lunes, 14 de septiembre de 2009

La posición de FoPeA frente a la Ley de Medios provoca renuncia de socios

Motivos de mi renuncia
Por: Edgardo Esteban
Queridos colegas:
Quiero comunicarles que renuncio como vocal y ahora lo hago como socio activo de FoPeA porque en los últimos tiempos se tomaron decisiones que no compartí, producto de una presión directa o indirecta de los grupos monopólicos sobre nuestra asociación.
En esta etapa de mi vida, de lo que sucede en el país, estando o no de acuerdo con un gobierno nacional, no quiero estar más cerca de un grupo monopólico como Clarín, que de la necesidad de una Ley de Radiodifusión que reemplace a la del dictador Jorge Videla.
No quiero estar cerca del grupo que bastardeó todos los proyectos de Radiodifusión en tiempos de Raúl Alfonsín; que hizo negocios con Carlos Menem para quedarse con canales y otros medios; que no le importó destrozar a los canales de cable del interior con su avanzada sin escrúpulos -generando miles y miles de cesantías, aunque ahora quieren advertir, con mentiras, como en muchas de las cosas que dicen, de las consecuencias que habrá en el mercado laboral con la nueva Ley K como dicen-; que negoció con Eduardo Duhalde la licuación de su deuda millonaria.
Tampoco quiero estar cerca de grupos como los Vila, de Mendoza, que armaron su poderío con dinero de la corrupción política y del anticastrista Mas Canosa. Así de simple.
No se trata algo contra los periodistas que trabajan en esos medios sino por intereses económicos ajenos a FoPeA y que no debemos defender porque nos pertenecen.
En los inicios de FoPeA, vivimos una experiencia maravillosa, fue el taller que nos dio el maestro Javier Darío Restrepo, para mí fue una de las experiencia que más me marcó en estos 25 años de profesión.
El maestro Restrepo hablando de esos ideales, nos decía: "La ética no se impone; se adopta por una libre decisión personal. En esto se diferencia de la ley que es coactiva y se cumple por presión de la policía que exige y vigila su cumplimiento y sanciona el incumplimiento. Para la ética no hay otra policía que la propia conciencia. No se puede imponer un reglamento de trabajo, ni un manual de estilo. Es una decisión personal. En definitiva uno es tipo por tiene ganas".
"La ética no tiene en cuenta la circunstancia de cada uno, esto explica porque ante los mismos hechos, las decisiones éticas de cada persona son distintas. Por consiguiente, es temerario emitir juicios sobre la ética de otra persona, cuando no se conoce la circunstancia y esta solo la conoce cada quien. Las reflexiones éticas sirve para calificar los propios actos, no los ajenos".
En lo personal siempre dije que elegí esta profesión hace muchos años atrás, cuando volvía de la guerra en un barco que las tapas de los diarios argentinos decían que estaba hundido. Me comenzaba a dar cuenta de las mentiras e hipocresías que había en esta profesión que tanto amo.
Esas empresas periodísticas eran cómplices de la dictadura militar y hoy defienden una ley solo para beneficio de su negocio.
Agradezco todo el apoyo y confianza brindada durante todo este tiempo.
Espero que sepan respetar y entender esta decisión.

Saludos cordiales,
Edgardo Esteban

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: