domingo, 11 de abril de 2010

Salta ya tiene 4 canales de aire

Los canales de aire son 32 en toda la provincia y las radios son 220, aunque algunas se presentaron en Buenos Aires. Cómo sigue la historia de los permisos con la aplicación de la ley de medios suspendida. Se viene la televisión digital
El 15 de marzo pasado venció el plazo legal para que todas las emisoras de radio y los canales de aire presentaran la declaración jurada que los habilitará a aspirar a un permiso precario para seguir funcionando, hasta tanto se resuelva la situación judicial de la ley de medios, cuya aplicación en Salta está supeditada a una medida cautelar que se tramita en el Juzgado Federal 2 a cargo de Miguel Medina.
No obstante, este recuento permite vislumbrar el panorama que se aproxima en la provincia en cuanto a la ocupación del espacio radioeléctrico, ya sea por parte de los canales de TV por aire o las radios.
Además de ello, este también es el primer paso para el aterrizaje local de la TV digital, novedoso formato que -según dicen- permitirá a la teleaudiencia acceder a mayores contenidos sin pagar un peso.
En este último conteo realizado por la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (ex ComFeR), Delegación Salta, se postularon en la ciudad capital de la provincia 7 canales de televisión por aire y unas 100 radios de frecuencia modulada, más la AM 840 y Radio Nacional Salta, que transmiten en amplitud modulada.
A estas cifras hay que agregar que en toda la provincia suman 32 los pedidos de canales de aire y 220 las radios, cifra esta última que se puede incrementar un poco dado que había posibilidades de efectuar la presentación directamente en Buenos Aires. Se sabe que así lo hicieron algunas de las FM capitalinas más importantes.
Osvaldo Murúa, delegado en Salta de la AFSCA, explicó que el "ordenamiento llamó a todos los prestadores del servicio de televisión de baja potencia (canales de aire) a llenar un formulario y lo mismo sucedió con las radios. El plazo para cumplir dicho trámite venció el lunes 15 de marzo, más las dos pimeras horas hábiles del martes 16, como plazo legal de gracia". El llamado entró en vigencia el 15 de enero y rigió para todo el país.
El formulario que presentaron los prestadores debía indicar a partir de qué fecha estaban emitiendo. Esta información tenía el carácter de declaración jurada.
Las exigencias incluyeron también limitaciones previstas por la ley, como no haber sido funcionario de facto, no ser funcionario público ni legislador en la actualidad ni miembro de las Fuerzas Armadas, ser argentino o acreditar residencia legal en el país y no estar comprometido por las leyes civiles y penales vigentes.
Además, había que mostrar la programación y declarar quién o quiénes son los titulares del medio. "Ahora, la autoridad va a verificar el cumplimiento de los canales de televisión de tres requisitos", dijo Murúa.

Las exigencias para transmitir
La primera exigencia es que tengan 6 horas de transmisión propia como mínimo, el segundo es que no interfieran los otros servicios de comunicaciones y el tercero es que cumplan el procedimiento previsto en relación a la emisión de radiaciones no ionizantes (medida ambiental y de salud).
"Nosotros ya teníamos determinado, a octubre del año pasado, que en Salta se emiten las señales de aire de los canales 2, 3, 5, 7 y 9, más el conocido Canal 11 y la repetidora de la televisión pública, canal 7 de de Buenos Aires", aclaró Murúa.
Cabe consignar que las señales 2 y 9 poseen actas de presentación del año pasado. La primera tiene como titular al conocido empresario de medios Daniel Casavilla y la 9 a Jorge Agüero, representante de Multivisión, aunque la cara visible aquí es la del empresario Javier Mattus.
Respecto de los canales 3, 5 y 7, Murúa reconoció que tienen que "tener hechas las presentaciones, pero nosotros no hemos detectado desde dónde transmiten ni hemos analizado a quiénes pertenecen todavía, tarea que se está realizando en el organismo en estos días".
"Luego esa información será elevada a Buenos Aires. La tarea técnica de verificación de emisión está en manos de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC)", aclaró por último el funcionario.

Innovaciones y rechazos a la TV digital
Según la resolución de la AFSCA, por la que se llamó al ordenamiento, ahora se deben verificar los datos volcados en cada formulario. "No deben interferir otras señales, los propietarios no deben tener impedimentos legales y se debe dar cumplimiento irrestricto a las horas de transmisión propia. De ahí estarán en condiciones de acceder a un permiso precario, por el que se los tendrá como permisionarios", explicó Murúa.
El dato no es menor, porque los que queden aprobados podrán comenzar a planificar la reconversión de sus plantas transmisoras a la norma de TV digital. Esto es así porque el decreto presidencial de septiembre de 2009 prevé un plazo de 10 años para que se eliminen las transmisiones analógicas de televisión en el país, como ocurrió en octubre pasado en los EEUU.

Normas
Como se sabe, la norma adoptada por el país es la ISDB-T (Integrated Services Digital Broacasting Terrestrial). Así como están hoy las cosas, el Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre permitirá a los televidentes salteños una opción de TV por aire con 25 ó 30 canales.
Esto será así porque dentro de una señal actual podrán entrar varias con la nueva norma, de acuerdo a las posibilidades digitales.

Dominio del Estado
De hecho, ya se sabe que entre lo que es el canal 7, la televisión pública de Buenos Aires, y el canal Encuentro, también oficial, se prevé tener no menos de 7 señales, un punto muy discutido en la ley de medios, ya que permitirá al Estado contar con un factor de penetración y política muy importante en la sociedad.
A estas opciones habría que agregar los que decidan sumar Canal 11 de Salta y las restantes cinco emisoras contabilizadas hasta hoy como canales de aire.
Se espera que este escenario provoque un descenso muy pronunciado en los costos de los canales de cable. Aunque los operadores confían en que la oferta de 80 señales se mantenga tentadora para los televidentes que desearán mantener los canales "premium" (películas y series).
Además, ya piensan aplicar las bondades de la TV interactiva y otros chiches tecnológicos para mantener la cartera de clientes.

Los mismos requisitos
Respecto de los canales que están radicados en el interior provincial, el funcionario Murúa dijo que, sin duda, "los casos más importantes son los de Tartagal, Orán, Metán y Güemes, ciudades en las que hay más de un canal funcionando".
Todos ellos tuvieron que cumplir con el plazo de presentación de los formularios y tienen que cumplir con idénticos requisitos para seguir transmitiendo y abrirse a los desafíos de la nueva norma televisiva en el país.
"También pudo pasar que algún apoderado de medios de otras provincias haya realizado su presentación en Salta, como es el caso de Formosa, que hemos detectado, lo que es legal", advirtió el delegado.
Se estima que los canales de cable del interior de la provincia no podrán competir con la presión de los medios audiovisuales por aire, tanto particulares como oficiales y su panorama se complica.

Lo que hay que saber para comprender la norma
1- Cada operador de canales de aire podrá tener hasta 4 señales porque las actuales utilizan 4 mhz y la digital utiliza sólo 1 mhz. Por lo tanto, en el mismo espectro entrarán 4 canales y aseguran que de mejor calidad.
2- Para ver TV digital habrá que comprar un decodificador para adaptar los televisores. La Nación podría anunciar el reparto de un millón de decodificadores a precios subsidiados. El valor normal sería de $150.
3- Si en la ciudad de Salta hay ya 7 canales de aire y cada uno utiliza sus 4 canales optativos, el televidente tendrá a disposición un rango de 28 señales para ver gratis, que competirán con las operadoras de cable.
4- Los entendidos dicen que bajará el costo del abono del cable y también el del segundo de publicidad y que se impondrá el sistema "pague por ver", es decir, pagar la cantidad de señales que cada uno quiera.
5- Si se destraba judicialmente la aplicación de la ley de medios, el Estado invertirá $700 millones en ese cometido. La ley prevé que sólo el 33% sean comerciales, el 33% de ONG y el resto sindicales.
6- La peor parte de este nuevo panorama que tendrán los televidentes del país se la llevarían los pequeños canales de cable del interior, que se verían imposibilitados de seguir compitiendo.
7- Cada una de las 7 empresas que emiten en la ciudad de Salta podría firmar contratos para bajar señales de Buenos Aires, canales de deportes, de la mujer, de interés general, de dibujitos animados, etcétera.
8- Se especula que los cables nunca desaparecerán porque las señales premium nunca saldrán por aire. Por eso el cliente podría pagar sólo por esos y ver, además, todas las señales gratuitas que desee.

Fuente: Diario El Tribuno

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: