sábado, 19 de febrero de 2011

#ElcabledeTelAm: analizado desde adentro

Sobre el “error” de TelAm. La agencia TelAm esta en la mira. No hay un lugar donde el proyecto liberal haya dejado una marca más indeleble que en el periodismo
Un terreno hasta hace un tiempo inexpugnable.

La flexibilización laboral es moneda corriente entre los periodistas de los multimedios, gran parte del gremio no llega a salarios mínimos, la paga por colaboraciones es miserable, pero en líneas generales, los periodistas siguen la escuela Mitrista al escribir la primera versión de la historia. El amo y el esclavo a la enésima potencia.
Indudablemente, aquí la base económica no determina la conciencia, pero la ideología de la clase dominante, es la ideología dominante en el periodismo. Esta enseñado así, para ser periodista, hay que ser “moderado”, no decir lo que se piensa, sino lo que se supone que piensan los demás.
Hay una trampa, un juego desleal de la prensa canalla. Su pensamiento es lo “neutral”, la opinión desideologizada.
La prensa liberal tuvo 200 años ininterrumpidos para consolidarse como pilar del modelo de país agroexportador y pro-imperialista.
Tiempo que no tuvo la democracia, que ellos mismos siempre, pero siempre, supieron cercenar.
Y son muchos los compañeros que, presos de estos mecanismos de sujeción mental, caen en la trampa.
Por eso permiten que se estigmatice a Moyano, Hebe o Moreno, y desde hace un tiempo, también a la política editorial de la agencia TelAm, que busca terminar con 200 años de periodismo liberal institucionalizado.
Hay un sector importante de la población que se mueve, todavía, por “el que dirán”. Nuestra tarea, es lograr que la mayoría del pueblo argentino tenga un pensamiento estratégico de nación, que sea libre de pensar por convicciones, sin miedos ni ataduras.
La neutralidad no existe, o mejor dicho, no es otra cosa que el pensamiento único. Si quieren, para que les sea más fácil comprenderlo, reemplacen la palabra “neutralidad” por “hegemonía”, y les resultará más fácil comprender esto.
Esta bien, discutamos las “formas”, ejem, las formas las suelen discutir los que, al buscar un lugarcito en el movimiento nacional hasta que aclare para no ser abucheados, dicen que lo que esta mal del gobierno son las “formas”.
Es una buena forma de zafar. Encaja a la perfección en la moderación que requiere la tilingueria. Y no llegamos hasta acá gracias a ellos.
La política es la herramienta para cambiar la realidad, no el “sentido común” ni la “opinión pública”. Y como se darán cuenta, la agencia TelAm, tiene política.
Eso que tanto le molesta a los liberales, porque como decía Mao, el liberalismo esta en cada uno de nosotros. En nuestra subjetividad, en nuestras mentes también hay un campo de batalla contra el pensamiento pequeño burgués y reaccionario. Y digo que la agencia tiene política porque tiene derecho a tenerla. Como hay un pensamiento liberal, colonizado, también hay un pensamiento nacional y popular para la liberación.
Tenemos derecho a contar con una agencia a la medida de las pretensiones históricas del movimiento nacional.
Las formas, si quieren, discútanla ustedes. Ocurrió con la aparición del candombe K en Fútbol para todos, o el Nestornauta de Solano López. Nosotros no le tenemos miedo al que dirán.
Nos sentimos felices de ser parte del movimiento nacional, de escribir la historia y poder expresarlo. Como los medios hegemónicos pudieron expresar libremente que eran parte del latrocinio en los noventa.
Pero, aprovecharse de un error, como fue la no edición de las efemérides de Alberto Chiarenza, para hacer toda una perorata moralista es desleal. Los hombres y mujeres de bien no actúan así.
A Clarín y Perfil sería absurdo, a esta altura de las circunstancias, dirigirles un mensaje. Con esa prensa estamos en guerra, desde el punto de vista del combate de ideas.
Pero si a los compañeros que, ante la reacción en Internet, pueden haber tenido alguna duda de la labor que viene impulsando la agencia TelAm.
En estos pocos meses de gestión de Martín García, la agencia le abrió el juego a los miles de medios comunitarios, pymes y cooperativos, de todo el país.
Para citar un ejemplo, en la provincia de Chaco, de 19 abonados, pasamos a 140, y así podría citar los casos de Misiones, Catamarca, y cada una de las provincias donde viene desembarcando la agencia.
Se firmaron infinidad de acuerdos con las asociaciones de Medios de todo el país, sin ir más lejos, ayer se firmo con las 17 asociaciones que integran La Co.Ra.Me.Co, a todos los medios se les ofrece el servicio de la agencia bonificado. TelAm creció en estos meses en un 50% en el número de abonados. Pero no solo eso, se genero el servicio de TelAm para radios, un producto verdaderamente revolucionario que les llega en pocas semanas más de 500 radios abonadas.
Se reimpulsó el Reporte Nacional, un suplemento de noticias nacionales, economía, interés general y deportes, para los diarios del interior, proyecto que, gracias a la explicita intermediación de Alberto Fernández, fue desmantelado y “prohibida su comercialización” años atrás, y que fue sostenido gracias a los trabajadores.
El producto, a un paso de convertirse en el diario más grande del interior del país, fue boicoteado gracias a funcionarios serviles a los intereses del monopolio. Además, la agencia viene impulsando un proyecto de noticias para los canales de televisión, no solo pensando en la Televisión Digital, sino fundamentalmente, en los cientos de canales de baja intensidad, históricamente relegados.
La calidad informativa ha mejorado notablemente de la mano de Gabriel Fernández. Se han vuelto a realizar investigaciones e informes especiales, como el de trabajo infantil, o siendo el único medio en Egipto.
También la agencia tiene una política comunicacional para todos los blogs y proyectos digitales. En definitiva, la política de la agencia, es incluir a todos los medios del país en su sistema informativo, a los más grandes y a los más chicos.
Cuando comenzaba a militar, me extrañó profundamente que en la izquierda siga habiendo Estalinistas, hace unos días, charlando sobre la comunicación por Internet, me volví a sorprender que exista, dentro del campo nacional, tanto liberal que se pone a la altura de “agencias” manejadas por ex servicios de inteligencia como Urgente 24, La política online y Seprin.
Les recomiendo, ante el furor de la opinión liviana y con seudónimo en Internet, como en el caso de este tal Mendieta, que se pongan a militar en serio, sean merecedores de hacerse llamar kirchneristas, una categoría revolucionaria, no solo porque lo digamos nosotros, sino porque el enemigo así nos cataloga.
Todo muy lindo el personaje, el histrionismo, el humor político, pero no jodan con los que estamos laburando y militando en serio. En todo caso, si hay una crítica, están las puertas abiertas cuando quieran y donde quieran para discutir lo que sea. Pero ser carne de cañón del enemigo me da pena por ustedes.
No sean tan idiotas de ser parte de la misma campaña de Clarín y Perfil contra la agencia de noticias del Estado y del pueblo argentino, porque hay compañeros que le dedicaron la vida a esto, décadas caminando en el desierto, con una pasión y amor a la comunicación, a la militancia que emociona, como para que sean tan desleales de tratar de mancharlos.
El que hace por amor, con una práctica revolucionaria, pone la cabeza en la guillotina diariamente, incluso a costa de perder el trabajo, o incluso la vida, pero no la dignidad.
Yo no soy más kirchnerista que nadie, pero si voy a estar más jugado que nadie por lo que pienso. Porque lo único que tengo son mis ideas, y por suerte, compañeros de primera para llevarlas a cabo. Porque como digo siempre, mejor que postear es realizar.
Me hacen acordar a los cerdos de “Rebelión en la granja” de Orwell. Ustedes piensan como liberales, escriben como liberales, actúan como liberales, entonces ¿como quieren que los cataloguemos?
Salgan al sol. La “objetividad” periodística es la subjetividad dominante. No nacimos para neutrales. Y mucho menos para botones.
Juan Manuel Fonrouge*, Trabajador de la agencia TelAm

*Fonrouge se describe así en su Blog: Periodista, Editor, escribo en varios medios, trabaje en prensa institucional, fui Director de la Revista 2010, actualmente soy Gerente de Medios Gráficos de Telam. Tengo 2 hijos, Tomás y Pedro, hincha de Estudiantes de La Plata. No estoy cautivo a ninguna embajada ni monopolio, pero soy militante del proyecto nacional, popular y democrático.
Fuente: El problema de Orwell

Desde Carta Abierta: Periodismo militante
Profundizar, avanzar en el camino que inició Néstor Kirchner en 2003 no es tarea sencilla. Ese camino, enraizado en la historia nacional y popular es conflictivo
Las muy pocas coyunturas en las que el pueblo argentino intentó caminar ese sendero fueron difíciles, contradictorias y cuando logró llegar a destino fue rápidamente derrotado. No podía ser de otra manera, el bloque que históricamente tiene el poder es lo suficientemente fuerte como para resistir.
Ahora, nuevamente, el camino elegido por Néstor y continuado por Cristina desafía el poder hegemónico. Néstor fue claro: " No llegué a la casa de gobierno para dejar mis convicciones en la puerta".
Nicolás Casullo dijo certeramente "los medios se han convertido en el partido de la derecha". Los medios son los organizadores del sentido común del pueblo y el monopolio mediático impone su discurso único, hegemónico. No puede surgir nada que modifique esa "armonía" discursiva. Y cuando irrumpe un discurso con sentido opuesto que rompe la "armonía" monopólica, cambia el sentido de los relatos, organiza otros marcos explicativos del mundo, el poder se ve desafiado.
Cuando Martín García, Presidente de TelAm, mencionó el concepto de periodismo militante revulsionó el avispero. Ese concepto es transparente, no hay duda alguna dónde está parado el funcionario, qué intereses representa y qué objetivos tiene. Se contrapone a la vieja concepción de "objetividad periodística" que opaca, escamotea los intereses a los que sirven los medios, qué objetivos tienen, con qué ideología se elabora la línea editorial. En el mundo de la libertad de expresión hay lugar para todos, sin embargo los defensores de esa misma libertad, censuran. Recordemos que La Nación le dedicó algunos artículos en tono denostativo al Presidente de TelAm, criticando su concepción del mundo, su ideología. Claro, sabían quién es. Y no les agradó. Se les atrangantó.
Anoche asistí en twitter al regocijo de los opositores por el "error" de TelAm, pero para mi sorpresa también a la incomprensión del suceso por quienes son simpatizantes y/o militantes K, todos acicateados por quienes tiraban leña al fuego y estos compañeros terminaron siendo útiles a la concepción opuesta a lo nacional y popular. Lo peor fue que a ninguno de estos compañeros se le ocurrió que la página podía haber sido hackeada, o que el "error" obedeció a un sabotaje interno de las diferentes capas geológicas que se mueven en la Agencia. No pusieron nada en tela de juicio, hicieron leña del árbol caído sumándose al coro con Clarinete y todo en lugar de dar la discusión política e ideológica. El Presidente de TelAm inmediatamente asumió lo sucedido como un "error".
Desde 2003 estamos desarrollando una batalla cultural y la ley 26522 permite interferir la estructura ideológica dominante: diarios, revistas, programas radiales, nueva orientación ideológica de las radios estatales, del canal estatal, posibilidad de nuevos canales de TV, web 2.0, acceso de los niños y jóvenes a internet y a materiales audiovisuales, cine, agencia de noticias argentina con orientación acorde al proyecto nacional y popular. Esta es la vía que permite quebrar las prácticas interpretativas dominantes y facilita desarrollar los proyectos gubernamentales de equidad, de inclusión, de distribución de la riqueza, de soberanía que produce el pueblo argentino.
Pero si no contamos con militantes de todas las expresiones organizativas que den la propia batalla cultural en sus mentes para despojarse de la ideología liberal que nos penetró desde el primer día de escuela y que hemos naturalizado, todos los esfuerzos gubernamentales no alcanzarán. Por otra parte, ¿quién dijo que es fácil organizar un bloque contrahegemónico?, porque de eso se trata.
En TelAm se está trabajando mucho y con políticas claras y definidas. La federalización de los servicios que brinda es una de ellas. Se vinculó en todo el país con cooperativas, pymes, medios comunitarios. Ha firmado acuerdos con asociaciones de medios como La CoRaMeCo, que agrupa a mas de 17 entidades, y a todos se les ofrece el servicio bonificado. Constantemente se firman acuerdos con entidades de las provincias. Nunca se había abierto la Agencia hacia las provincias y hacia los medios populares como ahora. Y todavía falta.
Hay un proyecto en desarrollo que me interesa destacar porque se vincula con los intereses del Monopolio:
Se reimpulsó el Reporte Nacional, un suplemento de noticias nacionales, economía, interés general y deportes, para los diarios del interior, proyecto que, gracias a la explicita intermediación de Alberto Fernández, fue desmantelado y “prohibida su comercialización” años atrás, y que fue sostenido gracias a los trabajadores. El producto, a un paso de convertirse en el diario más grande del interior del país, fue boicoteado gracias a funcionarios serviles a los intereses del monopolio.
Los únicos medios masivos que levantaron el episodio de TelAm y lo convirtieron en noticia fueron La Nación, Clarín y Perfil, ayudados por el batifondo twittero, entre otros. La información sobre TelAm fue levantada del blog El problema de Orwell, al que pueden acceder acá para leer toda la información completa sobre los proyectos que desarrolla actualmente la Agencia, es decir, su línea, y también a una serie de consideraciones políticas e ideológicas que consideramos relevantes.
Mabel Maidana, Co-coordinadora Comisión Nicolás Casullo de Medios Audiovisuales en Carta Abierta

1 comentario:

Luciana dijo...

Sr. Martín García
Quiero expresarle mi solidaridad. Es usted nuevo y no tenía por qué saber que Télam es una agencia pública de noticias

Quizás también le interese: