martes, 20 de diciembre de 2011

Embestida judicial del Grupo UNO para quedarse con Cablevisión

El procedimiento estaría vinculado a una orden de allanamiento librada por el juez de Mendoza Walter Bento en el marco de una denuncia de la empresa Supercanal, propiedad de Daniel Vila y José Luis Manzano, contra Cablevisión que no opera en la provincia de Mendoza. El Grupo Clarín pose el 20% de Supercanal, empresa del Grupo UNO, quienes denunciaron intentos de Clarín para llevarla a la quiebra y luego absorberla 
La Justicia federal de Mendoza ordenó hoy intervenir Cablevisión, la distribuidora de cable del Grupo Clarín, y designó a un coadministrador por el lapso de un año, por lo que el holding denunció un "atropello" y apuntó contra el Gobierno nacional, mientras empleados echaron al interventor a empujones.
Momentos de tensión se vivieron en la sede de la empresa, en el Barrio de Barracas, donde decenas de empleados de la firma se enfrentaron a golpes con el interventor designado por el juez federal de Mendoza Walter Bento.
Esto se realiza en el marco de una denuncia de la empresa Supercanal, propiedad de Daniel Vila y José Luis Manzano, contra Cablevisión, en el marco de la investigación por "graves irregularidades" en la administración del servicio de Cablevisión.
Una delegación de Gendarmería allanó las oficinas que la compañía posee en Hornos 690, en el barrio porteño de Barracas, en busca de documentación que aporten datos a la investigación, según dijeron fuentes consultadas por Noticias Argentinas.
Bento libró la orden de allanamiento a la Gendarmería y dispuso la posterior intervención de la compañía durante un año por supuesto "abuso de posición dominante" en el mercado de televisión por cable, tras una denuncia de la empresa Supercanal, del Grupo Vila-Manzano.
Pero el contador mendocino Enrique Anzoise, designado coadministrador interventor de la empresa, fue a la sede y debió retirarse tras ser rechazado a golpes de puño por los trabajadores (ver foto siguiente. Vía DyN), que expresaban temor a perder sus empleos. Según la disposición judicial, la intervención se ejecutará sin desplazamiento de autoridades, por lo que la firma será coadministrada por el directorio y Anzoise durante doce meses.
Anzoize denunció a través de su abogado, Ricardo Mastronardi, que directivos de Cablevisión -representa el 60 por ciento de los ingresos del Grupo Clarín- agredieron verbalmente y luego escupieron, golpearon e insultaron a funcionarios y gendarmes, mientras duraba el allanamiento.
"Esta mañana, más de 50 efectivos de la Gendarmería llegaron a la sede de Cablevisión y Fibertel en el barrio de Barracas acompañados no solo por funcionarios judiciales sino, también, por las cámaras de 6, 7, 8, el programa del canal estatal" informó el diario Clarín.
La publicación digital del diario Clarín, nave insignia del Grupo que administra a Cablevisión, informó que la orden de allanamiento pertenece a la justicia de Mendoza, a raíz de una denuncia por ejercicio monopólico desde la fusión con Multicanal.
La reacción del gobierno
El ministro del Interior, Florencio Randazzo, calificó hoy de "disparate" pensar que el Gobierno nacional impulsa la causa judicial por la cual se intervino Cablevisión. "Es un disparate decir eso", indicó Randazzo en declaraciones formuladas en la Casa Rosada, al ser consultado sobre las versiones que indican que el Gobierno propició la iniciativa judicial.
La decisión judicial de ordenar una intervención del principal operador de cable del país, aunque sin desplazar a sus autoridades, provocó este martes una caída del 11 por ciento en las acciones del Grupo Clarín. La Casa Rosada, que viene manteniendo un fuerte enfrentamiento con Clarín y otros grandes medios, buscó despegarse de una decisión judicial que puede terminar siendo funcional a su interés de debilitar a un grupo mediático que considera "monopólico".
"Es un disparate decir eso, porque lo que está haciendo la Gendarmería en este caso es actuar como un auxiliar de la Justicia, de una orden emanada de la jueza Olga Pura de Arrabal, de la provincia de Mendoza, quien nada más ni nada menos, es la jueza que falló en contra de la ley de servicios audiovisuales, una ley impulsada por el Gobierno nacional", afirmó el ministro del Interior.
Sin embargo, la orden de intervención fue dictada por otro magistrado, el también mendocino Walter Bento. Randazzo se expresó de este modo poco después de que se conociera que la Justicia dispuso intervenir por un año la administración de la empresa Cablevisión, del Grupo Clarín, en el marco de una causa judicial que inició el Grupo Vila-Manzano. El ministro formuló declaraciones en la Casa Rosada tras firmar un convenio vial con la Asociación de Fábricas Automotores (AdeFA), con la presencia de su titular, Víctor Klima.
Fuente: NA
Escalada
Pasado el mediodía, el gerente de Comunicaciones Externas del Grupo Clarín, Martín Etchevers, no dudó en vincular el allanamiento con lo que llamó "la escalada de acciones del gobierno nacional contra el Grupo Clarín" y calificó el despliegue de Gendarmería como "absolutamente desmesurado e intimidatorio".
Además, en declaraciones a TN, afirmó que los gendarmes llegaron al lugar junto con camrógrafos de América, canal de aire del grupo Vila-Manzano y del programa oficialista 678. "Gendarmería llegó con cámaras de 678 y América, incluso antes de que la empresa fuera notificada. Todo configura una situación muy sospechosa", planteó.
Por otra parte, y tras asegurar que el grupo recurrirá a "todas las instancias judiciales que sea necesario", dio cuenta de la presencia de un supuesto interventor en la empresa, aunque aclaró que no tenía información oficial al respecto.
"Tengo entendido que nombraron a un interventor o coadministrador que está recorriendo la compañía con un abogado del grupo Vila-Manzano", dijo. "Hay una clara actitud de intimidación a la compañía", concluyó.
Fuente: La Nación
Comunicado del Grupo Clarín:
Están allanando Cablevisión
Fuerzas de Seguridad se encuentran en este momento allanando las oficinas de Cablevisión impidiendo el ingreso y egreso de personal de la compañía, ante una supuesta denuncia presentada en la provincia de Mendoza.
La Gendarmería tomo el edificio central de la empresa y revisa los bolsos de todo el personal de la compañía.
La denuncia fue presentada por el Grupo Vila Manzano, uno de los multimedios aliados al Gobierno Nacional, quien está llevando adelante una maniobra con el auxilio de un Juez Mendocino para intentar intervenir Cablevision. En un hecho sin precedentes que se inscribe dentro de la sistemática campaña de hostigamiento que el Gobierno Nacional realiza a las empresas del Grupo Clarín.
El mismo Grupo de medios mendocinos, que en el día de ayer, salió a avalar la ley de Control de Papel ahora está apelando a un Forum Shopping, en una provincia donde Cablevision no tiene operaciones, pretendiendo cumplir la tarea que el Gobierno Nacional no pudo e intentando avanzar sobre el patrimonio de una compañía privada e independiente que brinda servicio de televisión por cable e Internet a millones de argentinos
Cabe destacar que el Grupo Vila Manzano, según cifras relevadas en los últimos días, es unos de los principales beneficiarios de la publicidad oficial.
AdEPA: Espectacular allanamiento en Cablevisión
AdEPA expresó hoy su preocupación por la “metodología” y “espectacularidad” del allanamiento concretado esta mañana en el edificio de Cablevisión, en la Capital Federal, por orden de un juez mendocino
El procedimiento responde a una denuncia por presunto abuso de posición dominante formulada por Supercanal, empresa de cable perteneciente al Grupo UNO.
Enrique Anzoise, el interventor designado por la Justicia, ingresó al edificio con decenas de efectivos de Gendarmería y acompañado por las cámaras de América 24 y del programa “6 7 8”.
“Más allá de los motivos que hayan llevado al magistrado a tomar esta medida, preocupa la metodología empleada y la espectacularidad que rodeó al operativo”, destacó en una declaración la entidad representativa de la prensa argentina.
AdEPA también advirtió que ese inusual operativo “se enmarca en una creciente ofensiva del gobierno contra el Grupo Clarín”, para lo cual recordó el procedimiento realizado por 200 inspectores de la AFIP en la sede de esa empresa periodística y los bloqueos que impidieron que los ejemplares de los diarios Clarín y Olé llegaran a los lectores.
Durante este año Cablevisión recibió 488 sanciones de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, lo que representa más del 90% de las sanciones aplicadas por este organismo.
El allanamiento se produce cuando el Senado de la Nación se apresta a sancionar el proyecto gubernamental para controlar la producción, comercialización y distribución del papel para periódicos.
En el tramo final de su declaración, AdEPA manifiesta que “observa con preocupación lo que parece constituir un nuevo eslabón de una larga cadena de ataques contra un medio de prensa y, por extensión a aquellas empresas periodísticas que expresan visiones críticas sobre la realidad nacional”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: