domingo, 18 de mayo de 2008

Kirchner explicó a la Justicia cómo creció su patrimonio

NdE: La versión K de la "puta oligarquía"

Por Gabriel Sued
Hacer negocios inmobiliarios en Santa Cruz que dejen utilidades anuales de más del 25%; comprar terrenos fiscales baratos y en cuotas, y venderlos caros; tener plazos fijos en dólares con intereses superiores a los de plaza; sacar créditos para invertir o arriesgar el capital. y siempre hacer tratos con gente de confianza.
Esa combinación es la fórmula que, según los Kirchner, usaron para aumentar su patrimonio en un 160%, casi 11 millones de pesos, desde que llegaron a la Casa Rosada, en mayo de 2003.
La información surge del análisis de un informe contable, al que tuvo acceso La Nacion, que el matrimonio presidencial presentó ante la Justicia en la causa que se abrió por una denuncia de presunto enriquecimiento ilícito.
El expediente está hoy en estudio de la Cámara Federal, luego de que el fiscal nacional de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido, apeló la desestimación de la denuncia dispuesta por el juez Rodolfo Canicoba Corral, el 11 del mes pasado. Para el fiscal, hace falta investigar más, ya que los datos presentados en el informe, elaborado por el contador Víctor Alejandro Manzanares, no cuentan con la correspondiente documentación respaldatoria.
Allí se detallan "las variaciones patrimoniales del año 2005 al año 2007" y se presenta una explicación, más pormenorizada que la que figura en las declaraciones juradas, sobre el crecimiento que experimentaron en los últimos años los bienes del ex mandatario Néstor Kirchner y de la presidenta Cristina Kirchner.
La mayor variación patrimonial se registró el año último, cuando la fortuna presidencial aumentó en 5.781.195 pesos. Las claves de la variación, según el informe de Manzanares (revisor de cuentas de la Cooperadora del Hospital de Río Gallegos), son la construcción de un hotel boutique en El Calafate, la incorporación de diez departamentos en Río Gallegos, el alquiler de esas propiedades y la reinversión de las ganancias en un plazo fijo millonario, colocado en dólares y a intereses altos.
El hotel de los Kirchner se llama Los Sauces y está al lado de la residencia del matrimonio presidencial, que lleva el mismo nombre. Se levantó entre 2006 y 2007 sobre un terreno de 2100 metros cuadrados, que adquirieron en 2002, a 162.444 pesos, a razón de 77 pesos el metro cuadrado.
En su construcción, los Kirchner llevan gastados 9.974.346 pesos. De ese monto, 8.329.596 pesos se lo adeudan a la empresa constructora, que, según fuentes de El Calafate, es Grip SA. Es una compañía del arquitecto Pablo Grippo, a quien, en noviembre del año pasado, el entonces intendente de El Calafate, el kirchnerista Néstor Méndez, le cedió más de 10.000 metros cuadrados de tierras fiscales, a sólo 7,5 pesos el metro cuadrado.
La cantidad restante, 1.644.750 pesos, los Kirchner la pagaron con la cesión de uno los tres terrenos fiscales de El Calafate adquiridos en 2005, cuando Méndez era intendente. Entre los tres sumaban 60.000 metros cuadrados y, según el informe de Manzanares, los pagaron 322.167 pesos, poco más de 5 pesos el metro cuadrado, que en el mercado cotiza entre 50 y 1000 pesos, según los servicios públicos disponibles en la zona. Para comprarlos, Kirchner sacó un crédito.
La primera fase de Los Sauces se terminó en 2006 y se alquiló el 20 de octubre de ese año. La segunda se entregó el 23 de noviembre de 2007, con un avance de obra del 80 por ciento, y se dio en alquiler una semana más tarde. La explotación quedó a cargo del Hotel Panamericano que, aunque en la primera temporada salió perdiendo, proyecta obtener una ganancia millonaria en los próximos meses, dijeron a La Nación voceros de la empresa (de lo que se informa por separado).

Construcción y finanzas
Para los Kirchner, el negocio fue exitoso: entre octubre de 2006 y diciembre del año pasado, obtuvieron alquileres por 5.257.350 pesos y, así, recuperaron el 53 por ciento de lo que habían invertido en la construcción del hotel.
En 2006 compraron otros tres terrenos fiscales en El Calafate, que suman 81.874 metros cuadrados, por un total de 334.982 pesos. Esto equivale a 4 pesos el metro cuadrado. Al final de se año, los Kirchner aún adeudaban 187.608 pesos, de acuerdo con el plan de pagos establecido con el municipio.
Pero las inversiones inmobiliarias no se limitaron a esa ciudad. En 2006, Kirchner cedió en fideicomiso, para la construcción de un edificio de 10 departamentos, una de las 23 propiedades que tenía en Río Gallegos, la mayoría de ellas adquirida entre 1977 y 1981, antes de su ingreso en la política. A cargo de las obras quedó Austral Construcciones, del empresario kirchnerista Lázaro Báez.
El año pasado concluyó la edificación y Kirchner incorporó 5 departamentos por 352.000 pesos y compró los otros 5 a la constructora, por el mismo monto. Los 10 departamentos (de entre 36 y 50 metros cuadrados cada uno) se alquilaron, en 2007, por 200.000 pesos, lo cual equivale al 28,4 por ciento de la inversión. En la mejor zona de Buenos Aires, la renta anual estimada es de entre un 6 y un 7 por ciento.
A lo largo de los cinco años que llevan en el poder, el rubro de ingreso por alquileres es el que más avance experimentó. Pasó de 151.307 pesos, en 2003, a 5.264.105 pesos, en 2007. Para seguir más de cerca las inversiones inmobiliarias, Kirchner creó en noviembre de 2006 la empresa Los Sauces, en sociedad con su esposa y su hijo, Máximo, que la dirige.
Pero no sólo en ladrillos puso su dinero la pareja presidencial. Gran parte de las ganancias la invirtieron en el mercado financiero, con importantes beneficios. El informe del contador Manzanares indica que en 2005, los Kirchner tenían 2.124.126 dólares en plazo fijo, que les dieron una renta de 161.456 dólares, el 7,6 por ciento.
En 2006, cobraron 197.921 dólares en concepto de intereses por plazos fijos de 2.418.195 dólares, un 8,2 por ciento. El año pasado, la ganancia fue aún mayor: 4.025.717 dólares en plazo fijo les dieron dividendos por 375.579 dólares, el 9,3 por ciento. Lo normal es que la tasa no supere el 4,5 por ciento.
En el informe no se detallan cuáles son los bancos en los que el ex presidente tiene depositado su dinero. De acuerdo con la información que figura en una causa previa por enriquecimiento ilícito, en la que los Kirchner fueron sobreseídos en marzo de 2005, al llegar a la Casa Rosada tenían el dinero en el Banco de Tierra del Fuego.
Allí lo depositaron al traerlo de regreso a la Argentina, en 2002. El año anterior, antes de que se desatara la crisis, habían sacado 1.815.274 pesos del país, que colocaron en una cuenta en dólares del Deutsche Bank. Pasada la devaluación, esos ahorros se habían multiplicado por cuatro.

Fuente: La Nación

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: