domingo, 4 de marzo de 2007

Mutualistas compiten por una radio de AM en Rosario

Parece que el “Aire” de la amplitud modulada de nuestra ciudad ha despertado un gran interés en los más variados estratos de la sociedad. Esto quedó de manifiesto cuando recientemente, el Comité Federal de Radiodifusión (ComFeR), abrió el concurso público para otorgar una nueva frecuencia de baja potencia. La radio estará ubicada en el 1490 del dial, y ya se han presentado, al menos siete oferentes para adquirirla

En tanto, cabe aclarar que el organismo federal tiene un plazo de hasta un año para hacer efectiva esa concesión.Entre los oferentes locales aparecen grupos conocidos por su vinculación con emisoras de la ciudad, y ese es el caso del Diario La Capital perteneciente al grupo Vila, que además reúne a la emisora LT8 y la FM 99.5; o el de Televisión Litoral SA, empresa liderada por Alberto Gollán que agrupa a Radio 2; Canal 3, FM Vida y el diario digital Rosario3.com. El oponente más fuerte parece ser el Grupo Clarín, que también desde Radio Mitre dio el presente. Entre las curiosidades que se desprenden de la lista de posibles adjudicatarios de un espacio en el éter de nuestra ciudad, aparece, representando a una ONG, José Bonacci, ex concejal por el Modín de Aldo Rico; y la Red de Radiodifusión Bíblica, emisora de una cadena internacional que hoy se escucha en Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

Pero la novedad más importante, entre los postulantes que ya han presentado sus ofertas, es Guillermo Whpei, presidente de Unión Provincial Asociación Mutual y Grupo Unión S.A. Esta iniciativa daría al movimiento mutualista local un espacio que hasta ahora le ha sido vedado, el de la propiedad de un medio masivo de comunicación, una herramienta más de expresión para el sector y un canal de intercambio directo con la comunidad. De tal forma, y en representación de este grupo de mutuales, que conforman Unión Provincial, Guillermo Whpei dialogó con “Tiempo Mutual” acerca de los objetivos, las expectativas y el desarrollo posterior de este emprendimiento: “ser la primer radio mutualista de Rosario”.

¿Por qué decidieron participar en esta licitación pública para una frecuencia de AM en Rosario?
En principio, fuimos invitados a participar, lo debatimos y consideramos interesante la propuesta de involucrarnos en algo que hasta ese momento era ajeno a nuestra actividad, independientemente de las chances que tuviéramos. Pero más allá de todo eso nos impulsó, en primer lugar, una fuerte vocación de difundir lo nuestro, y luego la convicción de que un medio de comunicación bien empleado puede ser una herramienta positiva para difundir a la región.

¿Por qué resulta interesante a este grupo de Mutuales ser dueñas de un medio de comunicación masiva?
Estamos viendo diariamente de qué manera los medios desplazan a las instituciones poniéndose en el escalón del poder del saber y desplazan automáticamente a la Justicia. Cuando los medios de comunicación empiezan a ocupar ciertos espacios que antes pertenecían a otras instituciones es cuando se debe despertar en nuestras organizaciones la señal de alarma que diga que no queremos estar al margen de esta situación, que queremos comprometernos y hacer la diferencia.

¿Con qué expectativas se presentaron a esta licitación?
Nosotros fuimos el primer o segundo grupo que compró el pliego, por ende ignorábamos la calidad y tamaño de los competidores. Luego nos enteramos del Grupo Clarín, Hadad, Televisión Litoral, el Grupo Uno, etc. Igualmente, aún de saber esto de antemano hubiésemos comprado el pliego por esa convicción que antes decía. Sabemos que va a ser largo y complicado el proceso, pero nosotros en definitiva canalizamos nuestra vocación. Esto no es ganar o perder. Esto es intentar, a través de un proyecto con un fuerte compromiso cultural y regional, obtener una herramienta que el Estado está licitando.

¿En caso de ganar, piensan ser la voz del movimiento mutualista local?
Cien por cien. La nueva radio se sustentará en una gran presencia y compromiso con la cultura rosarina y regional. Si bien no es una radio con mucha potencia, creo que tiene alcance suficiente como para difundir los valores fundamentales de lo que significa Rosario y su cultura. Las entidades mutuales y algunas cooperativas hace mucho tiempo que están en crisis, pero pese a eso todas las entidades intermedias han florecido siempre en los momentos de mayor adversidad Eso es un valor fuerte a sostener en el tiempo y para construir un pensamiento diferente. Pienso que este tipo de herramientas de comunicación deben servir para construir eso.

Esa cultura del trabajo que tenían nuestros mayores se reflejaba incluso hasta en el nombre de las tiendas que fundaban, y como ejemplo citemos a “La Favorita", “El Porvenir” y otras. En esos nombres aparecían los deseos y las expectativas que tenían en esta tierra. Los propios edificios que construyeron mostraban el compromiso con el futuro de aquellas generaciones de argentinos, fíjese por ejemplo en el Nacional 1, el Palacio de Justicia y Tribunales, el propio Palacio Fuentes, que es nuestra casa. Todo lo hacían con visión de perpetuidad, y esa era la importancia que aquella sociedad le daba a valores como la educación y la justicia.

Hoy una escuela se hace en 20 metros cuadrados y en una casa alquilada, esa es la importancia que hoy los gobiernos le dan a la educación. Creo que a través de la herramienta de la radio podemos soñar en transformar ese pensamiento y reafirmar una necesidad de valores. En esto peleamos contra grandes grupos y multimedios pero insistimos en nuestra vocación de ver a los valores como el cimiento para la transformación social.

Generalmente se piensa que un medio de comunicación debe ser un negocio, y esto a veces choca con determinados conceptos o valores del movimiento…

Es verdad, pero obviamente hay que debatir qué concepto de negocio portamos. La Argentina ha importado a partir de la década del 90 la ideología americana de que todo tiene que ser rentable, que existe una sola forma de hacer negocios y es que dejen dividendos y que en definitiva es exitosa sólo la persona que tiene mucho. El éxito para los norteamericanos es sinónimo de plata, por eso ellos tienen referentes como Donald Trump o Bill Gates; pero para nosotros deben ser personas como René Favaloro –por ejemplo- los modelos de una sociedad y de una profesión.

Creo que el límite se pone en la manera que uno tenga de ver los negocios; para nosotros es fundamental difundir la cultura, fortificarla y enseñarles a nuestros hijos que existe una manera de mirar al mundo evitando caer en aquello que remarcaba José Ingenieros cuando decía: “por parecer dejó de ser”.
Fuente: Revista "Tiempo Mutualista",  de la Federación de Entidades Mutualistas de la Provincia de Santa Fe

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: