jueves, 3 de febrero de 2011

Boudou denunció a Clarín y La Nación por "utilización de fondos públicos en beneficio propio" en el caso Papel Prensa

El ministro de Economía presentó las conclusiones de un informe de situación de Papel Prensa, que explicita las irregularidades de los socios mayoritarios "en perjuicio del Estado y de la libertad de prensa". Instó al Congreso a avanzar en la ley que declara al insumo de interés público

El ministro de Economía, Amado Boudou, denunció hoy a los grupos Clarín y La Nación, a raíz de la presentación de un informe de situación de Papel Prensa S.A., por "utilización de fondos públicos en pos de sus intereses privados y particulares y en perjuicio de la libertad de prensa".
Junto al síndico general de la Nación, Daniel Reposo y los integrantes por el Estado en el consejo de Papel Prensa S.A., Beatriz Paglieri y Alberto González Arzac, el ministro expuso, en una conferencia de prensa en el microcine de la cartera, las conclusiones del Informe de Situación Empresaria, elaborado por la Sindicatura General de la Nación (SiGeN).
El titular del Palacio de Hacienda detalló que Papel Prensa fue creada por un tributo del 10% en la importación del insumo por parte de todos los usuarios y por préstamos del Banco Nacional de Desarrollo (BaNaDe), para que la producción de papel de diario cubriera la totalidad de la demanda interna.
"Al día siguiente de acreditarse el cupo, Clarín y La Nación lo transfirieron a sus cuentas privadas", dijo el ministro, quien denunció que estos grupos "utilizaron fondos públicos en beneficio de sus intereses particulares" y "cercenan la libertad de prensa porque no permiten la igualdad de acceso".
Además, sostuvo que "nunca la empresa hizo alguna distribución de dividendos, que fueron sistemáticamente transferidos como ganancia" por parte de los socios mayoritarios.
En el mismo sentido, Boudou señaló que un informe de la propia gerencia de control de Papel Prensa explicita que "la empresa vende por debajo del costo de producción, en un claro perjuicio hacia el Estado".
"La política de descuentos por volumen beneficia sólo a los socios mayoritarios e implica una fuerte distorsión en la libertad de prensa", expresó el ministro y agregó: "Esta política comercial tuvo como objeto la rentabilidad de las firmas controlantes".
Por otro lado, Boudou señaló que “cuando -el CEO de Clarín Héctor- Magnetto dejó de pertenecer al directorio de la firma, en 1993, el Comité Ejecutivo no se reunió ni labró ningún acta y siguió existiendo sólo nominalmente”. Además, los miembros “siguieron cobrando un plus por formar parte de ese directorio que no volvió a trabajar”.
El funcionario también reiteró que, a través del Pacto de Sindicación, los integrantes de Clarín y La Nación fueron rotando en los órganos de fiscalización de Papel Prensa. “Es un insulto a la lógica e incompatible con la Ley de Sociedades Comerciales”, manifestó.
Asimismo, la empresa corrompe su propio estatuto (Artículo 20), que indica que todos los años se debe realizar un proceso de selección para elegir un órgano de control externo.
El ministro agregó que en la firma “no existen manuales de procedimiento ni un sistema de contabilidad integral, para las operaciones no puedan ser alteradas. La empresa se encuentra un una situación de anomia”.
El jefe de la cartera económica explicó, además, que Papel Prensa “nunca presentó un plan de inversiones que permita que la planta amplíe su volumen. Tampoco se incorporó tecnología ni equipamiento industrial y, por lo tanto, no atiende al mercado interno del país".
"El Estado va a avanzar muy fuerte en las acciones judiciales frente a la potencialidad de delitos de administración fraudulenta y asociación ilícita (en referencia al pacto de sindicación) y en perjuicio fiscal contra el Estado, socio y principal inversor de la firma, utilizada por Clarín y La Nación para desviar las utilidades", sentenció Boudou.
El ministro instó al Congreso a avanzar en la ley para declarar de interés público a la fabricación de papel para diarios y llamó a "defender al Estado Nacional, que ha sido succionado por Clarín y La Nación en perjuicio de la libertad de expresión".
Luego de la conferencia de prensa, Reposo explicó que “hace 32 años que el Estado no recibe utilidades y ha puesto todo para desarrollar la industria con el objetivo de lograr el abastecimiento de papel a todos los diarios”.
                                                                    
Fuente: Sala de Prensa

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: