jueves, 8 de abril de 2010

Críticas de "Cableros" a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

Para las empresas de cable, la TV digital oficial le quitará rentabilidad al sector
Las compañías que operan en el negocio de la televisión paga admiten que perderán abonados frente a la empresa estatal que comenzará a funcionar a partir de mayo
Por: Alejandro Beresovsky
Las empresas de televisión por cable sumaron un nuevo enfrentamiento con el Gobierno a las disputas que ya los vienen enfrentando desde la aprobación de la nueva Ley de medios el año pasado.
La última disputa tiene que ver con el ingreso del Estado como operador de televisión satelital. Para las empresas, el Estado se va a convertir en un fuerte competidor y le quitará rentabilidad al sector, al invertir en un sistema de televisión digital terrestre y subsidiar los equipos decodificadores que entregará gratis a los usuarios.
“Claramente se va a meter en un servicio multiseñal y le va a sacar abonados al cable porque si ofrecen algo gratis, que es gratis entre comillas, el usuario va a inclinarse por esa opción”, declaró a El Cronista, Walter Burzaco, presidente de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC).
El ejecutivo realizó estas opiniones en el marco de la quinta edición del Encuentro Internacional de la Banda Ancha y el Cablemodem, que se realiza en Rosario, y donde el malestar del sector no sorprende, si se tiene en cuenta que el evento está centrado en el impacto que tendrá la ley de medios en la provisión de uno de los servicios que prestan las empresas del rubro como es Internet de alta velocidad. De hecho, se trata de una actividad subsidiaria de la red de las operadoras.
Según Burzaco, la provisión subsidiada de televisión terrestre por parte del Estado “ya está haciendo que se desplace a algunas empresas de TV del interior la portación de algunas frecuencias”.
Sobre la ley de Medios, que actualmente está frenada por un recurso de amparo otorgado por la Justicia mendocina apelado por el Gobierno ante la Corte Suprema, insistió en que la limitación de mercado que prevé para las empresas de cable afectará el negocio de Internet.
“Nadie en el mundo invierte en redes para dar sólo banda ancha”, explicó, haciendo referencia a que el motivo principal del despliegue es la entrega de señales a más abonados. “Cuando se limita a una de las dos actividades, en realidad se limita a las dos”, añadió.
Sin embargo, concedió una aprobación a una de las acciones del Gobierno, en relación con la exigencia que le impuso a Telecom Italia de desinvertir en Telecom Argentina por haber sido comprada en parte por Telefónica, en Europa, en 2007. “En general está bien la intervención, fuimos los primeros en denunciar esto”, recordó.
En cambio, las operadoras fueron críticas sobre la medida del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, de establecer una fórmula para fijar los precios de los abonos de la TV por cable. En ese sentido, el subgerente General de Cablevisión, Roberto Nobile, consideró que “la resolución es nula porque está basada en el inciso A de la Ley de Abastecimiento, que está derogado”.
Y sobre la apelación a la Corte que sobre este tema anunció el titular de la Autoridad Federal de Servicios Audiovisuales, Gabriel Mariotto, Burzaco recordó que “el máximo tribunal no toma cautelares, hizo una excepción con las reservas, porque afectaba a toda la sociedad”.
José Scioli: “la Ley de medios perdió legitimidad cuando se empezó a personalizar”
El encuentro fue abierto ayer por la mañana por el ministro de Gobierno y Reforma del Estado de la Provincia de Santa Fe, Antonio Bonfatti, y continuará hasta hoy. Entre sus expositores están al ex ministro de Economía, Martín Lousteau; el ex secretario de Defensa del Consumidor, Carlos Winograd; el ex titular del ComFeR, Julio Bárbaro, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, el intendente de Tigre, Sergio Massa, y el ex secretario General de Gobierno de la Provincia de Buenos, José Scioli.
Al respecto, Scioli habló sobre la Ley de Medios. “Nadie duda de que era necesaria, pero perdió legitimidad cuando se empezó a personalizar”, declaró. Y añadió que, para su aprobación se aprovechó “una mayoría parlamentaria circunstancial que le hizo un daño muy grande, ahora se ha judicializado”. También relativizó la importancia del plan para entregar tres millones de computadoras a estudiantes que anunció la presidenta Cristina Kirchner. “A veces, ponemos el caballo delante del carro”, manifestó y recordó que sólo el 30% de los 18 millones de alumnos tienen Internet en sus hogares” y que “sólo el 25% de las escuelas tiene acceso”. Al momento de asignar responsabilidades, destacó que el sector privado aporta la inversión y el Gobierno debe sumar “reglas claras, previsibilidad y seguridad jurídica”. También se preguntó “¿qué nos pasa a los argentinos que no nos ponemos de acuerdo en cuatro o cinco cosas básicas?”, y graficó que “habría que preguntarse si la inflación no tiene que ver con que las empresas no pueden aumentar la inversión por falta de reglas claras”.

Críticas del cable a la ley de medios y a las telefónicas
Afirmaron que la nueva normativa desmantelará la industria y frenará el desarrollo de Internet
Los operadores de televisión por cable criticaron con dureza ayer la nueva ley de medios, al considerar que su aplicación puede provocar el "desmantelamiento" de la industria, privar a la sociedad del acceso a Internet y discriminar al sector, y acusaron a las empresas telefónicas de frenar su negocio.
Las críticas se escucharon en el salón del hotel Presidente de Rosario, el lugar en el que se desarrolló el V° Encuentro Internacional de Banda Ancha y Cablemódem.
En la mesa inaugural, Walter Burzaco, presidente de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC), destacó que la ley de medios "pone en peligro a las pequeñas y medianas empresas, permite también el ingreso de las telefónicas y habilita el uso de la red dominante para dar servicios que estaban excluidos".
"Amén de eso, a las empresas de cable se les limita la licencia por 10 años, para una inversión enorme, en tanto que las telefónicas tienen 99 años. Más clara discriminación, imposible", argumentó Burzaco (foto).
El presidente de la ATVC agregó que la "ley está afectando a 700 pymes con el ingreso de las cooperativas que monopolizan los servicios públicos, y frena el desarrollo de Internet, al poner barreras al cable con límites absurdos que no se imponen a los dos proveedores telefónicos monopólicos, en desmedro de la inversión tecnológica de punta que hizo el cable. Es más: esta ley no menciona Internet en sus más de 166 artículos".
En sintonía con el representante de la industria, Roberto Nobile, subgerente general de Cablevisión, una de las empresas del Grupo Clarín a la que el Gobierno hostiliza con la anulación de la fusión con Multicanal, subrayó la ausencia de la Web en la normativa: "Esto significa que nuestro país no va a hacia la convergencia", dijo.

Límites
"En Estados Unidos se liberó el tope para que las empresas sigan creciendo. Acá ponemos un límite, que recorta las posibilidades de dar cablemódem en todo el país, y se produce un debilitamiento de los cables frente a las telefónicas", dijo Nobile, y añadió: "Lo que se busca es atomizar los cables, hacerlos cada vez más chicos. Esto tiene como resultado que se pierda la escala y por la tanto la posibilidad de innovación tecnológica, con el riesgo de aumentar la brecha digital. Además, el límite a las licencias hace que se detenga la inversión".
Nobile se refirió también a la telefonía y al freno impuesto por los entes reguladores oficiales para que Fibertel, proveedor de banda ancha del grupo, pueda ofrecerla. "Fibertel generó productos, pero no los ha podido lanzar. Se trata de un tema pendiente porque el ente no hace lo que tiene que hacer y las telefónicas no nos dan las tramas de interconexión para poder dar el servicio", sostuvo.
Fabián Di Cicco, gerente general de la Red Intercable, que agrupa a cables del interior, también se refirió al rol de las telefónicas.
"Las telefónicas juegan un doble rol como mayoristas y minoristas. Como minoristas compiten con nosotros y como mayoristas son nuestros proveedores. Este último caso genera un problema, porque se juega con los tiempos de conexión e instalación, produciendo demoras, y además manejan los costos, por lo tanto operan contra nuestra posibilidad de crecimiento."

Fuera de las empresas
Las críticas no fueron propiedad exclusiva de los cableoperadores. Tras repasar varios artículos de la ley de medios, Carlos Winograd, ex secretario de la Competencia durante el gobierno de la Alianza, concluyó que "opera sobre una de las industrias más dinámicas del mundo contemporáneo" y "el límite de licencias hace a la desafiabilidad del mercado".
Por su parte, Martín Lousteau, ex ministro de Economía, denunció "la falta de una visión empresaria y tecnológica" en la ley, que hará que "tengamos que corregir no el error de la ley, sino el inconveniente que ésta produzca".
700 Competidores: Son los cableoperadores pymes nacionales que tienen inversiones y tendidos en el país.
Presencia: 1200 Son las localidades en las que tiene inserción el cable. Hay 600 canales locales.
El peso del sistema: 30% Es el porcentaje de las conexiones de banda ancha en la Argentina que corresponden al cablemódem.

Catarsis de los cableros
Por: Fernando Krakowiak
,
fkrakowiak@pagina12.com.ar
Las compañías de televisión por cable se reunieron ayer para hacer catarsis contra la ley de medios audiovisuales. Si bien la Justicia suspendió su aplicación, el Gobierno apeló el fallo y convocó a una marcha a los Tribunales para exigir la entrada en vigencia de la norma, lo que motivó la reacción empresaria. “Me parece burdo que hagan una movilización para apretar a los jueces”, sostuvo Walter Burzaco, presidente de la Asociación Argentina de Televisión por Cable y hombre del Grupo Clarín, luego de inaugurar el V Encuentro de Banda Ancha y Cablemódem. Los cableros suelen reivindicar una historia común que tiene a las pymes como protagonistas, pero paradójicamente el principal cuestionamiento formulado ayer fue que la nueva ley impide que una sola empresa concentre más del 35 por ciento del mercado nacional o más de 24 licencias. Los grandes jugadores consideran que esa cláusula limita sus posibilidades de crecimiento de cara a la convergencia tecnológica que en algún momento los podría llevar a enfrentarse con las telefónicas.
Cablevisión incluso ya superó ese techo al concentrar el 47 por ciento del mercado. Por lo tanto, si la ley entrara en vigencia debería ceder a la competencia una parte de sus abonados. De hecho, el subgerente general de la firma, Roberto Nobile, cuestionó ayer esa cláusula y aseguró que en Estados Unidos no se cumple, pese a que la restricción también está contemplada en la legislación de ese país con un tope del 30 por ciento. “El año pasado Comcast superó el porcentaje y la Corte del Distrito de Columbia consideró que el regulador había tomado una medida arbitraria y la autorizó a seguir creciendo”, señaló. En el mismo sentido se expresó el ex secretario de Defensa del Consumidor de la Alianza Carlos Winograd, quien también participó del evento. “Ese tipo de límites incentiva la colusión de precios porque lleva a los actores a reprimir su capacidad competitiva”, sostuvo.
A este reclamo se suman otros de las empresas líderes como Supercanal, aunque en este caso no por concentrar más del 35 por ciento del mercado sino por tener más de 24 licencias. En la jornada de ayer, la empresa estaba invitada a participar, pero sus directivos faltaron a la cita debido al conflicto que el Grupo Uno, al que pertenece la operadora, está teniendo justamente en Rosario donde despidió a 26 trabajadores de las radios LT8 y LT3.
Las empresas que lideran el mercado, como Cablevisión, Supercanal y Telecentro, ven a las telefónicas como un rival potencial en la televisión por cable y ya están compitiendo en el segmento de Internet por banda ancha. Por lo tanto, consideran que el límite de las 24 licencias y el techo del 35 por ciento del mercado ya las afecta en esa pelea porque las telcos no tienen que cumplir con estos requisitos. De hecho, las cableras tampoco tienen esas restricciones en el segmento de Internet, pero los empresarios sostienen que no hay nadie dispuesto a montar una red para ofrecer sólo banda ancha porque la amortización sería muy lenta y además los clientes suelen adquirir combos de varios servicios.
Los empresarios también cuestionaron que la ley de medios haya habilitado a las cooperativas a dar televisión por cable. Remarcan que esas firmas brindan servicios públicos de manera monopólica en sus localidades y podrían aplicar subsidios cruzados con los ingresos que les genera, por ejemplo, la telefonía hasta desplazar a su competencia. En este caso, los potenciales perjudicados son los cableros más chicos, pero lo cierto es que en algunas localidades venían siendo esos propios cableros los que ofrecían el servicio de manera monopólica. Ahora la ley establece que deberán competir e incluso prevé el riesgo de que las cooperativas incurran en prácticas anticompetitivas y en el artículo 30 se aclara que deben llevar adelante una contabilidad diferenciada para cada servicio. Es cierto que igual podrían camuflar la aplicación de subsidios cruzados, pero en última instancia los pequeños cableros ya corren ese riesgo cuando compiten con cableros más grandes que a su vez forman parte de grupos económicos. De hecho, en los últimos diez años hubo varias denuncias de pymes del sector ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia por ese tipo de maniobras.
Otro de los puntos que motivaron la bronca de los cableros son las recientes resoluciones que dictó el Gobierno, primero para intentar frenar los aumentos acusando a las empresas de actuar de manera cartelizada y luego para regular el precio del abono a través de una fórmula matemática elaborada por la Secretaría de Comercio Interior. “Inventan falsas denuncias o crean fórmulas mágicas para fijar los precios y debilitar a la televisión por cable, pero no vamos a asistir impávidos a la destrucción del esfuerzo de nuestros pioneros”, sostuvo Burzaco. El dato llamativo de la jornada lo aportó el ministro de Gobierno de Santa Fe, Antonio Bonfantti, quien cuestionó la ley de medios por haberse aprobado “sin antes haberla discutido con todos los actores”, pese a que en su momento el gobernador santafesino, Hermes Binner, apoyó públicamente la iniciativa y sus legisladores votaron a favor.

Fuentes:
El Cronista, La Nación, PáginaI12

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: