domingo, 19 de octubre de 2014

Chile: Precariedad laboral en los grandes medios de comunicación

El despido del periodista Juan Guerra de radio ADN y la huelga de Mega, dejó de manifiesto la reflexión pendiente que existen en el ámbito de las comunicaciones como es la concentración de medios, la relación de los medios con la ciudadanía y la protección de los derechos laborales
Por: Sandra Trafilaf
Con el estallido del movimiento estudiantil en 2011, el diagnóstico de Reporteros Sin Fronteras dio cuenta de la “burbuja mediática” que fue remecida por el movimiento ciudadano, este análisis además dio pie a una discusión que alertó sobre los contenidos informativos, la concentración de los medios de comunicación, las trabas para dar expresión a la ciudadanía, la censura frente a la represión ejercida por las policías a los movimientos sociales y las precarias condiciones labores de los periodistas.
En la actualidad el panorama no ha variado, en este contexto se presentan denuncias por prácticas antisindicales, vulneración de derechos laborales, y maltrato laboral ante la Inspección del Trabajo, que explican el despido del periodista Juan Guerra de radio ADN, la huelga de los trabajadores de Megavisión y los esfuerzos de un grupo de periodistas para lograr una ley que proteja a los trabajadores de medios de comunicación.
La empresa Iberoamericana de Radio Chile (IARC), controladora de 11 radios que operan a nivel nacional, despidió este viernes al periodista encargado del área de Educación, Juan Guerra, quien además es el secretario del sindicato IARC. El presidente del sindicato de ADN, Claudio Silva, denunció que esto responde a claras prácticas antisindicales para infundir temor en el resto de los trabajadores asociados a la cadena de radios.
Las razones para despedir al periodista y dirigente, fueron transmitidas a través de la Gerencia General, sin ser comunicados previamente al director ni al editor de prensa, lo que dejó de manifiesto un procedimiento irregular, según aclaró el presidente del sindicato Claudio Silva, agregando que cualquier posible diálogo debe ser en el marco del reintegro del profesional.
Guerra fue elegido hace cinco meses secretario del sindicato de trabajadores de IARC. Actualmente la agrupación se encuentra esperando una respuesta a la denuncia presentada por la utilización de multirut, interpuesta en el Segundo Juzgado del Trabajo de Santiago, para permitir la sindicalización de 250 trabajadores de las 10 radios restantes que son controladas por Prisa.
Claudio Silva aseguró que las razones del despido tienen que ver con los intentos del grupo Prisa de frenar el proceso de sindicalización que llevan adelante los trabajadores de esta cadena de radios.
“La gerencia que administra los bienes de las radios que en realidad son de propiedad del grupo Prisa, que tiene capitales extranjeros españoles norteamericanos y de otros países, determinó el despido nuestra interpretación es que es imposible que corresponda a los hechos que ellos argumentan, que es necesidad de la empresa. Nuestra interpretación es que es un intento de perjudicar al sindicato y provocar temor porque nosotros estamos en un proceso de demanda por la utilización del multirut y que a fines de este mes debiera estar el fallo y creemos que intentan dar una señal a los trabajadores de ADN para intimidar”, precisó el presidente del sindicato de radio ADN.
Los más de 500 trabajadores de Megavisión, por su parte, decidieron en su última asamblea votar la huelga al constatar que la negociación con la empresa no logró llegar a un acuerdo sobre los reajustes y no aceptaron garantizar una gratificación, según explicó el presidente del sindicato, Cristián Torres.
La empresa que ostenta los primeros lugares en sintonía, gerentes que ganan sueldos millonarios no ha sido capaza en cambio de mejorar las condiciones laborales de sus empleados como se resume en su petitorio, regular el horario de las jornadas y obtener una mayor calidad de vida para sus asociados.
Cristián Torres aclaró las razones para votar la huelga. “Buscamos un reajuste salarial significativo obviamente también mejoras en condiciones salariales, regular temas de jornadas, de alguna forma generar mayor calidad de vida para los trabajadores, pero también un punto importante es el tema de la gratificación garantizada además del reajuste temas en los que no hemos llegado a acuerdo con la empresa”,destacó el presidente del sindicato de Mega.
La representante del Observatorio de Medios, Dafne Moncada manifestó que existe la sensación que el país no tiene problemas con la libertad de expresión y ello se asocia con la cantidad de medios que se posicionan, sin embargo la reflexión es que se tiene un escenario donde las comunicaciones están concentradas en pocos dueños, lo que conspira contra la libertad de expresión, el derecho a la comunicación y tiene a los periodistas trabajando en la precariedad.
“Tenemos un sistema laboral muy precario para los periodistas, donde no hay contrato, se trabaja a honorarios, no hay límite de horarios laboral, sueldos muy bajos, sobre todo lo que es prensa escrita y radio y aparte que hay una precarización en que todos los cuerpos de trabajadores se están reduciendo mucho y eso se condice que hay una huelga en Mega y va mucho más allá que no se está respetando el derecho de las comunidades a poder verse en los medios, a poder oírse en los medios, a poder escuchar sus problemáticas y eso tiene que ver con que no hemos tenido un debate con la gente sobre el derecho a la comunicación”, señaló la representante del Observatorio de Medios.
Dafne Moncada aseguró que es un buen momento para comenzar una discusión ciudadana para lograr una Ley de Medios y establecer que el derecho al acceso a la comunicación sirve para comprender todos los problemas que tiene pendiente la sociedad.
Fuente: Radio Universidad de Chile

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: