domingo, 19 de agosto de 2007

Silencio

A pocos días de cumplirse once meses del secuestro de Jorge Julio López, Jaque al Rey lanzó una propuesta cuyo objetivo es romper la cadena de silencio que rodea su desaparición. Así, enviamos esta nota por correo para que fuera reenviada por todos aquellos que la recibieran, y de esta manera podamos armar una red de correos que terminen con un silencio que ya aturde.
Jorge Julio López está tapado de silencio y sin embargo grita.
¿Escuchas?

La vida, tan compleja ella, ofrece distintas posibilidades sobre el silencio.
Silencio por un duelo, silencio por la soledad en que nos encontramos, silencio porque no hay nada que decir, silencio como parte de la notación musical…
Pero el silencio no es unívoco, no reconoce un solo significado. El silencio es una construcción cultural, un modo humano de ver, entender y reaccionar ante ciertos eventos, ante ciertas “cosas” de la vida.
Podemos asegurar, de todas maneras, que el silencio no es la ausencia de sonido.
De ninguna manera.
El silencio habla.
El silencio grita, aturde.
El silencio es a veces la ominosa, oscura, vergonzante, temblorosa cortina de las agachadas, de las miserias personales o sociales.
¿O no grita el silencio que reina sobre los campos de concentración, ahora vacíos, en cualquier parte del mundo?
¿O no dice el silencio que muchos asesinos guardan ante la acusación, ante el veredicto o ante la mismísima impunidad?
Jaque al Rey cree que el silencio calla lo que no se puede o no se quiere gritar. Y sin embargo, grita… vaya contradicción ¿no?.
Todas las sociedades tienen silencios.
Mala noticia.
Muy mala noticia.
Julio López está tapado de silencio y sin embargo grita…
¿Escuchás?

Ayudanos a romper la cadena de silencio que rodea la desaparición de Julio López. Reenvía este mensaje a todos tus contactos. Entre todos podemos mover el tablero. Jaque al Silencio. Jaque al Olvido.

Fuente: Jaque al Rey

No hay comentarios.:

Quizás también le interese: