martes, 19 de octubre de 2004

Rafaela: Miller ya no está en la radio LT 28

A menos de un año de haber incursionado en el mundo mediático rafaelino, el empresario Leandro Miller "se desvinculó" de la AM LT 28 Radio Rafaela, según confirmaron ayer las autoridades de la emisora local. El alejamiento de Miller fue confirmado en la víspera a este diario por el abogado Hugo Musuruana, uno de los responsables de la radio
A menos de un año de haber incursionado en el mundo mediático rafaelino, el empresario Leandro Miller "se desvinculó" de la AM LT 28 Radio Rafaela, según confirmaron ayer las autoridades de la emisora local.
El alejamiento de Miller fue confirmado en la víspera a este diario por el abogado Hugo Musuruana, uno de los responsables de la radio.
No obstante Musuruana prefirió no dar detalles y dijo que hará públicos los motivos de la salida de Miller recién después de comunicar la novedad a los empleados de la emisora.
Miller era director de la radio y conductor del programa de la mañana llamado "El mejor día".
Fuentes reservadas anticiparon a Castellanos que el empresario habrá sido expulsado de la radio por diferencias surgidas en el manejo de dinero.
El hecho confirmaría que Miller no era en realidad el dueño del 75 por ciento de las acciones de la emisora, como decía, sino que habría puesto su nombre para adquirir el porcentaje mayoritario de la radio en representación de terceros. Lo que en el lenguaje corriente se conoce como testaferro.

Testaferro de quién
En el ámbito de los medios de comunicación desde hace algunos años circula con insistencia una versión que vincula a Miller con proyectos mediáticos y políticos financiados con dineros del cuestionado ex senador peronista Jorge Massat.
El empresario mediático -que también estuviera vinculado al oscuro empresario rosarino Eduardo López y al grupo Vila-Manzano-, negó en reiteradas oportunidades tener negocios con Massat. Sin embargo nunca reveló el monto de la operación de la compra de Radio Rafaela ni dejó en claro cuál era el origen de esa plata.
Miller ingresó a la radio local el 11 de noviembre del año pasado con la promesa de "renovar" la radio y de achicar sus deudas con el fisco.
En declaraciones a este diario el empresario mediático había asegurado que había comprado la parte mayoritaria de la emisora con dineros de su pertenencia, producto de la venta de un campo heredado, alguna otra propiedad y ahorros. Lo cierto es que nunca mostró los papeles que probaran sus dichos.

Los socios rafaelinos de Miller
Desde su ingreso a la radio Miller se sumó a la sociedad de hecho conformada desde el Partido Justicialista local de la que ya formaban parte el diario La Opinión y Cablevisión Rafaela.
Esta sociedad no sólo montó un cerrado coro oficialista en la ciudad sino que orquestó y llevó a cabo un oscuro plan de censura contra diario Castellanos, que tuvo su momento cumbre a mediados de noviembre del año pasado cuando estos medios intentaron silenciar la noticia del embargo de las rotativas de este diario por parte del entonces intendente Ricardo Peirone patrocinado por el abogado Ricardo Lorenzetti, ahora candidato a la Suprema Corte kirchnerista.
Vale recordar que el procedimiento judicial de rigor para trabar el embargo sobre la rotativa se realizó recién después de que Miller tomara el control de la radio. La orden judicial que autoriza el embargo había sido librada el 30 de septiembre, pero el ex intendente Ricardo Peirone decidió esperar para realizar este procedimiento a que la radio estuviera bajo el control de Miller.
Pero los favores entre Peirone y Miller venían desde antes. Este diario reveló que el gobierno municipal le pagaba dineros en concepto de publicidad a Miller, supuestamente por publicidad en programas que se emiten en las ciudades de Rosario y Santa Fe, donde la Municipalidad local no tendría motivos para hacer propaganda. Esos dineros dispensados por Peirone serían en realidad en pago de espacios ofrecidos al ex intendente y presentados en los programas de radio que conduce Miller a modo de entrevistas periodísticas, pero que en realidad eran propaganda velada.
Apenas llegado a la radio, Miller y Peirone dieron una muestra pública de la buena relación que los unía en un diálogo al aire, en el que el Intendente le dio al empresario una "afectuosa" bienvenida al mundillo mediático rafaelino. En realidad, además de entrar a la radio, el hombre de medios se estaba incorporando a la sociedad de contrainformación impulsada desde el poder.
La relación de Miller con el Partido Justicialista tampoco es nueva. El negociante de programas y medios tenía una activa participación en los mitines partidarios en plena década infame.
Cabe mencionar finalmente que la salida de Miller de LT 28 no anticipa cambios en la orientación de dicho medio ya que la parte mayoritaria de la radio seguiría en manos del mismo y por ahora ignoto grupo inversor.
Castellanos, que venía investigando el caso, pudo hablar con los padres de Mara cuyas denuncias fueron publicadas en la edición del 17 de julio pasado.
Los Orellano hicieron revelaciones sobre el caso que comprometían tanto a Miller como a las autoridades educativas. Sin embargo ningún juez ni fiscal tomó el caso de oficio porque el empresario mediático habría hecho pesar sus vínculos con el poder.
En aquel momento, Miller prefirió no hacer declaraciones sobre este caso.

Fuente: Diario Castellanos

Quizás también le interese: