viernes, 26 de septiembre de 2014

Por cba24n, advierten sobre presiones del Gobierno nacional

Sostiene La Voz, diario del Grupo Clarín en Córdoba: Controversia por la señal que produce Canal 10 de la Universidad Nacional de Córdoba
Una intensa presión política despliegan las autoridades de los Servicios de Radio y Televisión (SRT) de la Universidad Nacional de Córdoba para imponer a la empresa Cablevisión la incorporación de la señal cba24n en la grilla analógica de canales que distribuye a sus usuarios. Desde la empresa de TV por cable, advierten que esa medida sería ilegal y hay un proceso judicial todavía inconcluso.
El rector de la UNC, Francisco Tamarit, consiguió que sus pares del Consejo Interuniversitario Nacional se pronunciaran a favor de su ofensiva política, y en la pantalla del canal universitario el tema predomina por sobre todos los contenidos editoriales, mientras se dirime en la Justicia federal un pleito que nació aún antes de la sanción de la ley de medios.

Argumentos
El principal argumento utili­zado por los SRT es el supuesto incumplimiento, por parte de Cablevisión, de una decisión judicial que obligaría a la empresa de cable a duplicar la difusión de señales que genera el canal universitario.
“Cablevisión no está queriendo cumplir lo que manda la Justicia y lo que manda la ley, lo cual en sí mismo es grave”, declaró ayer a este diario el abogado patrocinante de los SRT, Miguel Rodríguez Villafañe, quien en su momento respaldó la posición del Gobierno sobre la ley de medios, en el pleito planteado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Pablo Magnin, gerente de Cablevisión en Córdoba, rechazó ayer esa afirmación: “Nuestra empresa es respetuosa de las decisiones judiciales y cumple con la ley. En este caso, si bien existe sentencia, esta no es definitiva, dado que se tramita un recurso ante la Corte Suprema, que será el tribunal que defina la cuestión. Por ello, no es legítima la pretensión de los SRT de obligarnos a sacar una señal para incorporar la suya. Por tal motivo, se ofreció su incorporación a la grilla digital, para evitar la consumación de cualquier tipo de daño antes de la sentencia de la Corte”.
Según Rodríguez Villafañe, esta posición “es grave, no sólo porque la empresa no sube un canal que debe subir, sino porque este es de la Universidad Nacional de Córdoba, que es un ente público, de estructura democrática, pensante, plural y de contenido local. Para los monopolios, la noticia es una mercancía y la manejan con lógica comercial”.
Magnin sostuvo que lo que piden los SRT es violatorio de la actual ley de medios. “Cablevisión emite LV80 TV Canal 10, de titularidad de los Servicios de Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba, en su grilla analógica y digital. Esta señal fue la autorizada por la Administración Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) para los SRT. La ley de medios claramente expresa la prohibición de tener dos canales diferentes en la misma área de cobertura. Lo mismo aplicaría para cualquier otra señal que reclamase algo similar, simplemente porque la ley lo prohíbe”. Y agregó: “cba24n emite en su mayor ­parte contenidos que ya están en la oferta de Cablevisión, ­porque son emitidos originalmente por Canal 10 y por la Televisión Pública”.

Contrastes
En contraste, el abogado de los SRT planteó: “Se da el hecho de que Cablevisión prefiere tener dos veces en la grilla (el canal) CNN en español en el canal 5 y 73 y no incluir cba24n. Esto fue negado por el gerente de Cablevisión, quien dijo que basta ver la grilla para comprobar que eso no es cierto.
En Cablevisión, explican que se ofreció a las autoridades universitarias la incorporación de cba24n en su servicio digital. “Desde el primer momento, se ofreció a los SRT incorporar la señal a la grilla digital, que si bien no es ilimitada, actualmente tiene algún lugar, pero se negaron sistemáticamente, por motivos que desconocemos”, señaló Magnin.
“En casos similares (CN23, 360, Qm, etc.), la señal se in­corporó en el servicio digital, ya que es el único que actualmente tiene capacidad”, añadió. Además, Magnin explicó que el ­servicio es masivo porque alcanza a más de la mitad de los abonados locales y está en pleno crecimiento.

Decisión y presiones
Rodríguez Villafañe explicó que los SRT esperan que el juez federal Alejandro Sánchez Frey­tes, “cuando reasuma el juzgado, que en la actualidad ejercita los lunes y viernes, por presidir el Consejo de la Magistratura hasta noviembre, tome la decisión que corresponde, ya que Cablevisión ha recusado al juez Carlos Ochoa, quien lo subroga. Queremos que Sánchez Freytes resuelva los planteos que hay pendientes y, según la lógica, entre mañana y el lunes tendrá que tomar la definición”.
Por su parte, Magnin dijo que “resulta extraño y sugestivo que a ninguno de los otros operadores de la ciudad de Córdoba ni a DirecTV le exijan la inclusión de cba24n. De hecho, DirecTV no emite ninguna de las señales de producción local que exige la ley de medios, por lo que ni siquiera tiene a LV80 TV Canal 10 para que los cordobeses lo vean”.
“Creemos además de que el reclamo de los SRT viene acompañado por la presión del Gobierno nacional, quien pretende incidir en un servicio de libre contratación, digitando qué tienen que ver sus clientes, en qué orden deben hacerlo y hasta obligando a quitar contenidos que ellos eligen. En ningún país del mundo ocurre algo similar. Esta actitud se corresponde con la férrea decisión del Gobierno de aplicar selectivamente la ley de medios, no imponiendo las mismas condiciones al resto de las empresas de la industria que compiten con Cablevisión”.
El delegado de la Afsca en Córdoba, Carlos Vicente, declaró días atrás que la actuación de Cablevisión implica “un acto de censura”. En la empresa de cable dicen que es al revés, ya que se pretende censurar a una de las señales actuales, y agregan que en su momento los SRT fueron autorizados para transmitir Canal 10 en una frecuencia digital. “Pero utilizaron dicha frecuencia para emitir un canal distinto, cba24n. Emiten así dos canales en la misma área de cobertura, lo que está vedado por la ley de medios. De hecho, los artículos 93 y 45 establecen que el contenido del canal digital debe ser el mismo que el del analógico. Pese a que la ley impedía claramente su objetivo, la Afsca intentó eludirla después dictando una resolución que ordena a los cables incorporar una segunda señal, cba24n. Pero esto fue luego de la decisión de la Cámara de Córdoba y no es parte del juicio”. “La disposición de la Afsca vulnera la ley a través de un exceso reglamentario, pretendiendo obligar a subir señales y a quitar otras, lo que viola la libertad de expresión y afecta la libre elección de los usuarios”, señaló Magnin.

Puntos de vista
Miguel Rodríguez Villafañe (Abogado SRT). “Cablevisión no está queriendo cumplir lo que manda la Justicia y lo que manda la ley, lo cual en sí mismo es grave”.
Pablo Magnin (Cablevisión). “En este caso, si bien existe sentencia, esta no es definitiva, dado que se tramita un recurso ante la Corte Suprema, que será el tribunal que defina la cuestión”.
Fuente: La Voz del Interior

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: