lunes, 15 de septiembre de 2008

Alerta por amenazas y hostigamiento a un periodista en Chos Malal

El Foro de Periodismo Argentino (FoPeA) alerta sobre la situación que afecta al periodista Juan Carlos Parada, conductor radial y corresponsal del Diario Río Negro en Chos Malal, Neuquén, quien recibió al menos dos amenazas de grueso tenor y otras agresiones en los últimos dos meses.
La situación es grave. Al tratarse de una ciudad pequeña de la Patagonia, y ante indicios que vincularían a agentes de la policía provincial a los hechos denunciados, FoPeA exige al gobierno de Jorge Sapag que garantice la protección de Parada.
"¿Qué tal señor Juan Carlos?: quiero decirle algo: al 15 de septiembre caduca su plazo. Recuerde que le hace mal a su familia si no se retira de la radio. Hágalo o lo pagará muy feo", fueron las palabras dejadas en el contestador del periodista el pasado miércoles. A esta amenaza se le suma el antecedente de otra realizada el 15 de Julio pasado contra el periodista y, en los mismos días, a empresas que pautan en su programa para que dejen de hacerlo. Asimismo, Parada dice tener indicios firmes de estar siendo espiado en su domicilio, además de haber sido sufrido señales de tipo mafioso sobre su automóvil.
El periodista sostiene que estos hechos pueden originarse en varias investigaciones de serias irregularidades en el accionar policial aunque, al igual que el fiscal del caso Alejandro Casaña, no descarta otras motivaciones relacionadas con otras denuncias periodísticas. Por su parte, el subcomisario Nélson Flores, a cargo de la Comisaría 24 de Chos Malal, manifestó a Fopea que Asuntos Internos de esa fuerza realiza una investigación buscando aportar en la resolución del caso.
El periodista reclamó más celeridad en la investigación judicial, sobre lo que el fiscal Casaña dijo a FoPeA a que se están cotejando voces grabadas en las amenazas con las de presuntos sospechosos, lo que requiere inexorablemente de tiempo de trabajo.
FoPeA insta a las autoridades locales y provinciales a tomar medidas para la protección de la seguridad personal del periodista y su familia resguardando así la libertad de expresión de Chos Malal y de toda la región.

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: