Cómo no creer en el poder revolucionario del arte y la cultura cuando está bien ejercida?

(Sigal) Una sociedad plural existe si vos respetás todas las voces. La homogeneidad no es democrática. Son cosas muy elementales pero se han convertido en extrañas. Nosotros no venimos a construir un contrarrelato, que sería absurdo.

¿Cuáles son los modelos a seguir en la radio y televisión públicas?
(Lombardi) Nosotros aprendemos de todos. Podemos aprender de la TV francesa, la BBC o la TV Nacional de Chile, que son modelos distintos entre sí, pero que se pueden adaptar a la realidad y la idiosincrasia argentinas. Nosotros tenemos que operar sobre la realidad argentina, que es distinta de la francesa, la británica o la chilena. Una cosa que sí vamos a hacer es un manual de estilo de los medios públicos, cuya redacción vamos a encargar a un consejo de intelectuales.

(Sigal) Necesitamos recuperar el objetivo de los medios públicos que estuvo adormecido detrás de la propaganda. La propaganda te convierte en un sujeto pasivo. La idea del periodismo militante subestimó al periodista, al que deja sin la capacidad de pensar por cuenta propia. Eso es una aberración. Es la idea que se instaló la ex presidenta, la idea de que el periodista es alguien comprable por unos pesitos.

En Canal 7 se menciona como cucos a los sindicatos, SAT, UTPBA y SiPreBA ¿Han tenido contactos con ellos?
(Lombardi) Tuvimos contactos informales pero aspiramos a tener buena relación con todos los trabajadores. Vamos a respetar y jerarquizar la carrera, devolviendo el orgullo de trabajar en los medios público y en la agencia estatal.

¿Es posible hacer periodismo desde el Estado?
(Lombardi) Es una pregunta filosófica. Nosotros creemos que sí, es posible desde lo público no desde lo gubernamental.

(Ricardes) Es otra también la misión, la difusión de otra información o de realidades locales que los medios privados no cubren.

¿Qué va a pasar con las acciones que Argentina tiene en Telesur?
(Lombardi) Vamos a revisar nuestra participación en Telesur [la representante del país en esa televisora multiestatal que emite desde Venezuela es Carolina Silvestre, esposa del dirigente kirchnerista Juan Carlos Dante Gullo]

¿Tuvieron acceso a los contratos con las figuras o los artistas?
(Ricardes) Nosotros no hemos visto los contratos, pero sí encontramos una lógica recurrente: convenios de los medios u entes estatales con universidades que a su vez contratan a las figuras o proveedores por un determinado monto. Pero no hemos visto los contratos entre las figuras o proveedores con esas universidades.

(Lombardi) Vamos a hacer lo que se conoce como "auditorías de choque"; esperamos tener los resultados en 15 días.

(Sigal) Partamos de la base de que a la mayoría de los medios todavía no pudimos ingresar.

En Tiempo Argentino
"Tecnópolis, el CCK y Fútbol para Todos seguirán siendo gratuitos"
Hernán Lombardi aseguró que quien esté a cargo de la AFSCA "debe abstenerse de hacer declaraciones políticas". Elogió Paka Paka y Encuentro y presentó a su equipo de trabajo
Por: Florencia Halfon-Laksman y Carlos Romero
De buen humor, bronceado y con algo menos de peso, Hernán Lombardi recibió a la prensa gráfica en un predio de Tecnópolis intacto pero cerrado. La muestra de ciencia y tecnología, emblema del kirchnerismo, continuará con la presidencia de Mauricio Macri. Es un ejemplo de lo que Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, llama "construir sobre lo construido". En diálogo con Tiempo, confirmó que tanto Tecnópolis como el Centro Cultural Kirchner (CCK) seguirán siendo gratuitos, lo mismo que el Fútbol para Todos (FPT), al que sumarán avisos privados. El cambio en el sistema de medios públicos, en todo caso, tendrá que ver con los contenidos. Para eso, el ministro repite, una y otra vez, que su misión es construir una "pluralidad de voces" que, en su opinión, no hubo con Cristina Fernández. Lombardi piensa que la Ley de Medios "nació antigua" y defendió el ruidoso desalojo aplicado a Martín Sabbatella: "Quien esté a cargo de la AFSCA debe abstenerse de hacer declaraciones políticas", argumentó. Cuenta que habló con el entorno de Charly García tras la dura carta del músico y que "con él está todo bien". Y agregó que además hubo una charla con Fito Páez.

El ministro, que no descarta una ley para regular la distribución de la pauta oficial, también presentó ayer a dos piezas clave de su equipo: el periodista Jorge Sigal, que estará a cargo de la Secretaría de Medios Públicos; y a Gabriela Ricardes, antigua directora del Centro Cultural San Martín, ahora designada secretaria de Contenidos Públicos (ver aparte).

¿Cuál es el proyecto de Cambiemos para los medios públicos?
Construir un sistema de medios abierto a todo el mundo, donde todas las voces tengan lugar, de calidad, moderno y muy federal, para darle mucha voz al interior, porque vivimos en una Argentina muy centralizada. Y sobre todo, medios que tengan la misión educar e informar. Cuando decimos informar es que tenemos la tarea de contribuir humildemente a la formación de un país de ciudadanos que expresen toda su libertad y creatividad, pero también todo su pensamiento crítico. Hemos vivido unos años donde se trató de una forma muy infantil a los ciudadanos, como si fuéramos ciudadanos de un jardín de infantes, tomando la metáfora de María Elena Walsh. Queremos ciudadanos que escuchen a todas las voces del sistema público y que de ahí rescaten las que más les gustan.

Finalmente, ¿qué va a pasar con Tecnópolis, el CCK y FPT?
Van a seguir y van a ser gratuitos.

¿Habrá pauta privada en el FPT?
Primero, no es nuestra área de competencia, es de Jefatura de Gabinete, pero por cada peso que entre de pauta privada es un peso que se ahorra el Estado, que puede destinarse a hospitales, escuelas o caminos. Y lo otro es que será un segundo menos que tiene el gobierno para hablar bien de sí mismo.

Igual, la pauta oficial no es sólo hablar bien del gobierno, se pueden informar cuestiones de interés público…
No, por supuesto que los gobiernos tienen que mostrar su obra, es parte de la vocación ciudadana, pero venimos de tal hiperbolización de este concepto, donde lo único que había, ya en absurdo lindero con la ridiculez, era la propaganda del gobierno metida adentro del fútbol. Ahora, al venderse publicidad privada, se va a permitir que el fútbol siga siendo gratuito para los ciudadanos, a generar ahorros para destinar a obras públicas y, además, resigna parte de su posibilidad de autopromocionarse. Todos efectos positivos.

Cambiemos criticó el nombre del CCK. ¿Qué piensan hacer?
Desde mi punto de vista, había una colisión con las leyes de la Ciudad de Buenos Aires, pero lo decidió el parlamento y es el que lo tiene que resolver. No está en nuestra agenda de hoy. Lo que sí vamos a tener es un CCK abierto a los ciudadanos, donde todos se sienten partícipes. El tema no es el nombre sino los contenidos, que se pueden hacer más plurales.

Los trabajadores del CCK emitieron un comunicado en el que le piden una reunión, luego de sentirse agredidos por una frase suya: "El que trabaja se queda"
Decir que quien trabaja se queda dignifica al trabajo. Porque, cuál sería el argumento contrarecíproco: que quien no trabaja no se queda. Todos, en especial los trabajadores públicos, aspiran a que no haya gente que cobre sin trabajar. Estoy convencido de que hay gente que no trabaja, ahí y en muchos lados del Estado. Pero quien trabaja se queda es un buen concepto para empezar el diálogo. Vamos a llegar rápidamente a un acuerdo

¿Qué opina de la intervención a la AFSCA?
Como tantas cuestiones de la Argentina, hay una visión de la oposición política del núcleo duro del kirchnerismo que se resiste a entender el resultado electoral. En concreto, Sabbatella violentó la ley porque había una nueva Ley de Ministerios, que es costumbre que se apruebe tal cual. Es la forma que el Ejecutivo da para ordenarse a sí mismo. Y había una dependencia del Ministerio de Comunicaciones que Sabbatella se negó a aceptar.

A Sabbatella se lo "acusó" de ser militante…
En la AFSCA se aplica lo mismo que a RTA, donde la ley dice que su titular no tiene que tener una visión político-partidaria.

¿Pero el interventor de la AFSCA no es un remplazo político?
Evidentemente, cuando vas a una situación de intervención estás en otro terreno.

¿Y después?
Eso es harina de otro costal. Aunque es poco probable y no está en mis planes, si además de ser ministro yo aceptara la titularidad de RTA, me abstendría de hacer por completo ninguna apreciación política, lo mismo deberá hacer el ciudadano que se quede a cargo de la AFSCA. Y Sabbatella violó eso haciendo actos multitudinarios. La idea de la resistencia que ordena a estas patrullas perdidas que han quedado es deficiente moralmente y pobre políticamente. La resistencia en Argentina tiene un valor muy sagrado, que es la resistencia que encaramos todos los argentinos del ‘76 al ‘83 a la dictadura militar. Invocar ese concepto ante un gobierno constitucional es de una pobreza moral pocas veces vista.

¿Cambiemos tiene la intención de modificar la ley Audiovisual?
No está en mi área de incumbencia, lo que puedo dar es mi opinión. La ley Audiovisual nació antigua, de hecho fue modificada por la Ley de Comunicaciones. Necesitamos leyes que regulen el futuro, no el pasado. Hay que meterse en los temas de la tecnología digital, del apagón analógico de 2019, de qué va a pasar con las redes sociales. De eso tenemos que hablar.

¿Qué evaluación hace de la TV Pública?
Hay que reconocer las cosas buenas que se hicieron. Si bien aún falta, se modernizó mucho tecnológicamente. Nosotros pensamos en una TV pública que informe y eduque, donde todas las voces tengan lugar. Y desde el punto de vista periodístico, que se rescate el sagrado oficio del periodismo, el oficio terrestre del cual hablaba Rodolfo Walsh, ese periodismo que fue tan manoseado y extorsionado en estos últimos años. Entendiendo que cuando alguien eligió la vocación del periodista o del comunicador social decidió expresar en el lenguaje de su época las circunstancias que está viviendo y traducirlo a la ciudadanía. Se ultrajó al periodismo diciéndole que recibía órdenes del gobierno u órdenes de los empresarios. Vamos a rescatar el rol del periodismo dándoles voz a todos: a periodistas que piensan parecido y a otros que piensan diferente.

¿Le gusta la programación de Encuentro y Paka Paka?
Sí. Y me parece que es el concepto de que hay que construir sobre lo construido y salir de esa idea iconoclasta que tenemos los argentinos de destruir lo que se hizo. Es una idea pobre intelectualmente y sobre todo dilapida recursos de todos. Sí tengo la sensación de que ha habido algunos egos ideológicos, pero eso no me impide tener la suficiente lucidez como para valorar la programación de Encuentro.

¿Eso implica un plan de modificación?
El nuevo gobierno reivindica para sí la posibilidad de cambiar, por supuesto. Para algo la gente votó un cambio, pero va a ser respetando las cosas buenas que se hicieron.

¿Está entre los planes oficiales regular la pauta oficial?
Nosotros no participamos de la toma de decisiones, TelAm se ocupa de la administración de la pauta y de la auditoría. Pero sí he hablado con Marcos Peña acerca de que hay una fuerte intención de darle racionalidad y previsibilidad a la pauta oficial en función de determinadas cualidades de los medios.

¿Estamos hablando de una ley?
Todavía no puedo decir el instrumento pero es probable que sí.

Clarín es el principal jugador en el sistema de medios de la Argentina. Y suele imponer sus condiciones. ¿Están preparados para cuando lleguen las tapas negativas de Clarín?
Si algo quedó demostrado en las elecciones es que la ciudadanía tiene una enorme libertad de opinión. Obviamente, los medios periodísticos influyen pero, como dicen varios maestros sociólogos, esa opinión pública es el registro de todas las conversaciones entre los ciudadanos que se dan en un día determinado. Hoy, al calor de las nuevas tecnologías y de la madurez ciudadana, la opinión pública es mucho menos permeable a los medios, que por supuesto tienen una gran importancia.

En Perfil
Hernán Lombardi: “Se usaron programas como sistema de azote y linchamiento”
El ministro a cargo de los medios estatales critica el legado recibido y promete contrarrestarlo con “pluralismo”. Pese a repudiarlos, defiende Tecnópolis y el CCK.
Por: Gabriel Ziblat / Claudio Corsalini
El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, tiene el objetivo puesto en desactivar todo el entramado comunicacional y de producción de contenidos que montó el kirchnerismo. Por eso habla de “ideologismos” y de “pensamiento único y autoritario”, que pretende contrastar con “pluralismo” y “tolerancia”.

En diálogo con Perfil, presentó a quienes serán sus dos principales secretarios: Jorge Sigal, de Medios Públicos, y Gabriela Ricardes, de Contenidos Públicos. Y lo hizo desde Tecnópolis, una feria que fue criticada por el macrismo en sus inicios pero que ahora será continuada y profundizada.

Todavía faltan designaciones clave, como los directores de Radio Nacional, TelAm, la TV Pública...
Hemos dado ya una pista clara de por dónde vamos, pidiéndole a Sigal que nos acompañe. Es una garantía de pluralismo. El noble oficio del periodismo fue muy vapuleado estos años, haciendo creer a la sociedad que el periodista era un mero repetidor de eslóganes, como si fueran funcionarios de un ministerio de la propaganda de los peores ejemplos del siglo XX. Pero para no eludir la pregunta, primero tenemos que ver las dificultades que nos falta remover, para construir gobernabilidad en Radio y Televisión Argentina S.E. Hoy el Ejecutivo tiene sólo dos miembros de siete. Ya se fue Tristán Bauer pero no renunció (Alberto) Cantero. Voy a tener una charla con él el lunes para explicarle que venimos a construir el pluralismo y que para respetar la continuidad institucional necesitamos que dé un paso al costado.

¿Es el caso Sabbatella de su área?
Son casos diferentes. Pero creo que todos tienen que tener la responsabilidad de que, cambiadas las mayorías en la Argentina, hay que construir una idea que dé continuidad a las buenas cosas que se hicieron en la empresa pero con gobernabilidad hacia el futuro.

Se habla de institucionalidad, pero los mandatos de estos directores están armados de manera tal de perdurar dos años más que el mandato del Poder Ejecutivo
Por eso estamos actuando con responsabilidad, firmeza y paciencia. Dentro de la misma ley –porque éstos son tres capítulos de la Ley Audiovisual– dice que tienen que haber respaldado el pluralismo y la tolerancia. Y esto no se respetó claramente en los medios públicos. Se usaron unos programas como sistema de azote y linchamiento a los que pensaban diferente. Yo podría compartir el criterio de que los mandatos estén desfasados con respecto a los del presidente, pero esto no fue la BBC... Acá se usó impunemente la posibilidad que daban los medios públicos para denostar adversarios. Estamos optando por preservar la institucionalidad que prevé la Ley de Medios pero de una manera que le dé gobernabilidad al nuevo gobierno.

¿Y ahora va a ser la BBC?
Vamos por un sistema donde todas las voces tengan voz. Nosotros podemos mostrar nuestras trayectorias.

Tristán Bauer, María Seoane y otros también podían mostrar sus trayectorias. ¿Cómo se puede garantizar que este equipo va a tener independencia de lo que marque el Ejecutivo?
Los hechos lo demostrarán. Pero lo que me pidió el presidente (Mauricio) Macri fue que quiere medios estatales, públicos, pero no gubernamentales. Lo que hicimos en la radio y el canal de la Ciudad estos años también muestra un enorme pluralismo.

¿Qué planes tienen para Tecnópolis y el Centro Cultural Kirchner (CCK)?
Son dos realidades distintas. Creemos que Tecnópolis es algo que debe continuar y profundizarse en los contenidos. No sólo mostrar lo que los ministerios hacen; no queremos que sea una exposición de logros gubernamentales, sino que tenga lugar la sociedad. Segundo, interpelar y empoderar a los ciudadanos, despojando de toda carga ideológica. Y tercer punto, un fuerte contenido federal, para poder llevar Tecnópolis a las provincias. Y el Centro Cultural es un gran proyecto, que hay que terminar el edificio –falta un ala–, y la programación tendrá que ver con la excelencia y la calidad. Queremos que la gente lo conozca y se lo apropie. Y respecto de lo laboral, todo aquel que efectivamente realice una tarea, quedará. En ningún lugar va a haber ñoquis.

¿Le van a cambiar el nombre?
Es un tema del Parlamento argentino. Nosotros queremos que sea abierto a todos los ciudadanos y no una capilla de un sector político.

Da la impresión de que fueron dos insignias del kirchnerismo criticadas por la oposición pero hoy son tomadas como cuestiones positivas...
La Argentina tiene una enorme deformación centralista. La Ciudad de Buenos Aires tiene la oferta cultural más importante de América Latina. Y el presupuesto en Cultura es más grande que el de la Nación y todas las provincias juntas. Sobre esa línea de base se construyó el CCK con una inversión de más de $ 3 mil millones, con los que se podría haber hecho una Usina del Arte como la que se hizo en La Boca en cada capital de provincia del país. Así la macrocefalia se acentuó. Y Tecnópolis también la acentúa. Esa es nuestra opinión. Ahora ya están, y nosotros venimos a construir. No a tirar abajo.

¿Cómo van a manejar la publicidad oficial?
No está bajo nuestra órbita. TelAm lo que hace es ser medio de pago y hacer auditoría de que efectivamente se emita lo que se pautó. La responsabilidad primaria es de Jefatura de Gabinete.

Hablaron de ñoquis, ¿en los medios ven algo similar?
La renovación de contratos hecha para 2016 por parte de la dirección de Radio Nacional, además de ser ilegítima, muestra un intento de permanencia tosco. Quiero marcar una diferencia: en Canal 7 no se hizo. Quiere decir que hubo conciencia de que podía haber un cambio de autoridades. La pretensión de mantener la programación de Radio Nacional no va a tener lugar. Pero vamos a invitar a que haya voces que fueron afines a lo que pasó estos doce años, que estarán combinadas con voces diferentes.

Hablaron de despojar de carga ideológica, ¿no puede ser criticado como una forma de “contrarrelato”?
No, nosotros nunca opondremos al relato único un relato único de sentido adverso. Vamos a poner como alternativa la pluralidad. Que todas las voces se expresen. Esto quizás es lo más profundamente ideológico, y eso nos aleja de los ideologismos, que es la deformación de la ideología. El pensamiento único y autoritario es lo que nos llevó a esta Argentina pobre intelectualmente en la que estamos viviendo.
Fotos: La Nación y Juan Obregón
Fuentes: La Nación, Tiempo Argentino y Perfil

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: