sábado, 12 de abril de 2008

Una radio con onda... kirchnerista

Por: Nicolás Wiñazki
Es una FM instalada en Puerto Madero. Se dedica a pasar música electrónica. Sus dueños son Gustavo Palmer, uno de los artífices de la cámara oculta a Porretti, y Cacho Ghisani, titular de un multimedios del conurbano bonaerense.
FM 93.1, Global Station, es una radio modesta y pequeña, casi desconocida, con oficinas en Puerto Madero, pero se transformó en pocos meses en la preferida del poder. Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, la elige de manera periódica para exponer su pensamiento, criticar al campo o al gobernador Mario Das Neves. Lo mismo hacen ministros como Juan Carlos Tedesco, de Educación, o gobernadores como el bonaerense Daniel Scioli, el chaqueño Jorge Capitanich o el sanjuanino José Luis Gioja. Incluso Luis D’Elía fue entrevistado en sus estudios el día después de los incidentes que lo tuvieron como protagonista en la marcha anticampo, que impulsó el Gobierno tras los cacerolazos en Plaza de Mayo.
Global Station es una FM atípica. Aunque no está asociada a Ibope y no se sabe cuánta gente la escucha, el Gobierno le brinda su apoyo a través de publicidad oficial. Sus dueños, además, son dos personajes disímiles entre sí. Uno es Gustavo Palmer, director artístico, DJ y propietario también de la disco Ku, entre otros boliches: es uno de los artífices de la cámara oculta que filmó al ex intendente de Pinamar, Roberto Porretti, pidiendo una coima, video por el que terminó destituido y preso. El otro es José María “Cacho” Ghisani, titular del Grupo El Sol, un multimedios que incluye el diario El Sol, de Quilmes; la FM Sur; canales de cable del conurbano bonaerense y una empresa de cableados. “Cacho”, como lo conocen todos en el peronismo bonaerense, es un hombre de múltiples contactos entre los intendentes del PJ y con llegada a varios ministros, como el también quilmeño Aníbal Fernández.
La combinación entre Palmer y Ghisani explica la extraña programación de Global Station. Por la mañana se habla de política, y se les da aire a los ministros, gobernadores y muy pocos opositores. A lo largo del día se transforma en una FM de música electrónica de culto. Según la definición de Palmer: “A la mañana es una radio ‘pop classic’, a la tarde ‘eléctrica pop’ y a la noche es de ‘música electrónica’”.
El DJ Palmer es el preferido de Florencia Kirchner, la hija presidencial: durante los veranos lo sigue en Ku, en Pinamar, y durante el año va todos los fines de semana a otro de sus boliches, Gótica, en Olivos.
Palmer es un hombre curtido en la noche, usa el pelo con reflejos y remeras escote en V de John Galliano.
Ghisani se apasiona en charlas políticas con duhaldistas y punteros del peronismo, usa un tostado permanente, camisas chillonas, cadenas de oro gruesas y tiene voz aguardentosa.
Global Station lleva sólo un año en el aire: salió al dial el 2 de abril de 2007. El nombre fue registrado por Palmer, que se inspiró en la radio Global, una de las más escuchadas de Gran Bretaña.
El programa político elegido por Alberto Fernández, y el resto del oficialismo, se llama Sólo por hoy, sale de lunes a viernes de 6 a 10, y está conducido por el periodista Rodo Herrera. En la Casa Rosada dicen que Fernández lo elige para hacer sus declaraciones matinales porque “es un gentelmen”, según la definición de una fuente albertista: “Le pregunta de todo, sin agresiones y sin ningún tipo de prejuicios”.
Las declaraciones de Fernández a Global Station surten el efecto buscado: las realiza bien temprano en la mañana y luego son amplificadas por las agencias de noticias, lo que termina por verse reflejado en portales de internet y algunos diarios del día siguiente.
Durante el paro del campo, Fernández eligió a Global Station para sentar sus posiciones: “Los únicos responsables del desabastecimiento son los dirigentes del campo” y “No me parecen felices algunas de las ideas que dicen de volver al paro o bloquear puertos y fábricas”, fueron algunos de sus textuales que recorrieron las agencias. También sentó posición en Global Station sobre la inflación y el polémico índice del INDEC: “Hubo un problema de abastecimiento serio y alguno puede ser que haya aprovechado esa circunstancia para subir precios”. Además se refirió a su conflicto con Das Neves, su nuevo enemigo entre los gobernadores: “Hay que preguntarle a él qué le pasa”, dijo.
Esta semana, la radio también fue elegida por el gobernador Capitanich para defender a Fernández de los ataques de Das Neves: “Tengo una relación de amistad con el jefe de Gabinete a quien considero un hombre muy calificado para ejercer esa función. Es un hombre compenetrado con las políticas, tanto durante la presidencia de Néstor Kirchner como ahora con Cristina”.
Los directivos de la radio admitieron a Crítica de la Argentina que Ghisani y sus contactos políticos fueron esenciales para abrir las puertas del Gabinete y conseguir publicidad oficial. Aunque desmientan, a su modo, que se trata de una radio oficialista: “También sacamos una vez al aire a Patricia Bullrich”.

Fuente: Crítica Digital

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: