jueves, 15 de enero de 2009

Israel explica a los periodistas españoles que su ofensiva es "proporcional" y "no excesiva"

El Gobierno distribuye a los profesionales que acompañan a Moratinos en su gira por Oriente Próximo un dossier en el que responde implícitamente a las críticas de Zapatero
El Ministerio israelí de Asuntos Exteriores ha editado un dossier, que ha hecho repartir entre la prensa española que acompaña al jefe de la diplomacia, Miguel Angel Moratinos, en su gira por Oriente Próximo, en el que defiende como "proporcionada" la operación Plomo Fundido lanzada en la Franja de Gaza para responder a los ataques con cohetes de Hamás el pasado 27 de diciembre.
El documento, escrito en español y repartido a la prensa a través del servicio de Comunicación Exterior del departamento que dirige Moratinos, comienza argumentando que "la ley internacional reconoce que las muertes y heridas de civiles pueden ocurrir durante operaciones militares ilícitas". "Para que una operación sea lícita debe ser dirigida contra un objetivo militar y ser proporcionada", señala.
"Bajo las Convenciones de Ginebra, así como en el derecho internacional consuetudinario, si un objetivo militar, como un lanzador de misiles o un depósito de armamento, está ubicado en el corazón de un área civil, no deja de ser un objetivo militar lícito", explica. También afirma que una operación es proporcionada cuando la pérdida y el daño causados a civiles no es "excesivo" en relación con la "ventaja militar" conseguida.

La "principal responsabilidad" es de Hamás
Incluso añade que "la principal responsabilidad por las víctimas que surjan por este 'escudo' recae en la parte que ubicó deliberadamente a los civiles bajo riesgo". Centrándose en la operación en Gaza, el Ministerio arguye que resulta "particularmente delicado" determinar qué es un objetivo lícito en respuesta a un ataque terrorista y cuándo esa reacción es proporcionada, teniendo en cuenta que "Hamás está utilizando a los civiles como escudo y objetivo".
El Gobierno israelí admite que "un principio central" de la ley del conflicto armado es el "principio de distinción", esto es, la obligación de garantizar en todo momento que se diferencia entre "combatientes y civiles". "Sin embargo -precisa el documento, distribuido en español- la ley internacional reconoce que es un hecho trágico del conflicto armado que muertes y heridas de civiles puedan ocurrir durante operaciones militares ilícitas".
El Ministerio asegura que en la operación 'Plomo Fundido' las Fuerzas de Defensa distinguen entre objetivos militares y civiles a la hora de seleccionar blancos y subraya que un comandante se debe abstener de lanzar un ataque que ocasionará daños a los civiles cuando ese daño "sea excesivo en proporción al beneficio militar esperado".

Respuesta a Zapatero
Aunque el dossier no lo menciona, los argumentos que en él se incluyen suponen rebatir las opiniones vertidas por el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, en relación con la ofensiva israelí sobre la Franja.
El jefe del Ejecutivo ha calificado en varias ocasiones de "desproporcionada" esa operación, mientras que Chacón, en su discurso con motivo de la Pascua Militar, señaló que los militares españoles deberán distinguir entre objetivos militares e instalaciones civiles y rechazar el uso de ciertas armas, entre las que citó las bombas de racimo, a partir de la aprobación inminente de las nuevas Reales Ordenanzas (código de conducta). La ministra se refirió a los dos principios citados como "de trágica actualidad en Gaza".

Fuente: Europa Press

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: