jueves, 22 de mayo de 2008

Debate periodístico por transmisión en directo de secuestro de 30 personas en Bogotá

La Comisión de Televisión anunció una investigación interna por el corte abrupto de la transmisión que hacía Citytv. Expertos discuten hasta dónde deben llegar los medios con información en caliente.
Durante casi media hora, Citytv transmitió en vivo el diálogo de un periodista con un secuestrador armado y con 30 rehenes. ¿Es esto una apología al delito?
"A mí no me satisface la explicación del canal de que se trataba de un hombre desesperado, porque ese es un juicio que se hace a posteriori; hacer la transmisión en directo fue una decisión riesgosa, pareciera que la televisión privada no conoce límites y en ese sentido hay que hacer un llamado de atención a la responsabilidad", dijo Jaime Abello, director de la Fundación Nuevo Periodismo.
Directores de medios tienen una visión distinta. Yamid Amat, director de CM&, expresó: "Me pareció que la transmisión que hacía Citytv estaba muy lejos de convertirse en una exaltación al delito".
El corte de la señal, hecho por una funcionaria de la Comisión Nacional de Televisión (Cntv), fue cuestionado incluso por la directora de esa entidad, María Carolina Hoyos Turbay, quien aclaró que ella lo hizo de manera "inconsulta" e "individual".
La funcionaria dijo que abrieron una investigación disciplinaria y recordó que la Cntv rechaza todas las formas de censura en Colombia y respeta la Constitución.
Explicó que una de las analistas del grupo de contenidos, que miraba la programación a esa hora, llamó al canal y ordenó suspender la transmisión, pues le parecía que las imágenes eran "apología al delito".
"La Cntv no puede hacer censura, como lo estaba haciendo esa funcionaria", añadió la directora.
El episodio generó reacciones entre los diferentes directores de medios. Yamit Amat, director del Noticiero CM&, dijo: "Es inconcebible que en la Cntv ocurran este tipo de cosas, que funcionarios den órdenes sin tener la facultad de hacerlo, como lo reconoce la propia Comisión. Por lo demás, todo tipo de control sobre la información es inaceptable. Me pareció que la transmisión que hacía Citytv estaba muy lejos de convertirse en una exaltación al delito".
Ignacio Gómez, subdirector de Noticias Uno, dijo: "Sea cual sea la responsabilidad individual de la Comisión Nacional de Televisión, la censura se dio y es un hecho gravísimo que afecta la libertad de prensa".
Por su parte, Darío Fernando Patiño, codirector de Noticias Caracol, aseguró: "No se puede considerar una acción de censura institucional. Lo que se evidencia es la imprudencia de una funcionaria para obstruir el periodismo".

¿Por qué transmitimos?
El debate sobre acontecimientos que involucren hechos o personajes terroristas es histórico y nunca terminará de cerrarse.
Surgió de nuevo ayer, a propósito del cubrimiento que hizo Citynoticias del incidente con un sargento retirado del ejército que, con una granada en mano, mantuvo rehenes a varias personas en una oficina del centro de Bogotá.
¿Por qué Citynoticias sostuvo al aire la transmisión de lo que ocurría en esa oficina?
En primer lugar, porque el mismo sargento pidió la presencia de un medio de comunicación para ayudar a resolver el incidente y Citynoticias era el único presente en ese momento.
Segundo, porque el periodista Edwin González que conversó con él al aire y quienes dirigíamos la transmisión desde los estudios, entendimos que no se trataba de un terrorista sino de un hombre agobiado por una situación social, aunque, claramente, en medio de su angustia estaba ejecutando un acto terrorista.
En tercer lugar, porque rápidamente entendimos que nuestra presencia tranquilizaba al hombre y podíamos ayudar a salvar vidas. De hecho, hubo un momento en que nuestro reportero le dice que si él quiere volver a su casa con su familia, que por qué no deja que quienes están ahí de rehenes también salgan sanos y salvos. Y el hombre acepta liberar a 7 personas.
Pudo haber ocurrido una tragedia y nuestro reportero pudo haber sido la primera víctima. O pudo resolverse felizmente, como en efecto ocurrió, cuando agentes encubiertos dominaron al perturbado hombre que solo pedía que le aprobaran su pensión.
Por lo demás, aquí lo importante no es si uno llega primero al sitio de la noticia y obtiene una primicia, sino que en esos momentos prima la obligación eterna de informar. Por supuesto, la pregunta siempre será la misma: ¿Deben o no hacerse estas transmisiones en caliente?
Creo que la respuesta no puede ser un sí o un no fundamentalista. Hay casos de casos. Hay hechos terroristas que no son cometidos por terroristas, como éste, y su valoración no puede darse sino en el mismo instante en que se producen.
Juegan, entonces, el olfato y la responsabilidad de los periodistas y la libertad de prensa queda a salvo, como lo entendió la propia directora de la Comisión Nacional de Televisión, doctora María Carolina Hoyos Turbay.
Hay otros en los que, evidentemente, el periodista resulta un idiota útil del terrorista. Esos hay que rechazarlos y también la libertad de prensa queda a salvo.

Darío Restrepo Vélez
Director de Información y Opinión de Citytv

La Presidenta de la Comisión Nacional de Televisión, María Carolina Hoyos Turbay, calificó como falta gravísima la intervención de la trabajadora en la decisión.

Fuente: Diario El Tiempo, Colombia

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: