domingo, 15 de mayo de 2011

El affaire Juan Terranova cruza fronteras

Radio Nederland, la emisora pública de Holanda, emitió un reportaje de Beatriz Díez Hernando con Inti María Tidball-Binz, representante de la organización Hollaback en Argentina. El tema de la charla fue la decisión de la revista El Guardián de prescindir del periodista Juan Terranova, quien en marzo publicó una columna en la que Tidball-Binz (foto) se sintió afectada. Su organización llamó a empresas a retirar la publicidad de la revista de Raúl Moneta. Esto despertó varias polémicas sobre si esto era o no un caso de censura


Esto publicó Nederland:
"Remontémonos a los hechos. En marzo pasado, el periodista argentino Juan Terranova publicó en su blog y en la revista El Guardián una columna en la que expresaba su opinión sobre la iniciativa de una organización internacional, Hollaback, con representación también en Argentina, de perseguir el lenguaje sexista y discriminatorio en las calles del país.
En su escrito, Terranova dirigía sus comentarios hacia Inti María Tidball-Binz, curadora de arte y líder de Hollaback en Buenos Aires. La dureza de sus palabras se interpretó como una incitación a la violencia sexual, e inmediatamente después de la publicación, Hollaback emprendió una campaña internacional para que la revista El Guardián, donde escribía Juan Terranova, prescindiera de los servicios del periodista. Dos grandes empresas como Fiat y Lacoste se unieron a la campaña al retirar su publicidad de la revista argentina, por considerar que no se podían ver asociados con opiniones de este cariz. Esta semana, El Guardián se ha disculpado y ha despedido al periodista y profesor argentino.
En su columna, Terranova escribió: ”La noticia: hace poco Buenos Aires se sumó a un movimiento internacional, desarrollado en distintas ciudades del mundo y a través de la web, que busca combatir los piropos lascivos a los cuales considera ‘acoso verbal callejero’. El sitio se llama buenosaires.ihollaback.org y su impulsora es Inti María Tidball-Binz, una curadora de arte de veintinueve años que vive en San Telmo. Apenas empieza la nota, Inti María se pregunta, obtusa, ‘¿cuánta gente encontró el amor de su vida diciéndole un piropo en la calle a otra?’, y enseguida avisa que ‘en Nueva York promueven sacar una foto con el teléfono celular al acosador y subirla a la web’. A primera vista parece que estamos frente a una rara mutación de la eterna cruzada de las ‘señoras bien’ contra la picaresca. ¡Cuántos equívocos en tan poco espacio! Casi se podría decir que es algo bello. Voy a ahorrarle al lector la defensa de la riqueza idiomática de la obscenidad y la reivindicación del piropo como género menor. Pero me pregunto: ¿Dónde termina el comentario admisible y dónde empieza la guarrada? ¿Quién decide qué provocación es arte y qué provocación es exhibicionismo? ¿Qué diría sobre el tema Miguel de Molina?”. Lo más polémico era el final: “Hay poesía potencial en la infracción sintáctica, en el desafío a la norma, en la violencia latente de un insulto.
Termino así con un deseo para este 2011: encontrar a Inti María Tidball-Binz en un vernissage, tomar juntos una copa y luego decirle que me encantaría romperle el culo a pijazos. Salud”.
El periodista Juan Terranova considera que se han malinterpretado sus palabras y se siente víctima de una peligrosa campaña que pone en riesgo el derecho a la libertad de expresión. Tras el revuelo que se originó por su columna, Terranova publicó una disculpa en el mismo blog, pero esto no hizo detener el flujo de críticas en su contra. Inti María Tidball Binz ve una clara diferencia entre la libertad de expresión y un llamado a la violencia, entre rebatir las ideas o atacar directamente a una persona.

Hollaback contra el lenguaje sexista
Más allá del caso concreto que se ha producido entre Juan Terranova e Inti María Tidball-Binz, cabe señalar que la organización internacional Hollaback tiene como misión el combate al lenguaje sexista y discriminatorio que se da con frecuencia en las calles de todas las ciudades del mundo. Palabras que para algunos son piropos, y que desde una visión patriarcal deberían incluso halagar a las mujeres a las que van dirigidas, se consideran como verdaderos ejemplos de acoso que, como subraya Inti María Tidball-Binz, pueden tener efectos muy negativos sobre las personas que las escuchan.

Escuchá la entrevista a Inti María Tidball-Binz, de Hollaback Argentina:



Lee la nota de Juan Terranova y su disculpa pública:

Terranova remitió una consulta a FoPeA para saber si este fue o no un caso de censura
Respuesta de FoPeA
Buenos Aires, miércoles 11 de mayo de 2011
Estimado Juan Terranova:
La Comisión Directiva de FoPeA analizó tu consulta respecto de si hubo censura y una limitación a la libertad de expresión en la discontinuidad de tu columna en el semanario El Guardián.
Fopea es una asociación profesional de periodistas, que tiene en su agenda de temas el mejoramiento de los estándares de calidad y ética periodística, la responsabilidad social del rol de los medios y la defensa de la libertad de expresión, entre otros temas. Desde esta perspectiva, promovemos un uso responsable de la libertad de expresión, impulsamos la adopción por parte de medios y periodistas de lineamientos éticos y de parámetros de calidad profesional.
El caso que nos planteas involucra directamente todas estas cuestiones. Por un lado la ofensa incluida en tu columna, y de la cual te retractaste y pediste disculpas posteriormente, no se condice con el buen gusto como valor periodístico y es un comentario a todas luces violento y discriminador.

Consideramos entonces:
1) Que fue lamentable, condenable e indefendible desde la visión ética del periodismo profesional que pregona FoPeA el agravio proferido en tu columna contra la militante de Hollaback/Atrevete.
2) Que fue una buena medida de tu parte publicar un pedido formal de disculpas, por más que este no hubiese sido aceptado. Ante el error, siempre es mejor reconocerlo y disculparse.
3) No consideramos que se trate de un episodio de censura, sino de responsabilidad ulterior por parte del medio. Es decir, el medio es responsable por publicar la columna sin la debida edición acorde al buen gusto como valor periodístico, evitando un agravio innecesario y ofensivo como el incluido en el texto. Y luego es responsable de la discontinuación de tu columna frente a los cuestionamientos. Aunque vemos con preocupación la presión de la ONG a los anunciantes y al medio por el agravio publicado en tu columna, no consideramos que su reacción sea materia de análisis de nuestra parte. En todo caso, creemos que hubiera sido más adecuado que el medio también asumiera su responsabilidad y ofreciera una reparación consensuada con esta ONG y la afectada.
Más allá de este episodio lamentable, te recomendamos que en el futuro evites la utilización de términos denigrantes, aún en espacios de opinión.
Este es el punto al que alude el código de ética de FoPeA 5. El buen gusto es un valor periodístico, por lo que la curiosidad escatológica, la estridencia innecesaria y la morbosidad son actitudes a evitar.
Muchas gracias por enviarnos la consulta. Quedamos a tu disposición por comentarios u otras consultas.

Saludos cordiales
Foro de Periodismo Argentino

"Contra el Puritanismo"
Así se llama el blog donde el escritor Enzo Maqueira publicó una solicitada. Entre más de un centenar de firmas a favor de la libertad de expresión Diego Grillo Trubba escribió:
"En las décadas del ´60 y el ´70, el genial Michel Foucault analizó con preocupación que el poder intentaba coaccionar a sus individuos en los comportamientos, que intentaba controlar sus cuerpos y sexualidades, sus intimidades e identidades. Ello derivó en políticas saludables que intentan obligar al individuo a vivir más tiempo más allá de su elección.
Hoy nos enfrentamos a algo aún más grave: el intento por controlar las palabras, el intento de punir el discurso. El poder no sólo intenta decirnos qué debemos hacer y qué no podemos hacer según nuestro deseo, sino que al mismo tiempo intenta -para ocultar la situación coyuntural pobre en libertades materiales, esto es el tener y el no tener- establecer qué se puede decir y qué no.
La libertad de palabra es un derecho humano básico establecido en todos los tratados internacionales referidos al tema. El intento de coartar por vía económica a la palabra es una estrategia más de quienes pueden por establecer cómo debe ser el mundo: a su gusto y placer. Es, por lo tanto, tan repudiable como preocupante."
Podes leer otras notas: ¿Censura? ¿Puritanismo?, Un tarazcón en la lengua, y otras acá, acá y en el blog de Juan

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: