sábado, 12 de mayo de 2012

Corrientes: Concejales oficialistas se negaron a condenar el ataque a periodistas

Sin argumentos sólidos, el oficialismo decidió “no repudiar” en la sesión de ayer las agresiones y amenazas de patoteros de la Unión Tranviarios Automotor
Los aliados del intendente de Corrientes, Carlos Camau Espínola, en el Concejo Deliberante de la ciudad de Corrientes protagonizaron ayer una vergonzosa sesión en la que promovieron, justificaron y aprobaron el pase a la Comisión de Legislación del proyecto de declaración a través del cual el concejal Gabriel Romero proponía “repudiar en forma unánime” el ataque a dos periodistas en la puerta del recinto.

El hecho tuvo lugar el pasado jueves 26 de abril, cuando un grupo de patoteros de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) se concentró en el ingreso del Concejo, impidiendo el paso a la prensa. En este contexto, la periodista de La República, Mirna Reijers, fue objeto de agresiones y vejámenes, mientras que el cronista de radio Continental, Manuel Romero, fue víctima de amenazas. En el caso de Reijers, la denuncia e investigación siguen su curso en la División de Delitos Sexuales de la Policía Provincial.
Romero pidió su aprobación por unanimidad, en base al derecho de trabajar, la libertad de prensa y a la integridad física y psíquica de las víctimas. Pero el oficialismo dispuso que “se evalúe una propuesta superadora” en el ámbito de la comisión.
Sin proyecto en mano, el concejal Justo Estoup (FpV) propuso repudiar también otras situaciones, como los daños materiales al despacho de la concejal Blanca Zarza en oportunidad de la protesta de vecinos contra la suba del boleto, y despertó la indignación de los periodistas presentes y concejales que defendían el repudio, aunque también el respaldo de los otros concejales oficialistas: Agustín Payes, Marta Gómez, Ataliva Laprovitta, José Luis Gálvez, Juan José Marún, Blanza Zarza, Teresita Selman, Félix Morando y Luis Delgado. Gisela Gasparini presidió la sesión por ausencia de la presidenta Miriam Coronel.
Romero invitó a sus pares a realizar presentaciones similares para repudiar de igual manera los hechos que así lo ameriten. De esa manera, sostuvo la redacción de su proyecto, aclarando que los considerandos mantienen estricta relación con sus articulados. “El centro de este proyecto no puede moverse”, dijo el concejal, quien consideró que los derechos a la libertad de prensa o la integridad psicofísica de una persona están por encima de cualquier daño material.
Fuente: Diario La República

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: