lunes, 22 de setiembre de 2008

Martín Fierro discriminador

La distinción al neuquino Carlos Eguía como ganador del premio a la Mejor conduccion masculina fue repudiada por grupos de activistas que lo acusan de homofóbico y misógino. El conductor las llama “trolas”.
Por: Bruno Bimbi
Los premios Martín Fierro a las producciones 2007 de emisoras del interior del país, entregados este sábado por la noche en el Centro de Convenciones salteño, derivaron en una sonora polémica por la distinción otorgada al periodista neuquino Carlos Eguía como “Mejor conducción masculina en radio”.
“El premio a Eguía representa una alarmante noticia para quienes ejercen el periodismo con sentido responsable y crítico, sin más condicionamientos que el deber de informar y la búsqueda de la verdad. Eguía no merece ser asimilado a la categoría de periodista; su rol frente al micrófono se equipara al de un propalador que, a la manera del ministro de propaganda nazi, exacerba la intolerancia y suscita la violencia”, sostuvieron en un comunicado las activistas de Colectiva Feminista La Revuelta y del programa radial Se dice de mí.
El enfrentamiento de Eguía –conductor del programa Contrafuego en AM 1400 de Neuquén, con las feministas comenzó en agosto, cuando se realizó en Neuquén el XXIII Encuentro Nacional de Mujeres. Tres días antes del inicio del Encuentro, Eguía afirmó en su programa: “Este fin de semana vienen acá unas mujeres autoconvocadas en la lucha por la muerte, o sea, a favor del aborto”. Luego, personalizó sus críticas en la profesora Ruth Zurbriggen, destacada militante feminista, quien había sido designada en esos días por el Consejo Provincial de Educación de Neuquén para integrar la Comisión Sectorial para la Educación Sexual Integral.
Desde su programa radial, Eguía se lanzó contra esa designación. Según las feministas, el conductor “se dedicó a difundir insultos, amenazas y muestras de homofobia, misoginia y discriminación para descalificar sistemática y violentamente a Zurbriggen, encabezando una campaña de odio en su contra y atacando a lesbianas y gays sin más razón que su condición de tales”.
Algunas de las citas textuales de los discursos de Eguía: “¿Es tan difícil escuchar a la gente que no quiere que haya docentes que hablen de que la sexualidad es darse un beso una mujer con una mujer y un hombre con un hombre? ¿Está mal que la gente diga eso? No, no está mal. Y nadie hace nada. Yo empiezo a sentir que estamos en un barco a la deriva”. Eguía utilizó la palabra “trolas” para referirse a la organización a la que pertenece la profesora Zurbriggen y amenazó con editar un CD con los mensajes de sus oyentes, contrarios a la designación, para hacérselo llegar al gobernador. Los mensajes que Eguía quería compilar eran elocuentes: “El zurdaje ya nos ha copado”, “Que saquen a las lesbianas, que saquen a los homosexuales de las escuelas”, “No podemos permitir que estas lesbianas quieran pretender enseñarle a nuestros hijos”, “El gobernador ha puesto mujeres al frente de Acción Social y están dando tan mala imagen que debería sacarlas ya”.
Ahora, mientras APTRA le entrega un premio como mejor conductor radial del interior del país, Eguía deberá responder a una querella de la profesora Zurbriggen, quien además lo denunciará ante el INADI por la campaña discriminatoria y los insultos en su contra.

Fuente: Crítica de la Argentina
Ver más

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: