viernes, 9 de enero de 2009

Crece la disputa por el negocio de Internet, telefonía y TV

Telefónica y Telecom ofrecen películas y documentales a prueba; quejas de los cables
Por: Mercedes García Bartelt
Telefónica puso un pie en los televisores argentinos y sumó una pieza más a la puja por el negocio del triple play, que podría mover por lo menos $ 8800 millones al año. La compañía delineó un servicio de video por banda ancha (Internet) que se llama On Demand e incluye películas, documentales, videoclips y series infantiles acompañados de karaokes e información meteorológica.
El servicio está en etapa de prueba con unos 100 clientes y otros tantos empleados de la compañía. Aquellos que accedieron al abono gratuito por un año ya tienen la revista con la propuesta cuyos contenidos son provistos por la empresa Digital Latin America (DLA). En esa revista hay películas gratuitas y pagas con precios que oscilan entre $ 1,90 y $ 6,90, y los usuarios deberán abonarlas a fin de mes cuando reciban el consumo en la misma factura de Telefónica en la que reciben los gastos de telefonía fija e Internet (Speedy). El resto de los contenidos es gratuito.
"Esto es un servicio de valor agregado por banda ancha que estamos probando. Los clientes acceden a una biblioteca de contenidos y pueden verlos tanto en su computadora como en la televisión", explicó Andrés Bargues, gerente de Nuevos Servicios de Telefónica.
"Nosotros instalamos un módem en la computadora y un conversor en el televisor que amplía el ancho de banda y asegura la imagen digital en la TV", agregó el directivo, tras destacar que en Chile existe una prueba similar a menor escala.
Según señaló, la compañía aún no tiene una fecha de lanzamiento comercial del servicio, porque "es una propuesta cara y hay que definir un precio que permita hacerla viable".
"Queremos que los clientes prueben un tiempo más. Por el momento, nos plantean precios que no son viables desde el punto de vista comercial y estamos viendo caminos para completarlo un poco", explicó Bargues.
En el barrio de Monserrat, Esteban está probando el On Demand. "Hace unas semanas nos contactó la empresa y aceptamos. Tenemos el servicio desde hace unos siete días y todavía no lo usamos mucho, pero nos parece algo muy similar a un video club. Seguimos con nuestro abono a Direct TV", dijo el consumidor.
Telecom también está probando la televisión por IP, pero sólo en los hogares de 85 empleados y algunos edificios corporativos de la empresa.
La propuesta incluye telefonía, Internet y señales de televisión, video on demand y la posibilidad de pausar, grabar y recomenzar la programación emitida en vivo.

Sospechas y reclamos
Con todo, la llegada de estos servicios de valor agregado es denunciada sistemáticamente por los proveedores de televisión por cable, que defienden las regulaciones actuales, que impiden el ingreso de las compañías telefónicas en el negocio televisivo.
Entre esas regulaciones se cuentan la ley de radiodifusión, los pliegos de licitación de Entel y un fallo de la justicia federal basado en las dos anteriores.
Telefónica y Telecom vienen reclamando desde hace tiempo un cambio regulatorio que les permita entrar sin problemas en las pantallas de TV y lanzar de una vez sus paquetes de triple play. En esa movida, no están solas. Más de una veintena de empresas de telecomunicaciones, agrupadas en la Cámara Argentina de Telefonía IP y Comunicaciones Convergentes (Catip), también reclaman al Gobierno la misma licencia para transmitir contenidos de televisión que tienen los proveedores de cable.
Actualmente, hay cableoperadores del interior con el servicio y Telecentro está solo en el negocio en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. En breve competirá con CableVisión, que anunció el lanzamiento de su paquete para el primer trimestre de 2009.
Un reciente informe de la consultora Analogías estimó que más del 50% de los consumidores está interesado en la propuesta convergente, y si se masificara la oferta el triple play contaría con 130.000 abonados en el primer año.
Otro informe de Prince & Cooke, armado sobre la base del consumo de los tres servicios, calculó que el negocio movería por lo menos $ 8800 millones al año.

Claves
On Demand. El servicio de Telefónica funciona como un video club, pero a través de un acceso de banda ancha. Los clientes pueden elegir películas, documentales, series y recitales. En el formato de prueba sólo algunas películas tienen precios, que van de $ 1,90 a $ 6,90.
Triple play. La empresa, junto con Telecom y otros proveedores de Internet, reclama cambios regulatorios para poder ofrecer TV, Internet y telefonía.

Fuente: La Nación

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: