domingo, 19 de octubre de 2014

Clarín intentará frenar la licitación de las nuevas frecuencias de celulares 4G

También buscará que la Justicia impida que el Gobierno venda bajo su criterio las empresas que exceden los límites de la Ley de Medios
Por: Gabriel Ziblat
El Grupo Clarín decidió endurecer su enfrentamiento con el gobierno de Cristina Kirchner y avanzar con presentaciones en la Justicia por una doble vía: apuntarán contra la adecuación de oficio que dispuso la AFSCA pero también impugnarán la licitación de las frecuencias de telefonía móvil que lleva a cabo la Secretaría de Comunicaciones.
Así buscará frenar con una medida cautelar la decisión del kirchnerismo de vender bajo su criterio las licencias de Clarín que exceden los límites la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y también declarar nula una licitación por el negocio del 4G del cual el multimedios se quedó afuera.
Los abogados del Grupo siguen evaluando los pasos a seguir luego de que Martín Sabbatella anunciara que la AFSCA ponía en marcha la venta de oficio de las licencias, al precio y a los compradores que considerara mejores. Fuentes de la empresa, sin embargo, anticiparon a Perfil que la idea es presentar varios pedidos de medidas cautelares en diferentes fueros y con distintos argumentos. Así, se prevé que apelarán tanto al Civil y Comercial (donde la Cámara Federal hasta ahora le viene dando buenas noticias al Grupo) como al Contencioso Administrativo, donde pueden aducir la supuesta falta de trato igualitario por parte del Gobierno a la hora de aplicar la ley. Además, apelarían a que las presentaciones no sean sólo del Grupo sino también de otros actores involucrados. De cualquier forma, se muestran confiados en que la Justicia les dará la razón en alguna de las instancias y frenará la adecuación de oficio. La licitación de las bandas de frecuencias de telecomunicaciones de 4G ya fue impugnada administrativamente por Cablevisión, que está evaluando recurrir también a la Justicia para que la declare nula si el Gobierno decide seguir adelante (el viernes 31 es la subasta). Además, no descartan apuntar contra el secretario de Comunicaciones, Norberto Berner, y denunciarlo por “incumplimiento de los deberes de funcionario”.
El argumento de la empresa es que el pliego establece que los 500 millones de dólares que cuesta cada banda deberán pagarse en dólares. De hecho, fuentes gubernamentales deslizaron que le prometieron a Cristina contar con esos 2 mil millones de dólares para reforzar las diezmadas reservas. Cablevisión consultó si ante la falta de dólares se podía pagar en pesos, pero la respuesta fue negativa y por eso se bajó de la licitación.
Sin embargo, luego de que se aprobaran las presentaciones de las cuatro empresas que decidieron participar (Personal, Movistar, Claro y Arlink, de Daniel Vila y José Luis Manzano) se conoció que esas firmas pusieron como condición pagar en pesos al tipo de cambio oficial. La garantía de oferta que presentaron en la primera instancia, además, también tienen seguros de caución pesificados. Fuentes del mercado confiaron en que gerentes de las grandes empresas de telefonía celular reconocían en privado que si los obligan a pagar en dólares no entraban a la licitación y que la tomaban como una inversión para contrarrestar las dificultades para girar divisas a sus casas matrices.
Perfil envió el viernes una serie de preguntas a la Secretaría de Comunicaciones, pero al cierre de esta edición no habían sido respondidas.

Vila y Manzano juegan juntos por la telefonía
Cuando rechazó el plan de adecuación del Grupo Clarín, la AFSCA argumentó que existían vínculos societarios entre accionistas y fiduciarios de dos de las unidades en las que se dividía. A pocas cuadras de allí, sin embargo, la Secretaría de Comunicaciones había aprobado que la empresa Arlink SA se presentara como ofertante para la licitación de las frecuencias 4G. Lo controvertido es que los titulares de esa firma son Daniel y Alfredo Vila y José Luis Manzano, a quienes la AFSCA había obligado a dividir sus licencias de comunicación audiovisual.
En febrero, el organismo que conduce Martín Sabbatella consideró admisible la propuesta de adecuación presentada por el Grupo UNO de Vila y Manzano (América TV, América 24, Radio La Red y el servicio de cable Supercanal, además de otras radios y canales del interior).
Lo intimó a hacer correcciones por multiplicidad de licencias pero no hizo referencia a los vínculos societarios existentes.
Las discusiones por las telecomunicaciones y los medios no son independientes y por eso actores como el Grupo Clarín, Telefónica y el Grupo UNO miran constantemente el trato que reciben de las autoridades.
Fuente: Diario Perfil

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: