miércoles, 9 de abril de 2014

Senadores de Entre Ríos “repudió” el fallo de la jueza Aranguren contra DiarioJunio

Hasta ahora, la jueza federal entrerriana, Beatriz Aranguren, solo cosecha repudios, por su fallo contra DiarioJunio, Yahoo y Google. Esta vez fue, ni más ni menos, la Cámara de Senadores, la misma a la que le hubiera tocado analizar el pliego del exjuez Julián Quevedo (al que ella le dio la razón), complicado porque su nombre apareció en proclamas en favor de dictadores asesinos, hecho que hizo conocer DiarioJunio y que provocó este fallo tan duramente atacado por un amplio espectro social. Anoche y según la información aportada a este diario, los senadores emitieron un “Proyecto de Resolución” a través del cual “repudia por atentatorio contra la libertad de expresión y el derecho a la información” ese fallo. Lo que sigue es la contundente Resolución de uno de los poderes del Estado

La Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Entre Ríos
Resuelve
Primero:
La Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Entre Ríos repudia por atentatorio contra la libertad de expresión y el derecho a la información sostenido por nuestra constitución y por los tratados internacionales, el fallo contra DiarioJunio; Yahoo, Google y otros, el fallo de la Jueza Federal Beatriz Aranguren contra esos medios de comunicación.
Segundo: comuníquese, etcétera.
 
Reseña
Julián Quevedo, patrocinado por el abogado Roberto Beheran y varios otros, iniciaron un juicio de habeas data contra DiarioJunio, Yahoo y Google entre otros, porque apenas fue nombrado juez interino, este diario publicó que Quevedo aparecía desde hacía 10 años, en varios sitios digitales firmando proclamas de apoyo a reconocidos dictadores y asesinos condenados por delitos de lesa humanidad.
Si Quevedo hubiera reconocido que efectivamente había firmado esas burdas proclamas, su futuro como juez hubiese pasado a mejor vida, pues, el senado no hubiese aprobado su pliego. Que hizo entonces ? negó haber firmado en favor de dictadores y exigió a DiarioJunio que mostrara su firma de puño y letra.
Este diario, obviamente y aunque publicó su desmentida, no le creyó, entre otras cuestiones porque no era creíble que a Quevedo se le ocurra recién 10 años después, desmentir algo que circulaba por la web hacía una década. Además porque el pedido no era más que una burda chicana, pues, en la era digital, pedir firma de puño y letra no sonaba sino a eso, a chicana.
De hecho esta Resolución no está firmada de puño y letra de modo que, si mañana los senadores le exigieran a este diario que muestre la firma que avala lo que publicamos no tendríamos forma de hacerlo. Pero, este cuerpo está precedido por la calificación de “honorable” y las personas honorables no andan diciendo y desdiciéndose según convenga o no. Si lo firman lo firman y a aguantarse, así es la vida.
La jueza Aranguren y al mejor estilo de la familia judicial, le creyó a Quevedo de cabo a rabo, prefirió saltearse la era digital y le exige a DiarioJunio; Yahoo y Google que borremos esa partecita de la historia de Quevedo, borrar ese pasado, que lo compromete. Tiene facultades para ello, es innegable, como innegable es que, hasta ahora DiarioJunio cosechó decenas y decenas de solidaridades, de las más variadas y ella decenas y decenas de repudios, también de los más variados.
Su fallo, todos hasta ahora lo entienden así, es, lisa y llanamente “atentatorio contra la libertad de expresión y el derecho a la información sostenido por nuestra constitución…” como lo indica esta Resolución.
El otro dato que incorpora esta Resolución de Senadores es que, esta es la Cámara que debe aprobar o rechazar los pliegos de los candidatos a jueces. En este caso y si a Quevedo no lo echaban de la justicia por “morosidad judicial”, iba a tener que tratar su pliego.
No llegaron a tratarlo, no necesitaron, la misma justicia se encargó de desprenderse de Quevedo, lo que sí hicieron los senadores es dar este paso, emitir esta Resolución que habla por si sola y da cuenta del pensamiento mayoritario sobre el particular. 
Imposible no decir que esta Resolución salva en algo al Estado entrerriano. Uno de los poderes, la justicia federal de esta provincia, nos hizo ver a los entrerrianos como una provincia atrasada y perseguidora de periodistas. Otro poder en este caso la legislatura (al menos una de las cámaras) mostró otro costado, un costado democrático que reivindica el papel de una prensa libre sin ataduras, mordazas y/o miedo a persecuciones y estigmatizaciones.
Fuente: Diario Junio
Ver anterior: Un fallo contra la libertad de expresion: La FATPren exige justicia para el periodista entrerriano Claudio Gastaldi

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: