jueves, 30 de julio de 2009

Más sobre la TV satelital libre y gratuita

Con su instalación, el Gobierno pretende dar la posibilidad a las regiones menos desarrolladas de contar con un servicio televisivo. “Es hora de que todos los argentinos tengan acceso a un sistema de TV universal y de calidad”, destacó Tristán Bauer
Por: Emanuel Respighi
“Televisión abierta”, para todos y cada uno de los habitantes del país, está a punto de dejar de ser un slogan para convertirse en una realidad. A través del decreto 943/2009, el Gobierno autorizó la instalación, funcionamiento y operación de un sistema de TV satelital público a nivel nacional, mediante el cual el Estado dará la posibilidad a las personas y regiones menos desarrolladas del territorio de acceder a algún tipo de servicio televisivo. Además de garantizar el acceso, el decreto señala que el sistema estará conformado por “un paquete reducido de señales educativas, culturales e informativas”, sin dar mayores precisiones sobre la cantidad ni las características de esos canales. La implementación del sistema correrá por cuenta del Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP), a cargo de Tristán Bauer. “Es hora de que todos los argentinos tengan acceso a un sistema de TV público libre, gratuito, universal y de calidad”, destacó el cineasta a PáginaI12.
La resolución firmada por la presidenta Cristina Fernández busca zanjar la deuda histórica que el Estado tiene con una buena parte del territorio nacional, donde por aire no llega ningún tipo de canal de televisión. En efecto, hasta el momento son apenas 22 millones de argentinos los que tienen la posibilidad de sintonizar gratuitamente y por aire a la señal de Canal 7, a través de sus 295 repetidoras. O sea que alrededor de 13 millones de habitantes sólo pueden ver el canal público mediante la suscripción a algún tipo de servicio de televisión paga. De alguna manera, la puesta en marcha de un sistema de TV satelital integral como el que se propone, que es compatible con la demorada decisión acerca de la norma digital que adoptará el país, servirá para compensar las desigualdades sociales, de género y regionales que existen hoy entre los habitantes de las grandes urbes y aquellos que viven cerca de la frontera o en lugares geográficamente complejos.
“Cuando uno ve el mapa del territorio nacional que tiene cobertura televisiva por aire, libre y gratuita, no puede dejar de asustarse: así como hemos avanzado en el fortalecimiento de las instituciones, en el acceso a la información y al intercambio de ideas que permiten los medios de comunicación no hicimos demasiado en estas casi tres décadas de vida democrática”, reconoce Bauer, en su rol de presidente del directorio del SNMP. “El sistema satelital nos permitirá tener un paquete de señales de calidad, al que todos los habitantes podrán acceder mediante un decodificador y una antena parabólica”, agrega. El paquete de señales del sistema satelital de TV pública será distribuido por la empresa estatal de soluciones satelitales Arsat, desde el telepuerto que posee en la localidad bonaerense de Benavídez.
Si bien el decreto no es preciso ni sobre los contenidos ni las señales que se distribuirán a través del satélite AMC-6, Página/12 pudo saber que en una primera etapa los canales que formarán parte del sistema de televisión satelital público serán Canal 7, canal Encuentro y la señal infantil que actualmente se encuentra en avanzada producción y que mantendrá los mismos lineamientos que el bloque Pakapaka. A su vez, la penetración de Radio Nacional también se vería favorecida por la distribución satelital. En tanto, en una segunda etapa, Bauer piensa sumar a ese paquete una señal cultural dedicada al cine (en una asociación con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales) y una cadena de noticias nacional. “De todas formas, en términos técnicos cualquier señal pública de otros países podrá formar parte del sistema. Y tanto TVE como Telesur serían opciones interesantes”, acota el presidente del SNMP, como un manera de ilustrar la lógica pública que signa al proyecto audiovisual estatal más ambicioso de las últimas décadas.
En cuanto a los tiempos de implementación del sistema, desde el Gobierno se ponen como meta el 2010, año en el que se conmemora el Bicentenario de la Revolución de Mayo. “No hablamos de semanas ni tampoco de años, más bien de meses”, aclara un entusiasmado Bauer. “Si bien hubo un trabajo preliminar con la gente del Comité Federal de Radiodifusión, la Comisión Nacional de Comunicaciones y Arsat, ahora debemos sentarnos a definir la puesta en marcha del sistema: ojalá a fin de año seamos capaces de distribuir televisión pública, libre, gratuita y de calidad para todos los argentinos”, especula el director de Iluminados por el fuego, entre otros films.
La decisión de la Presidenta de conformar este paquete de señales públicas satelitales hará que Encuentro, el canal perteneciente al Ministerio de Educación de la Nación que tantos elogios cosechó por la calidad de sus contenidos, deje de ser un canal de cable y pase a ser una señal de televisión libre y gratuita. De esta manera, el canal educativo-cultural ya no dependerá de los envíos de DVD’s a las 12 mil escuelas rurales del país para complementar los planes de estudios.
El éxito del sistema satelital de TV pública no sólo dependerá de la calidad de los contenidos que se emitan, sino también de que todos los habitantes del país puedan acceder gratuitamente a la televisión abierta. Si el Estado no implementa una política de financiamiento de los televisores, decodificadores y las antenas parabólicas para captar las señales en aquellas regiones más olvidadas, de nada servirá que el satélite tenga cobertura total de territorio nacional. “Así como con Encuentro hicimos una efectiva distribución de DVD’s a las escuelas rurales, creo que también el Estado puede ser capaz de equipar de tecnología necesaria a aquellos que no cuentan con los recursos para comprarlos. No descartamos que en los planes de vivienda que a futuro se pongan en marcha en las zonas que hoy no tienen cobertura las casas ya vengan equipadas con la antena parabólica y el decodificador necesarios para ver la televisión pública”, subraya Bauer.

Fuente:
Diario PáginaI12


El proyecto de TV satelital del Gobierno ya genera polémicas
Denuncian que buscara controlar los contenidos. Lo conducirá Tristán Bauer. Para el sector privado, difundirá sólo un mensaje oficialista
La decisión del Gobierno de ofrecer un paquete de señales de TV satelital sorprendió a la oposición y a los empresarios de medios que plantearon ayer unas serie de cuestionamientos sobre la oportunidad de la medida y sus vías de financiamiento y expresaron sus temores de que ese sistema se utilice para difundir un mensaje oficialista.
La autorización al Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP) para la instalación y operación de un sistema de televisión satelital fue conocida el martes con la publicación en el Boletín Oficial del decreto 943 firmado por Cristina Kirchner.
"Comenzamos a pensar en esto en la época en que creamos (el canal del Ministerio de Educación) Encuentro y luego extendimos la idea a un paquete de cinco o seis señales públicas para que puedan acceder a ellas en la regiones más lejanas y aisladas del país", explicó a Clarín, el titular del SNMP, Tristán Bauer.
La idea es que Canal 7, Encuentro y un canal infantil que está en proceso de creación (Paka-Paka es uno de los nombres posibles para bautizarlo) sean las primeras tres señales del paquete. Un cuarto canal en estudio sería una señal de cine nacional que se realizaría junto al INCAA. Bauer desmintió que el canal Telesur vaya a integrar en principio el paquete aunque dejó abierta la puerta para que en un futuro se sume una señal informativa y otra deportiva.
Su primer objetivo es que el servicio pueda recibirse en las 12 mil escuelas rurales de todo el país. El Estado se encargaría de distribuir a todas ellas los receptores satelitales. En una segunda etapa se analizará cómo facilitar el acceso más allá de las instituciones educativas para cumplir con el texto del decreto que habla de "permitir el acceso a este servicio a las personas y regiones menos desarrolladas del país".
La Comisión Empresaria de Medios de Comunicación Independientes (CEMCI) que agrupa a más de 300 emisoras gratuitas de radio y TV, 700 operadoras de cable y 300 diarios y revistas manifestó ayer que con este proyecto "se busca controlar y homogeneizar contenidos televisivos en todo el país".
"Esta sorpresiva y sospechosa medida, que no reconoce antecedentes a nivel internacional, no brinda opciones audiovisuales gratuitas a los sectores más vulnerables, sino que los obliga a ser rehenes únicamente de señales oficiales o paraoficiales, o sea del discurso oficial", advierte en un comunicado.
El duro comunicado de CEMCI advierte que la medida "en lugar de promover la producción de contenidos locales apunta a un modelo altamente centralizado" de producción en Buenos Aires y "nada dice el decreto de los fondos públicos con que financiará en medio de la crisis económica actual".
"Creemos que con estas medidas insólitas y discrecionales se busca neutralizar el alcance de las voces independientes a lo largo y ancho del país", finaliza.
Varios dirigentes opositores expresaron opiniones similares.

Críticas del radicalismo y la Coalición Cívica
Diputados opositores expresaron ayer sus objeciones a la creación del sistema de televisión satelital público anunciado por el Gobierno.
La presidenta de la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, Silvana Giudici (UCR), cuestionó que la medida se haya tomado "por decreto, sin debate previo y mientras todavía está pendiente de debate el nuevo proyecto de ley de radiodifusión". Se preguntó de dónde saldrán lo recursos y lamentó que "al ofrecer un servicio de TV satelital se siga demorando la decisión sobre la norma de televisión digital que adoptará el país". Por último, se preguntó "si el Gobierno piensa enviar ahora sus discurso único por satélite a todo los argentinos" y pidió "generar un cambio en la política de medios no gatopardista, con medios públicos fuertes, plurales y diversos, que fomenten la producción de contenidos locales y la red de televisión abierta gratuita"
El diputado de la Coalición Cívica Fernando Iglesias expresó que el proyecto "es preocupante porque viene de un Gobierno que no logra distinguir entre lo estatal, lo gubernamental y la propiedad privada del matrimonio presidencial".
Para Iglesias, el sistema de TV satelital agregará un nuevo eslabón al "sistema de difusión de propaganda oficial que ya integran TelAm, Radio Nacional y Canal 7". Y dijo que en ese sentido van también las declaraciones del flamante Secretario de Cultura, Jorge Coscia, que llamó a "politizar la cultura y utilizar la política".

Señal de ajuste hasta 2010
Tristán Bauer contó a Clarín que a fin de año podrían comenzar las pruebas y que el paquete de señales públicas estaría disponible en 2010. Según aseguró, "el sistema de distribución satelital es la manera más económica de ofrecer hoy en día un paquete de señales públicas. Es mucho más barato que instalar antenas repetidoras por todo el país."

Fuente: Diario Clarín
Ver anteriores:
"Prometen que Argentina tendrá en breve un sistema satelital de televisión público y gratuito" y "Rechazan el proyecto de TV satelital del Gobierno"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

sigan haciendo crecer el aparato de medios publicos... mas empleados, mas control sobre la informacion, mas sueldos, mas corrupcion..

Claudio Andrés De Luca dijo...

Llená la solicitud q esta en http://www.tda.gob.ar "Plan de Acceso" http://bit.ly/Om71Eu y lo llevas a una suc. del Correo Arg. lo evaluan y si le corresponde se lo entregan

Quizás también le interese: