martes, 30 de diciembre de 2008

En 2008 fueron asesinados 60 periodistas en el mundo frente a los 86 del año anterior, según RSF

Advierte de que esta mejora se debe, en parte, al "desaliento" de muchos periodistas que prefieren exiliarse o renunciar a la profesión
En 2008 fueron asesinados 60 periodistas en todo el mundo, frente a los 86 muertos el año anterior, según informó hoy Reporteros sin Fronteras (RSF). Este descenso de los homicidios, afirmó la organización, "oculta la intimidación y la tortura" y se debe, en parte, a la reducción del número de asesinatos en Irak y al "desaliento de los propios periodistas", que optan por el exilio o la renuncia a su profesión para evitar males mayores.
Aun cuando la situación sigue siendo globalmente mala, "las cifras no son tan alarmantes como en años anteriores", manifestó la organización con motivo de la presentación del informe 'Libertad de prensa: el año 2008 en cifras'. No obstante, advirtió, "no conviene ser optimistas".
El documento revela que siguen registrándose asesinatos de periodistas, aunque han descendido ligeramente (86 en 2007, 60 en 2008, es decir, un 22 por ciento menos) y ahora se concentran en zonas 'calientes', "donde los conflictos armados, la violencia política y mafiosa o el terrorismo afectan a todos los civiles", como Irak, las zonas tribales paquistaníes, Filipinas o México.
También se ha registrado un 24 por ciento menos de detenciones (673 frente a las 887 de 2007), lo cual "no significa que no siga siendo frecuente el envío de la Policía a una redacción o al domicilio de un reportero, incluso en Francia". Por otra parte, los secuestros (un total de 29, frente a los 67 del año anterior), "eficaces fuentes de ingresos y presiones políticas", son cada vez más frecuentes en Afganistán (siete periodistas o colaboradores secuestrados), Somalia (cinco secuestros), México (cinco secuestros) o Irak (cuatro secuestros).
A lo largo de este año han sido censurados 353 medios de comunicación en todo el mundo, frente a los 528 de 2007, alrededor de un 30 por ciento de diferencia. No obstante, "sigue siendo un arma utilizada diariamente en muchos países, con similar reparto en todos los continentes.
En Sudán fueron censurados cuatro medios de comunicación y en Guinea fueron censurados cinco, al igual que en Somalia. En Irán fueron censurados 27, diez en Egipto, once en Siria, quince en Rusia, 18 en Bielorrusia, trece en Turquía, 85 en Birmania, 132 en China, 19 en Pakistán, 25 en Malasia, 20 en Bolivia, 14 en Brasil, diez en México y siete en Venezuela, entre otros ejemplos citados en el informe.
"Es cierto que las cifras son menos elevadas que el año anterior, pero el descenso oculta muy mal una generalización de la intimidación y la censura, también en Occidente, así como un endurecimiento de los gobiernos más autoritarios", afirmó RSF.
"Aunque, efectivamente, algunas situaciones han mejorado cuantitativamente, hay que tener en cuenta que a veces se debe al desaliento de los propios periodistas, que emprenden el camino del exilio o renuncian a su trabajo", prosiguió. "En este contexto, no podemos decir que cerca de sesenta asesinatos, cientos de detenciones y actuaciones de censura generalizadas, sean un motivo para sentirse optimistas", advirtió.

Asia-Pacífico y Magreb-Oriente medio
Según el informe, las zonas de Asia-Pacífico y Magreb-Oriente Próximo siguen siendo las más letales para la prensa. Después de Irak (15 asesinatos), Pakistán (con siete asesinatos) y Filipinas (seis asesinatos) son los dos países donde más periodistas perdieron la vida en este año. Aparte, "la hecatombe continúa en México", donde fueron asesinados cuatro periodistas por motivos profesionales.
El descenso del número de muertos en África (tres en 2008, 12 en 2007) "se explica sobre todo por la renuncia de muchos profesionales a seguir ejerciendo su oficio, lo que con frecuencia les ha llevado a emprender el camino del exilio, así como por la progresiva desaparición de medios de comunicación en las zonas en conflicto, especialmente en Somalia", indicó RSF.
Los arrestos y las detenciones (término para referirse a las privaciones de libertad de más de 48 horas) son particularmente numerosos en África, "donde las comisarías resultan un lugar de paso obligado para muchos reporteros que 'molestan' a los gobiernos y franquean las líneas rojas trazadas por ellos", según la organización.
En Irak (31 detenciones), el Ejército norteamericano sigue gestionando la seguridad, "llegando en ocasiones a encarcelar a los colaboradores de medios extranjeros, o a periodistas locales", prosiguió. En China, donde se han registrado 38 detenciones, "el año olímpico sirvió de excusa para muchos encarcelamientos". En Birmania (17 detenciones), muchos periodistas o 'bloggers' críticos "han pagado con su libertad la rigidez de la Junta", denunció Reporteros.

Internet
En su informe, la organización advirtió de que aunque en 2008 fueron asesinados o detenidos "menos periodistas de medios de comunicación tradicionales", ello "no significa que haya mejorado en el mundo la situación de la libertad de prensa", ya que "ahora, a medida que se van transformando la prensa escrita y audiovisual y que la 'blogosfera' adquiere una envergadura mundial, la predación se ejerce en Internet".
A este respecto, "las cifras hablan por sí solas". "Por primera vez, en 2008 fue asesinado un hombre cuando efectuaba un trabajo de 'periodismo ciudadano'", prosiguió. Se trata del empresario chino Wei Wenhua, a quien golpearon hasta la muerte unos oficiales municipales ('chengguan') el 7 de enero, después de que grabara un altercado con manifestantes en la ciudad de Tianmen (provincia de Hubei).
En treinta y siete países se han verificado actuaciones de censura en la Web, sobre todo en China (93 sitios censurados), Siria (162 sitios censurados) e Irán (38 sitios censurados). "Pero tampoco las democracias se quedan cortas en lo que se refiere a la vigilancia y represión de Internet", según RSF. "En Tailandia o Turquía, los tabúes del rey o el Ejército son tan pertinaces que la Policía vigila y castiga cada vez más a los usuarios poco delicados del ciberespacio", afirmó.
La cárcel es "la respuesta cada vez más frecuente de los gobiernos a las críticas formuladas en los 'blogs'", según el informe. "En China fueron detenidos diez ciberdisidentes y 31 fueron agredidos o amenazados, y la justicia dictó condenas contra al menos tres", indicó. En Irán, Reporteros sin Fronteras ha contabilizado 18 detenciones, 31 agresiones y diez condenas. En Siria (ocho detenciones, tres condenas), Egipto (seis detenciones) o Marruecos (dos detenciones, dos condenas), "la libre expresión en Internet resulta muy problemática".
"La máquina de triturar la libertad en Internet fue particularmente severa en Birmania, donde la Junta hizo que condenaran, en condiciones vergonzosas, al 'blogger' y actor Zarganar y al joven ciberdisidente Nay Phone Latt, a penas de cárcel increíblemente graves (59 años para el primero, 20 años para el segundo)", denunció Reporteros sin Fronteras. "Estos dos hombres se han sumado a los muchos otros presos políticos birmanos, 16 de los cuales son periodistas", añadió.
Este aumento de la represión de Internet se produce en un contexto en que los medios de comunicación tradicionales, "incluidos los de las grandes democracias occidentales", se ven sometidos a nuevas presiones, según Reporteros. Las leyes antiterroristas posteriores al 11 de septiembre colocan a los periodistas de investigación en una situación muy delicada", denunció. "Los enviados especiales tienen que enfrentarse a una hostilidad creciente si proceden de países aliados a la 'coalición antiterrorista' de Estados Unidos", añadió.

Fuente: Europa Press

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: