miércoles, 7 de enero de 2009

La guerra de la prensa

Los medios israelíes apenas si informan sobre la crisis humanitaria en la franja
Los israelíes no pueden negar que, si lo desean, pueden informarse sobre lo que ocurre en Gaza. Casi todos los hogares del país disponen de un servicio de cable mediante el que reciben los canales occidentales, de manera que nadie puede alegar que la información no está a su alcance.
Los medios locales son otro tema. El canal 2 de la televisión, que con frecuencia actúa como portavoz del Ejército, dijo el lunes que los militares habían matado a 40 "terroristas", cuando en realidad a esa hora, las ocho de la tarde, la mayoría de las víctimas eran niños y mujeres.
La prensa tampoco dedica demasiado espacio a lo que sucede dentro de Gaza. Ni siquiera la profunda crisis humanitaria que está causando la invasión. El éxodo de millares de familias y la muerte de un gran número de civiles apenas si existe en las páginas de los diarios.

Portadas llenas de soldados
Las informaciones dan el punto de vista israelí en todo momento desde el partidismo típico de un país unido contra el enemigo. La portada del diario de mayor difusión, con 400.000 mil ejemplares de venta, el Yediot Ahronot, se dedicaba ayer a mostrar a los soldados heridos con una gran fotografía que ocupaba toda la página. En ella se veía a varios militares transportando en una camilla a un compañero herido.
Haaretz sí habla de 100 palestinos muertos, pero no dice que son civiles
En la página siete hay un artículo sobre la prensa internacional, en el que se dice que los medios europeos se han puesto del lado de los palestinos, que son quienes "sufren", mientras que los israelíes son los "culpables". Este artículo reproduce las portadas de un diario holandés y de Público.
El segundo diario en difusión, Maariv, abre también con una gran foto de un helicóptero que transporta soldados heridos en Gaza. Como el Yediot Ahronot, Maariv no menciona en su profusa portada la muerte de civiles ni la situación humanitaria en Gaza. Según uno de sus periodistas, Ben Caspit, ésta es "la guerra más justa en la historia de Israel".
El domingo, un periodista de Radio Israel se mofó del corresponsal de Al-Yazira, el único periodista extranjero que hay en Gaza, porque el corresponsal se asustó durante una transmisión en directo cuando una bomba israelí cayó cerca de su posición.
El prestigioso diario Haaretz muy popular en Occidente pero con sólo 30.000 ejemplares vendidos en Israel es el único que mencionó en la portada que el lunes murieron 100 palestinos. Pero obvió que la mayoría eran civiles. Haaretz también es el único medio que recoge, en sus páginas de opinión, ciertas sutiles discrepancias con la invasión israelí.

Satisfacción general
Las discrepancias con el Gobierno y el Ejército en los medios de comunicación son muy pequeñas, y lo mismo ocurre con el conjunto de la población del país. Israel no puede estar más unido en estos momentos, pero algo similar ocurrió durante la segunda guerra de Líbano, en 2005. Entonces, los sondeos de los primeros días elevaron hasta los cielos la popularidad del primer ministro, Ehud Olmert. Unas semanas después su popularidad cayó por debajo del suelo.
La prolongación del conflicto puede volver a jugar en contra de la nomenclatura israelí. Todo dependerá de las bajas que se registren en el Ejército. Por ahora, hasta los militares están satisfechos, ya que nadie esperaba encontrar tan poca resistencia por parte de las milicias. Hamas ha optado por una guerra de guerrillas y aún es pronto para saber si esta táctica le dará resultado.

Fuente: Diario Público
Fotos: AFP

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: