jueves, 25 de agosto de 2005

Denuncia contra Crónica por vaciamiento de empresa y despidos masivos

Sr. Juez Los que suscriben Andrea Salmini, Nancy Acosta y Aquiles Castagnino, miembros de la comisión interna de la Unión de Trababjadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) en la empresa Editorial Sarmiento S.A. en los autos caratulados Editorial Sarmiento s/su concurso preventivo expediente N¨75965/2001, con el patrocinio legal del Dr. Pablo Llonto, abogado tomo 28 folio 283 de la CSVN, constituyendo domicilio legal en Pte. Luis Sáenz Peña 1335 primer piso depto.9 capital federal, V.S. respetuosamente digo:

Personería:
Los que suscriben esta presentación piden tener intervención en autos ya que figuran como acreedores quirografarios en su mayoría privilegiados ya que trabajan en el sector prensa de la Editorial Sarmiento a lo que suman su condición de delegados generales en representación de más de 300 trabajadores (todos ellos trabajadores) de la nominada del sector prensa. Y pedimos tener esta intervención en autos a raíz de los gravísimos hechos que vienen ocurriendo en la administración y preservación de los bienes de la concursada con gran repercusión en la paz social.

Hechos:
El diario La Nación en su edición del 24 de agosto de 2005 página 9 publicó una información con el título de Cambios en Crónica: niegan que se haya vendido el diario. La información producto de la investigación de una periodista especializada en medios plantea el dilema de si Editorial Sarmiento está siendo objeto de un gerenciamiento por un grupo empresario vinculado a la obra social de la Unión Obrera Metalúrgica, como la empresa de seguro social Forjar Salud o por el contrario si la editorial se vendió con la consiguiente transferencia de acciones que estarían en cabeza del empresario Héctor Ricardo García.
La información refleja la realidad que se vive dentro de la empresa porque durante un mes y hasta comienzos de agosto el diario Crónica estuvo gerenciado con opción a compra por el grupo empresario Ortellano vinculado a la aseguradora Liderar S.A. Se habría suscripto un convenio entre el directorio de la editorial y el grupo Ortollano para comprar la empresa pero tenemos entendido que esta situación jamás se puso en conocimiento de V.S. ni de la sindicatura ni de los abogados de la fallida en el concurso, y por sobre todas las cosas se ocultó este manejo dirigencial que causa grave perjuicio a todos los acreedores.
En el curso de un mes del grupo Ortollano hizo tantos destrozos y desatinos inclusive fue denunciado penalmente en contra de los administradores por incumplimiento de resoluciones del Ministerio de Trabajo. El mal manejo generó una gravosa carga de juicios laborales por despidos masivos de jefes con más de 20 años de antigüedad, uno de los cuales solo en curso tiene reclamos por más de medio millón de pesos.
Ante esta situación y carencia absoluta de manejo de este tipo de empresas periodísticas el dueño de la editorial Héctor Ricardo García terminó echándolos porque durante esa desastrosa gestión el grupo Ortollano/Liderar no pusieron un centavo, sino que ocasionaron pérdidas por más de 140 mil pesos, suma que afrontó Estrellas Producciones S.A. (Canal Crónica TV) integrante del grupo Crónica en concurso. En menos de 24 horas, la conducción del diario Crónica se transfirió al grupo que lidera el Sr. Raúl Olmos quien trajo como administrador a un ex administrador del diario que como primera medida ordenó retomar tarea a un ex empleado con un juicio contra la empresa por 400 mil pesos.
Este hecho determinó preguntarse: Quién afrontaría esa indemnización? ya que ante el regreso del actor el juicio en principio le significaría la terminación del proceso con la correspondiente condena a la empresa.
Esta situación determinó que el mismo grupo relevara por falta de idoneidad al flamante administrador y pusiera otro. También incidió en el alejamiento de ese administrador vinculado a la obra social de la UOM mantener llamativos vínculos con personas procesadas por mala administración como ex gerentes en la empresa que cumplieron 7 meses de prisión en el penal de Villa Devoto. Según versiones el administrador en cuestión tenía previsto reunirse con otros ex gerentes que actualmente están en prisión en distintos penales por administración fraudulenta y fraude fiscal por 17 millones de pesos, delitos todos ellos gravísimos.
Como si esto fuera poco, el límite de sorpresa bate cualquier récord ya que esta administración continuó un camino cuyo final es el caos y la quiebra empresaria, hace cuestión de horas produjo un masivo despido de 34 jefes gráficos y de prensa.
En el diario se vive un momento de caos y zozobra generalizados ante una lluvia de telegramas de despidos, en los que insólitamente se justifica dejar sin trabajo a nuestros representados so pretexto de la crisis derivada del concurso preventivo; es decir adjudica la culpa de este proceso a V.S., los síndicos y los letrados de la fallida.
Lo que está ocurriendo significa un cambio en la administración de la concursada y en los manejos de los valiosos bienes que conforman el activo de la masa concursal como el edificio, las máquinas rotativas, el avión Lear Jet, los terrenos en Puerto Madero, un leasing en el edificio de La Opinión, el diario El Atlántico de Mar de Plata.
Si se permitiese que estos desmanejos continúen y la empresa quede en manos de gente irresponsable y sin la correspondiente supervisión de la sindicatura, la empresa quedaría al borde de la quiebra y con los fondos derivados dolosamente a otros destinos, en perjuicio de los acreedores.
Tan irregular es la supuesta restructuración anunciada por estos nuevos administradores que al personal despedido en estas últimas horas lo citan a un estudio jurídico, le ofrecen sumas irrisorias, lo que se agrava porque en un caso, la propuesta es aceptada pero se les dice que el dinero no está disponible aún, con la aclaración de que, en caso de tenerlo, la indemnización sería con una quita del 60 por ciento, es decir se trata de una farsa de indemnización ya que el objeto es echar a la gente a la calle sin un centavo de indemnización.
En conclusión, estamos ante hechos gravísimos que afectan la continuidad empresaria, atentan contra la masa concursal y desligan de la responsabilidad patrimonial a los verdaderos dueños, quienes ensayan una suerte de hombres de paja o testaferros para no afrontar las obligaciones legales ni garantías que presenta el acervo del grupo económico Crónica.

Petitorio
En consecuencia pedimos:

1 Se nos tenga por parte con el domicilio constituido y se nos de la intervención en autos. 2 Se requiera a la fallida la copia de los contratos que ha celebrado en el último mes, ya sea por gerenciamiento o transferencia de acciones con la totalidad de los anexos.
3 Se de vista de esta presentación a la sindicatura, al abogado de la fallida para que evacuen la vista en el plazo de ley. Se analice el desempeño de la sindicatura frente a los gravísimos hechos denunciados, que prima facie resultan conculcatorios de la defensa de la masa de acreedores.
4 Hago reserva del caso federal para ocurrir ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por violación de derechos constitucionales como de propiedad y debido proceso.

Proveer de conformidad
Será Justicia

Quizás también le interese: