sábado, 24 de enero de 2009

¿Matar a Asterix?

El pequeño pueblo de los irreductibles galos se enfrenta a su peor enemigo. Esta vez son los romanos, sino "la industria editorial”, escribió Sylvia Uderzo, la hija del dibujante de Asterix.
Mientras su padre quiere que Asterix sobreviva a la muerte de su creador, Sylvia Uderzo se opone enérgicamente en un artículo que escribió para el diario parisino "Le Monde.
En diciembre del año pasado, la editorial Hachette Livre compró el 60 por ciento de los derechos sobre Asterix: el 40 por ciento de Albert Uderzo y el 20 por ciento de Anne Goscinny, hija del co-creador de Asterix, René Goscinny.

El nacimiento de Asterix

El personaje fue creado por Uderzo y Goscinny en 1959. Los cómics han sido traducidos a numerosos idiomas (incluso al latín y al griego antiguo) y se venden en casi todo el mundo. Junto con Obelix, su mejor amigo, Asterix es el héroe de innumerables aventuras.
Cada edición tiene una tirada de 2,5 a 3 millones de ejemplares y hasta ahora se han vendido 325 millones de librillos. Es la historieta francesa más popular del mundo. En 1980 salió la primera aventura de Asterix que Uderzo hizo solo: “El gran barranco”.

Un Asterix sin alma

Con los derechos, Hachette Livre adquirió el permiso para producir nuevas series y seguir desarrollando el carácter de Asterix. Mientras Asterix venda, lógicamente seguirán una aventura tras otra. Imaginar que Asterix será producido en masa, “vendiendo su alma al vil dinero”, es lo que enfurece a la hija del dibujante.
Según Sylvia Uderzo, la industria editorial convenció a su padre de renunciar a los 81 años de edad a todos los valores con los que la educó: independencia, solidaridad, hospitalidad y espíritu de resistencia. Esa transformación de su padre, que ocurrió en los últimos 18 meses, es producto de una intriga de algunos consejeros que quieren apropiarse de la obra del artista, dice la hija del famoso dibujante.

La batalla entre las hijas de los creadores
Hace 20 años, Albert Uderzo pidió a su hija que entrara en la empresa. A partir de 2001, su padre, entonces de 73 años, se retiró cada vez más de los negocios cotidianos, para dedicarse al desarrollo de nuevos libros.
Para Sylvia Uderzo, Asterix forma parte de la herencia cultural de Francia. Por eso, dice, no lucha contra su padre, sino para salvar esa obra esencialmente francesa que elaboraron Albert Uderzo y René Goscinny.
Anne Goscinny, por el contrario, aplaude la compra de los derechos por parte de Hachette. La hija del redactor de los textos de Asterix dice que el pequeño héroe galo sobrevivió la muerte de su otro creador, su padre, René Goscinny, sin mayores problemas.
Sylvia Uderzo, por el contrario, destaca que los seguidores del cómic saben desde hace mucho tiempo que su padre, Albert Uderzo, antes siempre quiso hacer como el creador de “Tintín”, Hergé, que dispuso en su testamento que la serie no sería continuada después de su muerte. Si pudiera decidirlo Sylvia Uderzo, el próximo volumen probablemente llevaría el título “Asterix y los tiburones de las editoriales”. Albert Uderzo calla por el momento.

En la foto: Albert Uderzo, entre sus más famosas figuras, Asterix y Obelix.

Fuente: Deutsche Welle

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: