miércoles, 21 de enero de 2009

Trabajadores de El País anuncian posibles huelgas

Los trabajadores de El País están extremadamente desesperanzados y abatidos después de los anuncios de Cebrián de ayer por la mañana. Casi todos los redactores piensan que el Consejero Delegado ha dejado la puerta abierta para la puesta en marcha de un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) a medio plazo, y que, a pesar de sus declaraciones, los despidos serán inminentes. Entre la plantilla existe la sensación de que Juan Luis se ha cargado de un plumazo todo lo que Prisa ha construido a lo largo de 30 años y animan a los sindicatos a manifestarse cuanto antes.
Ayer por la tarde los sindicatos mantuvieron en Madrid una reunión con carácter urgente para estudiar la situación y esta mañana se han trasladado a Barcelona para intentar acordar una batería de respuestas, ante lo que consideran un anuncio nefasto para la compañía. Ayer por la mañana, Juan Luis Cebrián anunció la creación de dos nuevas empresas para agrupar la plantilla de administración y de talleres. Las nuevas sociedades estarían al margen de El País SL -que sólo conservaría a los periodistas-, pero dentro de Prisa.
Las resoluciones de estas dos reuniones sindicales se comunicarán a la redacción como muy pronto durante la jornada de mañana jueves. El tiempo apremia, ya que el objetivo es realizar la primera paralización este mismo sábado, perjudicando así la salida del periódico del domingo. Según la actual planificación, se pretende recuperar el calendario de movilizaciones establecido después de las huelgas de fin de año, que incluye al menos seis movilizaciones durante los sábados de los próximos dos meses.
No obstante, fuentes del diario creen que con toda seguridad se producirán al menos dos huelgas, ya que el malestar de toda la redacción contra las medidas de Cebrián es generalizado. Y no sólo por la virulencia de sus medidas, también por la celeridad con la que se quieren poner en marcha (el 1 de marzo) sin consultar en ningún momento con la representación sindical.
En el diario se cree que la nueva estructura tiene sólo como fin reducir empleo y recortar derechos laborales a quienes entren en las nuevas empresas. Nadie cree que las nuevas sociedades incluyan las mismas condiciones que ofrece El País SL y consideran que estarán más cercanas al resto de las empresas del Grupo, que tienen convenios colectivos muy por debajo de lo que ofrece el buque insignia de Prisa.
El enfado con Cebrián también es monumental, ya que sus anuncios se consideran una provocación. Anunciar una reestructuración con medidas que ya generaron huelgas en diciembre es visto como una estrategia de desgaste y de ataque directo a la línea de flotación de diario. El mes pasado, se produjeron en la cabecera dos jornadas de huelga por el traslado de varias decenas de trabajadores de Administración a Box News, una empresa de nuevo cuño que ahora adquiere sentido en la nueva estructura que Cebrián tiene en mente.

Fuente: PR Noticias

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: