domingo, 26 de diciembre de 2010

Fibertel: Se cumple el plazo cambiar de prestador y siguen las dudas

Un millón de usuarios continúan con el proveedor, pese a la amenaza del Gobierno
Por: José Crettaz
Esta semana se cumplirá el plazo de 90 días hábiles que el Gobierno les dio a los usuarios de Fibertel para que encuentren un nuevo proveedor de acceso a Internet, luego de que el ministro de Planificación, Julio De Vido, sentenciara el 19 de agosto pasado: "Esa empresa no existe más".
Según el argumento oficial, la compañía se fusionó (hace siete años) y posteriormente se liquidó (en enero de este año), con lo cual perdió la licencia para dar acceso a Internet. La explicación de Cablevisión, la empresa que absorbió Fibertel, es que no hubo liquidación porque ella es continuadora de los derechos de la absorbida, algo sobre lo cual la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC), el organismo competente, no tuvo objeciones en su momento.
En medio de esa discusión y en sólo cuatro meses, a los clientes de Fibertel les pasó de todo aunque paradójicamente no tuvieron ningún cambio, porque Cablevisión (Grupo Clarín) sigue prestando el servicio e incluso sumando nuevos clientes con normalidad. Es decir, la CNC no aplicó su poder de policía sobre el sector para obligar a Cablevisión a no brindar Internet. Esa decisión dejaría a más de un millón de hogares y empresas sin banda ancha durante semanas, y podría tener consecuencias insospechadas.
Además, Telefónica y Telecom, prácticamente las únicas empresas con capacidad de reemplazar a Fibertel, ya le avisaron al Gobierno que no pueden absorber a esa masa de clientes de un día para otro ni tampoco en todas las localidades en las que está presente el proveedor del Grupo Clarín.
Después de desayunarse de que la administración Kirchner les pedía "migrar" -el verbo elegido por el Gobierno- a otros proveedores, la CNC descubrió que en realidad no hay muchos más oferentes de acceso a Internet que las dos grandes compañías telefónicas y, en algunas zonas, operadoras de televisión paga y cooperativas. Luego vino la guerra de spots publicitarios por televisión: en uno, el Gobierno calificaba de ilegal el servicio de Fibertel y fomentaba la "migración", y en otro, la empresa procuraba llevar calma a sus clientes para evitar una fuga masiva. Paralelamente, la empresa y algunos de sus usuarios fueron a la Justicia en búsqueda de certezas, y los jueces fueron repartiendo retazos de razón a una y otra posición.
Después, Cablevisión amplió la velocidad de navegación hasta los 6 megas; incluyó el aditivo Nitro, una tecnología exclusiva del cable módem (las telefónicas usan ADSL), que mejora la performance de velocidad del servicio, y sumó descuentos en productos de TV para aquellos clientes que tengan contratado el combo del cable e Internet.
Más de cuatro meses después de fijado el plazo para buscar otro proveedor, los usuarios de Fibertel siguen preguntándose qué hacer. Pero ahora, la realidad concreta les da una pista: aunque aparentemente suceda de todo, a veces no pasa nada.


Fuente: Diario La Nación

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: