domingo, 13 de setiembre de 2009

Nosotros tampoco...

Los Kirchner tienen un estilo duro, de no dialogar, no negociar. Usted, que cree mucho en la negociación, ¿qué consejo les daría?
¡Qué le voy a dar consejos! ¿Usted está loco? ¿Quién soy yo para darles consejos! [Risas.]

Quizá como un hombre con cierta afinidad ideológica...
Es que yo no sé cuál es la ideología de los Kirchner, sinceramente, no sé.

¿No se supone que son de centroizquierda, progresistas?
Parece que son progresistas. Pero son peronistas también. Y para entender acá en el Uruguay nos resulta bravísimo.

En la Argentina, a veces, también?
El peronismo es un fenómeno sentimental. Usted encuentra toda la fauna ahí. [Risas.]

¿Por qué cree que la Argentina es un país en el que cuesta tanto llegar a los acuerdos políticos, donde no se pueden definir políticas de Estado y en el que quien llega al gobierno barre con lo que hizo el anterior?

Porque no deben de tener ningún proyecto de futuro. Viven demasiado en el presente. Tienen una crisis de utopía. Nosotros corremos riesgos y vamos a terminar arrollados por [Marcelo] Tinelli. Por eso yo estoy planteando acá la propuesta de hacer un país más inteligente.

¿En qué consiste?
Que en los próximos 15 años no quede un sólo muchacho sin formación terciaria. Después nos pelearemos en veinte cosas, pero transformar eso en una política de acuerdo nacional. La materia prima fundamental está en el balero. Lee la nota completa acá.



Fuente: Diario La Nación

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: