jueves, 30 de octubre de 2014

Cooperativas piden reglas claras en telefonía celular

Fabián Denda, gerente de Telecomunicaciones de la CPE, explicó por qué la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa es una referencia en el ámbito nacional para las entidades solidarias que quieren incursionar en los servicios de telefonía, Internet y TV por cable
Explicó que, en la actualidad, 60 mil personas están conectadas a la red de fibra óptica de la entidad.
"Empezamos en el año 2002, con el servicio de telefonía fija. A los dos o tres años largamos el servicio de banda ancha. En cuanto a usuarios, esto ha significado duplicar los socios de la cooperativa. Tenemos más de 60 mil personas conectadas a la red de fibra óptica. La mayoría tiene conectado telefonía fija e Internet y en los últimos años se sumó la TV por cable", dijo Denda, entrevistado en el programa "La parte y el todo" que se emite por CPEtv.
Sin desconocer que existen cooperativas con experiencias anteriores a la de Santa Rosa, las de Bernasconi y San Martín, en La Pampa, o las de Telviso y Pinamar, en la provincia de Buenos Aires, el directivo aseguró que la CPE es la primera en cantidad de usuarios en el país. "La cooperativa es referente en el ámbito nacional de las cooperativas", dijo.

¿Qué áreas de Santa Rosa todavía no están cubiertas por la red?
De Santa Rosa no queda mucho por cubrir. Este año hemos hecho obras importantes y llegado a barrios con una importante densidad poblacional y otras zonas que no tiene tanta, pero lo demandaban desde hace tiempo. Nos debe estar quedando por cubrir un 15 ó 20 por ciento.

¿Qué pasa con las localidades interconectadas?
En lo que es telecomunicaciones, telefonía e Internet, la CPE tiene una licencia nacional, con lo cual, colocando una red, puede participar en cualquier lugar. En el caso de la TV por cable la licencia corresponde a la localidad, por lo tanto, hay que pedir una autorización. En Toay cubrimos una zona urbana en lo que viene a ser el viejo casco urbano del sur y el barrio San Martín. Luego nos queda un 30% de la localidad. Luego la idea es comenzar a desarrollar la red en las localidades interconectadas.

¿Qué red de fibra óptica van a utilizar en ese caso?
Donde hay capacidad de trasmisión para unir localidades, la primera opción es apostar a la fibra óptica del gobierno provincial (Aguas del Colorado Sapem) y, como segunda opción, a la del gobierno nacional (Arsat).

¿Qué impacto tendría para el movimiento cooperativo que el gobierno provincial decida otorgarles el manejo de su red de fibra óptica?
Pensando en la televisión, podríamos lograr una cabecera unificada. En el caso de Santa Rosa, hoy bajamos alrededor de 140 señales, algo que requiere antenas, es decir, una determinada infraestructura. Esto nos permitiría bajar las señales y, a través de la fibra, distribuirlas entre las distintas localidades. En cuanto a Internet podría haber sido más potable de lo que hoy es. Nosotros, con la cooperativa de General Acha y General Pico, estamos haciendo interconexiones a través de IP cuando tenemos una fibra óptica que sería mejor.

El senador Carlos Verna reiteró un pedido de otros legisladores nacionales para que las cooperativas fueran incluidas en el plan de expansión de la telefonía celular. ¿Por qué cuesta ingresar en ese negocio?
Venimos insistiendo hace mucho tiempo en esa posibilidad. En Pinamar hicimos una prueba piloto en el año 2012, con equipos importados y una frecuencia de prueba que pedimos a la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC). Se hizo una prueba de un servicio 2G y 3G y funcionó bien. Con eso queríamos demostrar que no es tan "cuco" el servicio de telefonía celular y que las cooperativas podríamos incursionar.

Si el gobierno habilita a las cooperativas, ¿cuánto demoraría la CPE en contar con la infraestructura?
Quizá un poco más de un año. Porque estamos en una situación muy particular del país. Quizá cuatro o cinco años atrás era distinto. Ahora el tema de las importaciones es complicado y es difícil conseguir financiamiento. La realidad es que la telefonía celular es un oligopolio en el que hay muchas reglas que no están claras. Hay arreglos de roaming entre Telefónica y Telecom, en los que Claro, por ejemplo, no está incluida. Entonces, para que ingresen las cooperativas, el Estado debería regular esa situación para que las reglas de juego sean claras para todos. Algo que creo que se va a hacer porque actualmente el Grupo Vila Manzano está por incursionar y para que lo pueda hacer deberá regularse esa situación.
Fuente: Diario La Arena

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: