lunes, 28 de diciembre de 2015

El Consejo Federal de Comunicación Audiovisual condena la clausura de la AFSCA, su desalojo y la intervención de su directorio

Estas medidas de acabado contenido antidemocrático e inconstitucional echan por tierra principios fundamentales del estado de derecho, como el apego a la ley y la división de poderes; así como principios fundamentales en los cuales se asienta internacionalmente el derecho a la comunicación, la pluralidad de voces y la libertad de expresión, como ser la autonomía de los organismos regulatorios.

La AFSCA y la AFTIC tal como se establece en las Leyes de Servicios de Comunicación Audiovisual y Argentina Digital, deben ser conducidas por órganos plurales y colegiados con representación de distintas orientaciones políticas, trayectorias profesionales y procedencias territoriales.

Asimismo, se debe respetar el desacople de los mandatos entre el titular del Poder Ejecutivo Nacional y quienes se desempeñan en el directorio de la entidad garantizando la independencia del organismo. Pretender reemplazar esa diversidad por una sola persona designada a dedo por el Poder Ejecutivo de turno no sólo viola las leyes que dieron lugar a la creación de ambos organismos, y la naturaleza y mandatos de sus directorios, sino que altera profundamente el estado de derecho y la calidad de la democracia argentina.

El Consejo Federal de Comunicación Audiovisual renovó con mayoría absoluta en el año 2013 y de acuerdo a sus atribuciones, a dos de los miembros del directorio actualmente clausurado. Néstor Avalle y Eduardo Rinesi son dos hombres de absoluto compromiso y de una profunda trayectoria democrática y plural que supieron expresar en el marco del directorio de AFSCA los intereses y preocupaciones de las provincias, las universidades, sindicatos, gestoras de derechos, medios comunitarios y comerciales y de pueblos originarios. Asimismo, es el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual el único organismo con potestad para remover, a través de un procedimiento justo, a cualquiera de los 7 miembros del directorio de AFSCA con mandato hasta el 2017. Borrar de un plumazo nuestras representaciones e invadir las competencias del órgano más plural y federal creado por la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual es una actitud autoritaria impropia de un gobierno que accedió al poder por la vía democrática.

Clausurar por decreto una de las leyes más discutidas y debatidas desde la apertura democrática a la actualidad no puede tener otro fin que el de reforzar la centralismo geográfico y económico propio de una estructura monopólica de la comunicación audiovisual y silenciar a las voces emergentes, alternativas y anti corporativas que resistieron durante la dictadura militar y crecieron con fuerza al calor de una ley inclusiva y federal.

Desde el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual instamos una vez más a las autoridades recientemente electas a respetar la constitución y la ley de servicios de comunicación audiovisual, cesar con el atropello institucional y antirepublicano al que están sometiendo a la totalidad del pueblo argentino y encauzar sus propuestas y determinaciones a través de los canales democráticos. La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual no se clausura por decreto y si la quieren modificar tienen que conseguir las mayorías en el Congreso Nacional.
Consejo Federal de Comunicación Audiovisual

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: