miércoles, 13 de febrero de 2008

Unos dicen, otros contradicen

En su edición del 9 de febrero de 2008, la revista Noticias presentó una nota donde describió la modalidad de trabajo de la Presidenta, a la que caracterizó como “Gobierno part time”. Con el título “¿A qué hora llega Cristina?”, la nota comienza diciendo “Noticias comprobó que llega a la Rosada a las cuatro de la tarde. Los faltazos de los lunes y los viernes. Por qué trabajó sólo 34 de sus primeros 60 días”.
Un día después, el diario Clarín le dedicó la página 4 de su edición del 10 de febrero de 2008 al tema, pero sin mencionar explícitamente la información de Noticias. Sin embargo, la nota pareciera responderle punto por punto a lo que esa revista planteaba con relación a la metodología de gobierno de la señora Fernández. De hecho el título elegido por el diario “Cristina prefiere las mañanas en Olivos y las tardes en la Rosada” pareciera responder a la pregunta que planteó la revista, con lo que habilita a realizar un pequeño contrapunto de los conceptos vertidos por ambos medios, para entender mejor qué describe cada uno:
Noticias dice: El fotógrafo de la revista hizo guardia en la semana del miércoles 30 de enero al jueves 7 de febrero para ver a qué hora llegaba a Casa de Gobierno y el resultado es que dos días no fue, dos días llegó a las 10.30, dos días arribó pasadas las 15 y un día a las 16.25 hs.
Clarín dice: “Cristina utiliza más que Kirchner la residencia de Olivos como lugar de trabajo.”

Noticias dice: “Trabajó sólo 34 de sus primeros 60 días” .
Clarín dice: “60 días es poco tiempo para definiciones rotundas”.

Noticias dice: “El viernes 1º de febrero no apareció por la Casa de Gobierno”.
Clarín dice: “El viernes 1º de febrero, pero de tarde, la Presidenta recibió en Olivos al ministro de Economía, Martín Lousteau, y el jefe de la AFIP, Alberto Abad”.

Noticias dice: “Alberto [Fernández] por estos días sufre una prolongación de su horario de trabajo por las ausencias matutinas de Cristina. Con Néstor entraba temprano, pero aprovechaba la siesta del patagónico”.
Clarín dice: “Al contrario de lo que ocurre con su esposo, la Presidenta no duerme la siesta y esto explica que la actividad presidencial vespertina en la Casa Rosada empiece, incluso ahora en verano, alrededor de las 15,30 (dos horas antes de la era Kirchner)”.

Noticias dice: “La Presidenta es un alma vespertina y por la mañana suele mostrarse irritable”.
Clarín dice: “Para empleados y funcionarios, Cristina es vista como una Presidenta amable y jovial".

Noticias dice: “Cristina no se siente a gusto con la gestión del día a día, el peronismo profundo la horroriza y prefiere dedicarse a las escenas protocolares”.
Clarín dice: “Las consultas a distintos colaboradores revelan que Cristina, al igual que Kirchner, ocupa el sillón (en Olivos y sobre todo en la Casa Rosada) muchas horas al día y que los dos son muy obsesivos".

Noticias dice: “Se fue once días a su chalet de El Calafate a sólo dos semana de asumir el poder”.
Clarín dice: “Para desenchufarse, dice siempre, necesita cambiar de escenario. Por eso, cada vez que puede se escapa a El Calafate, su lugar en el mundo”.

Llama la atención que la nota de Clarín incluyera conceptos que, vaya casualidad, responden a cada una de las observaciones de la nota de Noticias. Que justamente plantea la “poca dedicación” a la tarea de gobierno de la Presidenta, con lo que la revista parecería encuadrarse en lo que el diario califica como “versiones, que difunden sobre todo dirigentes enfrentados a los Kirchner, que le endilgan a Cristina poner 'menos dedicación' a la gestión que la que ponía su marido”.
Pero lo más curioso es que la nota que firma Atilio Bleta carece de fuentes identificables. Lo único que alude a algo parecido a un informante es la frase “susurró a Clarín un alto funcionario”. En el contexto de una de las principales notas políticas del matutino, no se entiende por qué se habla en voz baja, máxime si se considera que la nota pretende ofrecer una agenda oficial contundente, con precisiones que llegan al registro de actividades presentadas con exactitud de minutos.
Si a esta altura alguien pudiera suponer que la nota del diario pareciera desmentir las “versiones de menos dedicación” a las tareas de gobierno, transcribimos las frases que en la versión impresa del diario aparecen destacadas en letra negrita, esto es, las ideas que los editores deciden resaltar gráficamente de las cuatro columnas que ocupaba la cobertura.
Éstos son los destacados de la nota de Clarín: “se advierten discretos cambios en el ejercicio del poder / Cristina utiliza más que Kirchner la residencia de Olivos / trabajó durante las mañanas en Olivos / muchas horas al día / "menos dedicación" / la crispación / "Ella te escucha cuando le hablás; con él era más difícil...", susurró a Clarín / la Presidenta no duerme la siesta / no es muy amiga de las caminatas”.
Nadie podría dudar que la nota destaca datos de alta política importantísimos para comprender la realidad nacional, surgidos espontáneamente de la investigación periodística del diario. Más aún, insistimos que cualquier relación con la nota de Noticias, es pura coincidencia.

Fuente: Cátedra A

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: