jueves, 13 de junio de 2013

El cierre de Radio y TV pública griega anuncia "el final de la democracia"

El periodista, Babis Kokosis ha recordado que, debido a la "peculiar orografía griega" habrá zonas del país que ya no puedan escuchar ninguna cadena griega y únicamente recibirán señales de emisoras y cadenas de televisión turcas
El periodista de la radiotelevisión pública griega, Babis Kokosis, ha indicado que el cierre del ente público podría ser "un indicio del final de la democracia" y ha insistido, en este esta línea, en que es "fundamental para el funcionamiento de la democracia" la existencia de una entidad pública de radiotelevisión, además de las entidades privadas.
Según Kokosis, las cadenas privadas no pueden asumir el alto coste que supone poner el equipo necesario para transmitir en algunas regiones del país.
Por ello, ha asegurado que los trabajadores de las cadenas públicas que el martes por la tarde ocuparon la sede de la radio y televisión pública griegas (ERT), ante el anuncio de su cierre por parte del gobierno, "no abandonarán el encierro" a pesar de las amenazas que han recibido de que "si les desaloja la policía no tendrán derecho a recibir una indemnización por el despido".
Además, ha indicado que han recibido la visita de los socios minoritarios del Gobierno, los socialistas y la izquierda moderada, y que les han asegurado que no apoyarán el proyecto de ley para el cierre de la entidad cuando llegue al Parlamento. Aún así, se ha mostrado poco confiado en sus promesas porque, según ha asegurado, "ya lo han dicho otras veces y luego votan a favor".
Desde que se comenzó el encierro hasta las dos de la madrugada del miércoles, los periodistas han recibido también la visita de ciudadanos que "acudieron masivamente para demostrar su solidaridad" y "su apoyo a la causa de la apertura de ERT", según ha explicado el portavoz de los trabajadores.
En este sentido, ha afirmado que permanecerán a la espera para "ver qué pasa" y, mientras tanto, están buscando un modo de continuar emitiendo a través de Internet, después de que, según ha declarado, se haya cortado la emisión de la programación de la cadena y les hayan quitado Internet.
Hoy los empleados de la televisión pública griega desafían al Gobierno y junto a los sindicatos realizan una huelga de 24 horas para protestar contra el sorpresivo movimiento Gobierno, que ha prometido que abrirá una nueva televisión pública en breves semanas en una versión más reducida en personal y medios.
El líder del sindicato de trabajadores de ERT, Panagiotis Kalfayianis decía: “Con unos modos anticonstitucionales, antidemocráticos y fascistas este Gobierno ha querido cerrar la radio y televisión públicas, una primicia mundial”.
Para los griegos, que no saben si culpar a la troika, a su Gobierno o a ambos, es una verdadera pérdida. En algunos lugares de la accidentada Grecia era la única cadena en griego que llegaba, ahora solo sintonizarán la televisión turca.
“Es inconcebible para un país que pertenece a la UE en 2013 no tener un canal público, una fuente pública de información”., aseguraba un joven preguntado en una calle de Atenas. “¿Qué pasa con la gente de lugares como Creta? Tendrán que ver las noticias en turco desde ahora?”, se cuestionaba otro.
Fuente: EuropaPress
Ver anterior: Grecia cierra ERT, su radiotelevisión pública

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: