martes, 24 de marzo de 2009

"Están esperando que se mueran para sentenciarlos"

La memoria es parte de una construcción colectiva que nos ayuda a entender que pasó y a comprender el presente de nuestros pueblos. Hoy, a 33 años de la oscura noche que sembró el país de miedo y terror, donde el 95 % de los imputados en crímenes de lesa humanidad están libres, donde 400 jóvenes son buscados por sus abuelas y familiares, y cuando la justicia tarda en llegar, da su testimonio Herminia Severini, madre de la Plaza de Mayo de Rosario.
Ella dedica los días de su vida a acompañar las marchas populares. Con más de 80 años a cuestas, no hay movilización, toma, reclamo, que no cuente con su presencia. Ayer recorrió escuelas primarias para brindar el testimonio de una madre que todavía quiere saber donde está su hija.

Foto: Indymedia Rosario

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: