jueves, 5 de julio de 2012

Yo estuve allí

Por: Augusto dos Santos*
Estuve viendo en la Television los segmentos de nuestra sospechosa presencia en el Palacio de Lopez el día del Juicio Politico.

Se que en la Secretaría de Información y Comunicación (SICOM), la Secretaria con rango de Ministerio que orgullosamente me toco fundar, estuvieron haciendo esfuerzos por encontrarme en las fabulosas ¨videocassetadas del Palacio de Lopez¨ y me adelanto a declarar urbi et orbi que Yo estuve allí.
Con una actitud altamente sospechosa ingrese al Palacio – como todos los días – y aun recuerdo que ese día aciago pedí en la Secretaria Privada, mientras aguardaba que me atienda el terrible dictador Fernando Lugo, un café cortado. Y me adelanto a ofrecer este detalle (del café cortado) para que agreguen a la imputación otro dato: grave adulteración láctea de un típico producto colombiano. Gesto de por si bolivariano.
Pero peor aun, encontré a todos los Ministros (incluyendo a varios compañeros y compañeras que continúan aun en el actual gobierno) en el supremo acto de execrable sedición de saludar a Lugo y ofrecerle su solidaridad por el patriótico y sesudo juicio político que se desarrollaba en el Parlamento.
Hago publica mi intención de entregarme a las autoridades por el acto subversivo de estrechar la mano esa mañana a malhadados visitantes del Palacio de Lopez, entre los que recuerdo a los Cancilleres de Argentina, Uruguay, Peru y al canciller de Venezuela, si!, y que las futuras generaciones no retiren de mi memoria lo vomitivo de este impropio y deleznable episodio.Ah, y como si todo eso fuera poco, exijo que se forme una comisión especial para investigar porque al Embajador Ecuatoriano le distinguì con un abrazo, lo cual no tiene el perdón de Dios.
Ningún tribunal será suficiente para perdonarme que incluso, en un momento dado de la multitudinaria concurrencia en el despacho del Presidente, èste me pidió que lea el texto de su renuncia a los Ministros, Ministras y colaboradores civiles y militares presentes (entre ellos varios y varias que siguen trabajando para el actual Gobierno, para los y las que pido, naturalmente ,que no exista sanción de ninguna especie porque el solo hecho de ser readmitidos los libera de culpa y pena).
Pero el mas terrible acto, el mas impresentable de todos, ante el cual no me queda otra que pedir ya la constitución de un pelotón de fusilamiento en los bajos del congreso, es por haber entrado a ¡ una sala de reuniones! que bien se documenta en los fantásticos videos rescatados por la SICOM.
Y merezco el fusilamiento porque a quien sino a mi y todos los ministros, y ministras y colaboradores que allí estuvieron( entre ellos varios que siguen trabajando para el actual gobierno) se me ocurriría repetir un acto que hacia sistemáticamente hace 4 años, casi todos los días, acompañando a mi déspota presidente, justo el dia en que grababan las videocassetadas de Faustao.
Y cuando me asista el ultimo suspiro, gracias al acto fulminante del pelotón de francotiradores, juro que moriré con una sonrisa entre dientes pensando en el próximo presidente que sufra un golpe en Paraguay, abandonado por sus colaboradores, solo para no salir en la tele al dia siguiente como peligrosos visitantes del Palacio de López.
No estamos locos. Estamos estúpidos
*Ministro de Comunicaciones del Presidente Fernándo Lugo de Paraguay

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: